Análisis de la dinámica interna en un grupo practicante de yoga para describir su grado de cohesión

Por clbustos. En 2008-08-05 07:14:26 -0700
Autores:
  • Ana Rosa Ramírez Alamillo
  • Leticia Barraza Reyes
Universidad del Valle de México- Campus Lomas Verdes

Resumen

La cohesión hace referencia tanto al trabajo conjunto para lograr objetivos como a la atracción interpersonal existente entre los miembros de un grupo. Tiene repercusiones sobre el rendimiento y fuerza que une al grupo y le ayuda a sobrevivir en su ambiente. Aunque los cuestionarios han sido el método más popular de medir la cohesión, no muestran el modo en que las personas se relacionan entre sí, si forman subgrupos o si alguno de los miembros del grupo se encuentra socialmente aislado. El objetivo del presente estudio es determinar el grado de cohesión y estructura interna en un grupo practicante de un centro de Yoga de la zona de Naucalpan mediante la aplicación del test sociométrico y análisis del sociograma correspondiente. Los 12 participantes, 2 hombres y 10 mujeres, de esta investigación de campo empírica, todos adultos con edades entre los 18 y 50 años, respondieron a un cuestionario de 2 preguntas sociométricas de atracción-rechazo. Los resultados obtenidos se describen en el rubro correspondiente. Descriptores: Grupo, Sociograma, cohesión, yoga

