Trastornos de alimentación: factores de riesgo

Por clbustos. En 2007-07-22 03:08:02 -0700
Categorías:

INTRODUCCIÓN

Cada vez más se está oyendo hablar de la anorexia, la bulimia y la obesidad, aunque la información que llega es más referida a identificar el trastorno y a mejorarlo, y menos dirigida a la prevención.
En los últimos años, el número de mujeres que sufren este tipo de enfermedades es cada vez mayor, y a nivel general, la sociedad parece que está cada vez más preocupada por el físico y la imagen exterior, olvidando otras prioridades en la vida. Esto lleva a pensar que algo está sucediendo en la sociedad para que chicas adolescentes con toda la vida por delante, lleguen a tener unos sentimientos tan negativos como los que implican los trastornos de alimentación como: pensamientos destructivos hacia sí mismas, rechazo absoluto de la comida ignorando la función que tiene la alimentación, rechazo de su propia persona y de su cuerpo, ideas autolesivas...
En este artículo vamos a intentar mostrar una serie de factores de riesgo de cara a intentar prevenir estos trastornos desde la más tierna infancia.

FACTORES DE RIESGO DE LOS TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN

La anorexia, la bulimia y la obesidad, no se deben a un único factor, sino que se deben a un cúmulo de ellos, a un conjunto de dificultades y de vulnerabilidades que hacen que unas personas lleguen a desarrollar el problema y otras no.
Por concretar un poco más podemos dividir los factores de riesgo en cuatro:
- Factores personales.
- Factores familiares - Factores sociales - Factores biológicos o físico.
Los factores personales seguramente son los más importantes para la aparición del trastorno y son múltiples, a saber:
- Exceso de autocrítica - Baja autoestima - Perfeccionismo: un exceso de autoexigencia, no solamente en el físico sino en todos los aspectos.
- Pocas habilidades sociales.
- Introversión.
- Inestabilidad emocional con tendencia a la depresión y el pesimismo.
- Exceso de responsabilidad.
Dentro de las factores de riesgo familiares podríamos citar:
- Madre con sobrepeso o algún problema de alimentación.
- Padre con algún tipo de adicción como el alcoholismo.
- Inestabilidad familiar.
- Gran exigencia hacia los hijos por azán de superación.
- Conceder gran importancia a la imagen y al qué diran.
- Utilizar la comida con los hijos como un medio de castigo o premio.
- Familia con gran éxito profesional que exige lo mismo a sus propios hijos.
Dentro de los factores físicos o biológicos señalamos:
- Ser mujer - Etapa adolescentes.
- Haber tenido sobrepeso en la infancia Finalmente dentro de los factores sociales estarían:
- Presión social por la imagen y la delgadez.
- Asociación de la delgadez con el éxito profesional y personal.
- Redución cada vez más de las tallas en las tiendas de ropa adolescente.
- Publicidad en torno a la delgadez y al cuidado del físico - Alto nivel de competitividad en la sociedad actual.
- Haber sido víctima de insultos por parte de los compañeros del cole por el aspecto físico o por cualquier otro motivo...
Como vemos hay múltiples factores que potencian la aparición de un problema de alimentación. De cara a los padres, es importante saber estar atento a estos factores para intentar corregirlos durante la infancia, antes de que se llegue a la adolescencia, de cara a evitar un problema tan grave como los que estamos comentando en los jóvenes.
REFERENCIAS http://www.psicoadan.com http://bulimarexia.com.ar