menores infractores

Imagen de pei.ac01

Programa de Prevención a nivel secundaria de menores infractores

Programa de Prevención a nivel secundaria de menores infractores

Leslie Albarrán Mijares, Nadiuska Fuenmayor Rodríguez, Adriana López Carrasco, Ana Magallanes Flores, Priscila Zamora González

Ma. Amparo Miranda Salazar

Introducción
La idea de que la falta o la insuficiente educación se asocian a muchos males sociales como son pobreza, violencia familiar y farmacodependencia, es antigua. Delos (1980) afirma que, desde la perspectiva sociológica, la causa de la delincuencia se debe a factores que dificultan el cumplimiento de las normas y metas socialmente valiosas, a través de los medios disponibles en la cultura. Es decir, cuando un individuo no encuentra una forma socialmente aceptad de acceder a los beneficios e la cultura en que vive, mediante el desarrollo de habilidades formadas en gran medida por la educación, busca llegar a ellos por la delincuencia.
En México, en 1926 al cambiar de nombre las escuelas correccionales por Tribunal de Menores, existía la idea de que la forma de rehabilitar a los jóvenes y niños delincuentes era mediante la educación. El Reglamento para la calificación de los menores infractores en el Distrito Federal, que regulaba la atención en su manual operativo, dictaba que el personal debería obtener los antecedentes generales, médicos, hereditarios, personales y el estudio social, con la finalidad de realizar el estudio analítico de las funciones intelectuales, la afectividad, la voluntad, constitución mental del menor, carácter y conducta, manifestaciones y tendencias instintivas que requerían educación.

Distribuir contenido