INTRODUCCION

El Yoga acepta la salud como un estado de equilibrio, se consideran importantes la influencia del entorno, la relación mente-cuerpo y el poder curativo inherente a la naturaleza. Uno de los sistemas más elaborados y destacados para aumentar la resistencia del organismo está representado por el Hatha Yoga. El Hatha Yoga puede definirse como un sistema empírico de prácticas que lleva a la regulación de la homeostasis de los procesos regulatorios del organismo. Puede utilizarse para aumentar la capacidad de adaptación del individuo a los cambios que generan estrés, en la prevención de enfermedades psicosomáticas y físicas y como terapia. El Yoga es considerado como un sistema espiritual- La definición de salud en Yoga es muy amplia, considera que los seres humanos son parte integrantes de un sistema ordenado y toda enfermedad es la consecuencia de cierta desarmonía con el orden cósmico. El principio básico es mantener una armonía entre el microcosmos (individuo) y el macrocosmos (universo), que debe crecer con la vida como factor de un intenso disfrutar de la delicia de vivir. El concepto de salud en el Yoga se establece como ausencia de factores que perturban la mente. La mente es responsable de la esclavitud o liberación y de la felicidad o infelicidad. La salud y enfermedad son explicadas en términos de equilibrio y desequilibrio y estos estados son explicados en función de los estados mentales. La enfermedad se produce debido a la perturbación de la mente. La salud es el resultado del equilibrio restaurado por los medios adecuados. (M L. Gharote, 1977). .De este modo el concepto de salud no está limitado al cuerpo, sino que se entiende como la posesión del equilibrio de mente, cuerpo y espíritu. El Hatha Yoga integra el trabajo del espíritu, los sentidos y la mente por medio de ejercicios de relajación y respiración rítmica y continua aunado a la práctica y mantenimiento de diversas posturas como un modo de disciplina de vida que ayuda a mantener y mejorar la condición general del individuo, reducir el nivel de estrés en la vida cotidiana eliminando al mismo tiempo las consecuencias negativas que éste tiene sobre nuestra salud. Se enfatiza entonces la restauración del equilibrio con la naturaleza, en las relaciones humanas y en la interrelación con el mundo del espíritu. Es así que al mantener un equilibrio en el organismo aumentando su poder inmunológico se previene el desarrollo de nuevas enfermedades. El equilibrio individual tiene una dimensión vertical que es la dinámica del cuerpo, mente y espíritu individuales, y una dimensión horizontal que es el equilibrio entre el individuo y su entorno. El cuerpo debe estar en armonía con la naturaleza; la mente y emociones con el grupo de pertenencia y la sociedad; y el alma en una relación satisfactoria con el Alma Universal. Cada uno debe encontrar el modo de vivir plenamente. La palabra Hatha está formada de las voces sánscritas «Ha» que significa Sol y «Tha» que significa Luna, Por lo tanto, «Hatha» es la conjunción de ambos luminares, Por Sol se entiende el principio positivo, activo, masculino de la creación y, por consiguiente, también del hombre. Y por Luna se entiende el principio negativo, pasivo, femenino. «Hatha» es así la unión consciente de los principios que constituyen la dualidad básica del hombre: espíritu- materia. Desde un punto de vista experimental, podemos intentar definir el Hatha Yoga diciendo que es la técnica de integración o unificación natural del hombre mediante:
  1. La progresiva purificación del cuerpo
  2. El desarrollo de sus potencialidades
  3. La perfección de su funcionamiento
  4. La creciente integración de la mente y cuerpo
De tal modo que, mediante la regulación voluntaria del ritmo y del tono fisiológico, se determinan automáticamente ciertos estados de consciencia deseados, y, viceversa, dado un estado mental determinado, el cuerpo responde con una adaptación perfecta e inmediata, tanto en su funcionamiento interno, como externo. La utilidad y rendimiento del Hatha Yoga depende principalmente del modo como éste se haga, en especial de la mayor o menor aplicación total del sujeto a su ejecución. Debido a que el Hatha Yoga pone énfasis en el perfeccionamiento del cuerpo físico algunos lo ven como una ayuda buena, aunque no indispensable, para llegar a las etapas profundas de interiorización. Otros lo ven como un paso absolutamente necesario para que el trabajo posterior sobre la mente sea total y permanente. Cuando se hacen intervenir todas las funciones psicológicas en un ejercicio físico, es evidente que, además del mejor resultado físico obtenido, se produce una transformación y desarrollo de dichas funciones psicológicas. Por eso es tan importante y fundamental aprender el porqué de cada ejercicio, ya que algunas posturas que parecen muy sencillas e inocuas pueden producir unos resultados asombrosos, si se hacen en la forma correcta. También se explica que muchas personas hayan dedicado bastante tiempo a practicar el Hatha Yoga y no hayan obtenido sino algunos efectos puramente físicos, como en cualquier otra clase de gimnasia occidental. Hatha Yoga inferior: Es el que mirando exclusivamente al cuerpo físico, busca sólo su perfección y el desarrollo de las potencialidades que en sí tiene hasta conseguir unos resultados extraordinarios de resistencia y «malabarismo fisiológico». Sus adeptos se convierten en idólatras del cuerpo, y la perfección lograda los encadena en vez de liberarlos. Las hazañas del «fakirismo» auténtico y las obtenidas por determinados atletas y contorsionistas, incluso occidentales, son pruebas de todos conocidas. Pero esta clase de Yoga no nos interesa. Puede ser importante para la investigación científica determinar la resistencia que puede alcanzar el cuerpo humano sometido a cierto entrenamiento, así como la posibilidad de regular y hasta invertir a voluntad los procesos fisiológicos de la digestión, por ejemplo, pero nosotros nos dirigimos solamente a aquellas personas que buscan en el Yoga un medio preciso y seguro para superarse y enaltecerse como seres humanos. Hatha Yoga superior: Este busca los siguientes objetivos:
  1. Lograr, dentro de lo posible, una perfección física y fisiológica que sirva de base para edificar sobre ella una perfección psicomental, según reza el adagio "mens sana in corpore sano".
  2. Conseguir una consciencia más profunda mediante el despertar y la activación de corrientes nerviosas habitualmente inactivas.
  3. Adiestrar el cuerpo para que sea instrumento eficiente, tanto en sentido pasivo como activo, en el rendimiento físico, afectivo, mental y espiritual.
  4. Internamente, tomar consciencia del cuerpo para poder desprenderla de él a voluntad. 0 sea, conocerlo para olvidarlo, permitiendo así que nuestras facultades superiores puedan desenvolverse en completa libertad en las funciones espirituales que les son propias.
Como puede verse, esto es algo muy distinto de lo que habitualmente se piensa sobre el Hatha Yoga. Los 5 principios del Yoga 1. Ejercicio adecuado (Asanas) Nuestro cuerpo físico está diseñado para moverse y ejercitarse. Si nuestro estilo de vida no provee el movimiento natural a los músculos y articulaciones, entonces enfermedades y serias dolencias vendrán con el tiempo. El ejercicio adecuado debe ser agradable para el practicante a la vez que beneficioso para el cuerpo, mente y vida espiritual. 2. Respiración adecuada (Pranayama) El Yoga nos enseña cómo usar nuestros pulmones al máximo de su capacidad y cómo controlar el aliento. La respiración adecuada debe ser profunda, lenta y rítmica. Esto aumenta la vitalidad y la claridad mental. 3. Relajación adecuada (Savasana) Muchos métodos modernos para el manejo del stress y relajación encuentran su fundamento en estas técnicas muy poderosas para la relajación profunda. Por medio de una relajación adecuada de todos los músculos el Yogi es capaz de rejuvenecer completamente su sistema nervioso y alcanzar una profunda sensación de paz interior. 4. Dieta adecuada (Vegetariana) Además de ser responsables por la constitución de nuestro cuerpo, los alimentos que ingerimos afectan profundamente nuestra mente. Para una máxima eficiencia cuerpo-mente y completa conciencia espiritual, el Yoga propone una dieta lacto-vegetariana. Esta es una parte integral del estilo de vida yóguico. 5. Meditación (Dhyana) Generar pensamientos positivos y creativos ya que estos contribuirán a una salud vibrante y una mente pacífica, llena de alegría. Ventajas del Hatha Yoga: a) Salud. El estado físico que produce está más allá del concepto corriente que se tiene sobre la salud (ausencia de enfermedad). Esto es de por sí un bien excelente y nunca bastante bien ponderado. Y si al iniciar los ejercicios, el estado de salud del discípulo es deficiente, la práctica adecuada ante vigilancia competente, restablecerá la salud por completo, incluso en la mayoría de aquellos casos en que la terapéutica médica parecía inoperante. b) Establece de inmediato la integración cuerpo-mente, disminuyendo así la intensidad de los problemas emocionales, origen de la mayor parte de las dificultades del carácter y de la conducta. c) Debido al mayor dominio que el hombre tiene en general, sobre el cuerpo físico, constituye el modo más fácil para pasar gradualmente de los estados de consciencia más elementales a los más superiores y difíciles. El Yoga puede ser realizado por todos aquellos que desean aliviar la tensión muscular y flexibilizar las articulaciones, al tiempo de mantener la salud del cuerpo e interiorizar de manera natural una sensación de tranquilidad y equilibrio que pueda llevar a la vida diaria de forma tal que sea capaz de manejar las situaciones estresantes y responder adecuadamente a ellas. Este es un trabajo personal y su práctica regular desarrolla la aceptación que fomenta el crecimiento personal, por lo que cada uno es responsable de sí mismo y de su práctica. Una visión positiva sobre la vida puede ser desarrollada a través del aprendizaje y práctica de las enseñanzas de esta filosofía. La mente podrá ser traída a un perfecto estado de control por medio de la práctica regular de meditación La práctica regular, cambiara actitudes negativas. Los hábitos que exasperaban de otros dejan de exasperar, siendo capaz de conservar la calma cuando las cosas no sean como esperaban y de sobrellevar los problemas y encontrar soluciones satisfactorias. Resumiendo, podemos decir que el Yoga es la ciencia de la perfección natural. Desde luego que en todos los países y civilizaciones se han estructurado diversas técnicas de perfección, algunas de ellas muy elaboradas y enriquecidas por muchos lustros de experiencia. Entre éstas destaca de modo brillantísimo la técnica de la ascética cristiana, No obstante, en el Yoga hay algo que incluso la ascética cristiana puede aprovechar para enriquecer su ya muy extenso patrimonio de conocimientos: es su doble carácter de integridad y de sistematización. El Yoga ha estudiado todas las vías naturales susceptibles de conducir a la integración, y en cada una de estas vías ha elaborado una sistematización estricta de procedimientos y etapas de resultados probados que hacen del Yoga una verdadera ciencia experimental. Sus métodos y técnicas se derivan de la experiencia, y aplicados en las debidas condiciones producen siempre idénticos resultados, las mismas experiencias llevan a iguales estados de consciencia. La experiencia es la verdadera fuente, el verdadero origen del Yoga. La experiencia de notables seres humanos que a lo largo de muchos siglos han ido aplicando, estudiando y mejorando con infinita paciencia los procedimientos que la tradición de su época les trasmitía por mediación de sus gurúes, de sus maestros. El origen del Yoga lo encontramos, pues, en la experiencia profunda y sistematizada con técnicas precisas que demuestran un sorprendente conocimiento de las profundas fuerzas y mecanismos del ser humano. Fuerzas y mecanismos que la ciencia occidental, después de haberlas negado durante mucho tiempo, va redescubriendo poco a poco en estos últimos años, bautizándolos con nombres nuevos y basando en ellos nuevas técnicas de higiene y terapia. Una vez definido lo que es Yoga, plantearemos que no hay duda de que la cohesión es un concepto importante desde un punto de vista aplicado. Carron (1982) la definió como "un proceso dinámico reflejado en la tendencia de los miembros de un grupo a permanecer unidos y a no separarse mientras estuvieran persiguiendo sus metas y objetivos". Durante muchos años la cohesión se consideró como un concepto unidimensional que podría cuantificarse mediante una única medida. Sin embargo, a lo largo de los años la investigación ha ido evolucionando hacia una consideración multidimensional y que comprende tanto la cohesión de tarea como la social (Carron y Cols, 1985). La primera de éstas se refiere al trabajo conjunto como equipo para lograr unos objetivos, mientras que la cohesión social tiene que ver con la atracción interpersonal existente entre sus miembros. El modelo de Carron sobre la cohesión (Carron, 1982) indica que hay cuatro factores que afectan su desarrollo: ambientales, personales, de equipo y de liderazgo. En cuanto al primero de dichos factores, se ha comprobado que el aumento del tamaño del grupo puede tener efectos importantes sobre sus miembros y que la percepción de cohesión social es mayor cuando el tamaño resulta reducido (Carron y Spink, 1995). El estudio de los determinantes personales es un área que aún presenta un escaso desarrollo, aunque si se ha comprobado que cuando existe una tendencia por parte de los sujetos a desarrollar estrategias individuales para proteger su autoestima se produce una disminución en la percepción de cohesión del grupo (Carron y Cols, 1994). En lo que se refiere al liderazgo se han llevado a cabo algunos intentos de aportar a los líderes de los equipos técnicas que puedan resultar útiles para aumentar la cohesión en sus grupos. En este ámbito, se ha demostrado que mediante técnicas de intervención adecuadas se puede estimular la cohesión en grupos que realizan ejercicio o actividades deportivas (Carron y Spink, 1993). Este tipo de intervenciones puede, además, contrarrestar el posible impacto negativo que un aumento del tamaño del grupo pueda tener sobre las percepciones de cohesión del mismo. En cuanto a los determinantes de grupo, se basan en el impacto que sobre el desarrollo de la cohesión puede tener el compartir experiencias en grupo. Se ha comprobado que la percepción de cohesión de grupo aumenta cuando existe una actividad participativa en el establecimiento de objetivos (Brawley y Cols, 1993). La presente investigación se realiza en un centro de yoga situado en la zona de Naucalpan. Se ,basa en la aplicación de un test sociométrico a un grupo mixto de practicante de yoga cuyas edades oscilan entre los 18 y 50 años de edad; el objetivo, determinar su grado de cohesión por medio de la elaboración del sociograma respectivo, mismo que nos permitirá proceder al análisis e interpretación de resultados: identificar interacción entre los participantes, definir su dinámica determinar los subgrupos y número de integrantes relativamente alto o bajo , explorar los niveles de sus distintos componentes, representados por los indicadores de cohesión grupal. Se pretende así, que los resultados obtenidos sean tan solo un punto de partida para establecer parámetros entre el grado de cohesión de un grupo y su relación con determinada práctica deportiva. De tal forma, las diferencias encontradas pudieran ser reveladoras al compararse con la práctica de otras disciplina o atribuirse debido al estado de equilibrio que se genera como resultado de tal práctica Para medir la cohesión del grupo, primeramente nos cuestionamos lo siguiente: “¿Cuál es la dinámica intragrupal de los practicantes de un centro de Yoga localizado en la zona de Naucalpan?”, donde grupo significa “Conjunto de individuos que conforman una unidad basada en la conciencia de un interés común y con una organización y rol definido que los categoriza dentro de un grupo con contacto personal entre sí, estructurado formalmente, permanente, solidario y dinámico aun cuando el número de miembros pueda ser variable e ilimitado.” (Homans, G., 1968). Para los propósitos de este trabajo y dado que nuestro interés es ver el grado de cohesión dada entre los miembros del grupo, practicante, se definen los siguientes conceptos clave: Yoga como la práctica de ejercicios continuos de movimiento en meditación que combinan respiración, estiramiento, tensión y relajación y nos permiten llegar a un estado de equilibrio y salud en la vida cotidiana (M L. Gharote) Cohesión: Grado de atracción que experimenta una persona hacia los demás miembros del grupo, es una función de la tele-estructura y puede ser apreciada mediante un análisis de las elecciones realizadas y rechazos de las que se es objeto y de aquellas que recaen sobre miembros del subgrupo o personas ajenas a el. (Homans, G., 1968). Debido a que la investigación en éste ámbito es en la actualidad aun escasa; la información obtenida del presente estudio puede, además de contribuir a mejorar la labor del instructor y la integración de los miembros del grupo, abrir una puerta a estudios comparativos posteriores, a través de los cuales se pueda determinar por medio de la comparación de resultados las diferencias de cohesión con grupos que practican otras ramas del deporte y así poder mejorar el conocimiento sobre los efectos de la práctica del yoga y la relación o influencia que esta práctica ejerce sobre la cohesión de un grupo o sobre sus efectos sobre otras variables como el estrés o la ansiedad .

Método

Sujetos:

La presente investigación se llevo a cabo con un grupo mixto formado por 12 personas: 10 mujeres y dos hombres cuyas edades oscilan entre los 18 y 50 años de edad, todos practicantes de Yoga de un centro de yoga situado en la zona de Naucalpan

Diseño:

Investigación de campo empírica

Procedimiento:

Para realizar esta investigación se tomó en cuenta las respuestas del grupo participante a la aplicación del test sociométrico elaborado específicamente para tal efecto. A partir de las respuestas obtenidas se elaboró la matriz sociométrica; con la información obtenida relacionada con la elección y rechazos entre los miembros del grupo se confeccionó la representación sociométrica o sociograma. Como primer paso se elaboró un test sociométrico compuesto por un cuestionario de dos preguntas: cada participante tenía que elegir 3 opciones de atracción entre los compañeros y tres de rechazo donde 1 era primer lugar, 2 segundo y 3 tercero de elección y de rechazo respectivamente. Tras la autorización de la profesora se aplicó este test a cada uno de los integrantes del grupo buscando por medio de éste instrumento explorar aspectos relacionados con la integración y cohesión de los miembros de todo el grupo, tras la recolección de los datos solicitados se procedió a definir mediante la elaboración del sociograma y a su análisis correspondiente, la cohesión grupal Instrumento: Se elaboró específicamente para esta investigación, un cuestionario con 2 preguntas guía estructuradas una de atracción-y una de rechazo para medir la cohesión del grupo, a través de las siguientes preguntas: “Mira a tu alrededor y anota con quien de tus compañeras (os) te agradaría en primero, segundo y tercer lugar tomar un café al terminar la clase de yoga” “Mira a tu alrededor y anota con quien de tus compañeras (os) NO te agradaría en primero, segundo y tercer lugar tomar un café al terminar la clase de yoga” RESULTADOS 1. Para el análisis de los resultados con los datos obtenidos del instrumento de medición se procedió a la elaboración de la correspondiente Sociomatriz, y se obtuvieron los siguientes valores sociométricos 1. Sp: status de elecciones. 2. Sp val: status de elecciones valorizadas. 3. Sn: status de rechazos. 4. Sn val: status de rechazos valorizados. 5. OS: oposición de sentimiento. 2. Para explorar el grado de cohesión y estructura íntima del grupo se elaboraron los sociogramas correspondiente a través de las manifestaciones de atracción o rechazo de sus miembros y se determinó la posición de cada uno con relación a los demás desde una visión global. 3. El sociograma correspondiente a los datos obtenidos referente al agrado y desagrado nos proporciona un parámetro para medir el grado de vinculación que sienten hacia los otros miembros, su preocupación por ellos, su semejanza con los demás y su interés por relacionarse amistosamente, (Shaw, 1983); los rechazos entre los miembros del grupo se refieren a la desvinculación que sienten hacia los otros miembros y su indiferencia hacia ellos. (Shaw, 1983) 4. El análisis del sociograma, en la que se tienen en cuenta las elecciones y los rechazos, facilitó la visión global de la estructura del grupo señalando la posición relativa de cada uno de sus miembros (Mendelsohn, 1998; Rodríguez Pérez y Moreira, 2001). La siguiente matriz sociométrica y sociogramas con respecto a las respuestas proporcionadas por los participantes, nos permite observar la dinámica y cohesión grupal SOCIOGRAMA DE ELECCIONES Y RECHAZOS DEL GRUPO SOCIOGRAMA DE ELECCIONES DEL GRUPO SOCIOGRAMA DE RECHAZOS DEL GRUPO CONCLUSIONES Existe cohesión entre los subgrupos y el grupo total, con atracción entre sus miembros y realmente los rechazos mayores están enfocados hacia dos miembros del grupo. Del análisis de los sociogramas se confirma lo anterior, existe un miembro estrella entre los participantes en este caso la líder del grupo resulta Mariana y la mas popular entre ellos es, Lilia. El miembro mas rechazado en el grupo por cálculos de Snval es Luís Leonel, aunque por número total de rechazos Rosa Aurora recibe el primer lugar. Samantha y Rosa Aurora se eligen mutuamente como primera opción en cuanto a atracción, Coni y Rosa Aurora se rechazan recíprocamente en una segunda opción y Tonatiuh y Mariana, la líder, se rechazan mutuamente en tercera opción. Aparentemente si existe pertenencia y reforzamiento de posiciones individuales; En cuanto a la percepción de los Tele se detectaron oposiciones de sentimiento entre sus miembros, Rosario elige a Samantha misma que la rechaza, Tania rechaza a Rosario y ésta la elige, Rosa Aurora elige a Rosario y esta es rechazada por ella, Rosa Aurora elige a Lilia y ésta es rechazada por ella, Luís Leonel elige a Coni y ésta lo rechaza lo que revela que Rosario, que es la que más OS presentó, manifiesta a pesar de estar integrada al grupo, que pudiera tener problemas personales. Al interior del grupo puede ser indicativo de ciertos conflictos entre algunos de sus miembros pero en general los resultados obtenidos de este grupo practicante de Yoga en el centro mencionado nos indica que es un grupo estructurado formalmente y existen vínculos entre sus miembros que los hace ser un conjunto de individuos con un rol que los categoriza dentro del grupo, que conforman una unidad y están integrados por el interés común que les une. Dado que sus interacciones son frecuentes y persiguen un fin en común determinado por la práctica deportiva y las tareas y fines que persiguen y les unen se pueden considerar un grupo con alto grado de cohesión como lo muestra el sociograma de elecciones donde su distribución es expansiva y uniforme. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS • Homans, G. (1968). El Grupo Humano. Argentina: Paidos • Martínez García, José Luís, “Relajación y Yoga”, ed. Paidos • Brawley, L. R.; Carron, A. V. y Widmeyer, W. N. (1993). The influence of the group and its cohesiveness on perceptions of group goal-related variables. Journal of Sport and Exercise Psychology 15, 245-260. • Carron, A. V. (1982). Cohesiveness in sport groups: interpretations. Journal of Sport Psychology, 4, 123-138. • Carron, A. V.; Colman, M. M.; Wheeler, J. y Stevens, D. (2002b). Cohesion and Performance in sport: a meta analysis. Journal of Sport and Exercise Psychology, 24, 168-188. • Carron, A. V. y Grand, R. R. (1982). Team climate questionnaire: Form B. London, Ontario: Faculty of Physical Education, University of Western Ontario. • Carron, A. V.; Prapavessis, H. y Grove, J. R. (1994). Group effects and selfhandicapping. Journal of Sport and Exercise Psychology, 16, 246-257. • Carron, A. V. y Spink, K. (1993). Team building in an exercise setting. The Sport Psychologist, 7, 8-18. • Carron, A. V. y Spink, K. (1995). The group-size-cohesion relationship in exercise groups. Small Group Research, 26, 86-105. • Carron, A. V.; Widmeyer, W. N. y Bawley, L. R. (1985). The development of an Instrument to assess cohesion in sport teams: The Group Environment. • Menselsohn, D. (1998). El sociograma deportivo. Lecturas: Educación Física y Deportes. Revista Digital, 3, nº 12. [acceso 17/7/05]. • M L. Gharote, Posibilidades de Coordinación del Yoga, en: revista Yogamimansa, Kaivalyadhama, Lonavla, India, 1977. • Rodríguez Pérez, A. y Moreira, D. (2001). El sociograma: estudio de las relaciones informales en las organizaciones. Madrid: Pirámide • Shaw, M.: (1983) Dinámica de Grupo. Psicología de la Conducta de los Pequeños Grupos. Edit. Herder. Barcelona. • http://www.alcione.cl/nuevo/index.php?object_