El Legado de Peter Drucker

Por clbustos. En 2007-07-22 03:08:02 -0700
Categorías:
Drucker, quien sólo se consideraba, modestamente, un consultor, aporta a lo largo de su obra, importantes y trascendentes ideas para la formación del pensamiento administrativo. Fue el primero en centrar la idea primordial desarrollada en la práctica constante de que “no hay negocio sin cliente”. Desde la aparición de su primer libro, escrito en 1939, ha publicado tantas obras, que el común de la gente no deja de preguntarse ¿Por donde debo empezar a leerlo?. El tema central de la obra de Drucker, es la prevalencia de las personas sobre el capital y las mercancías. Señala, con el sustento de su experiencia, que los trabajadores deben ser tratados como recursos, no como costos. Con una férrea crítica a los postulados de Taylor, habla de un nuevo tipo de trabajo, en el que, se confiara más en la contribución intelectual del trabajador y menos en su capacidad física. Fue en el año 1969 que, basado en estos conceptos, nos habla del “trabajador de la era del conocimiento”. Postulando que las sociedades modernas, son sociedades que han cambiado a partir del conocimiento y que la herramienta sustantiva de los modelos de producción está basada en los recursos de los trabajadores, de manera primordial, sus conocimientos.
El trabajador con conocimiento, alega Drucker, debe entender que el éxito en la economía, deviene de conocer sus puntos fuertes, sus valores y sus formas de rendir mejor. La única manera de descubrir nuestros puntos fuertes es a través de lo que denominó el feedback: nuestras propias experiencias. El trabajador, debería ubicarse en aquello que constituye su fortaleza y no desperdiciar esfuerzos en mejorar áreas en las que no es competente. Drucker afirma que el principal motivador de los trabajadores con conocimiento, son los retos y que la única persona en la que hay que desconfiar es aquella que no comete errores, por que, o, es un falso o se queda en los seguro, lo probado y lo trivial. Cuanto más competente es una persona más errores comete.
Los valores para Drucker, son esenciales en el automanagement. Una persona debe trabajar en organizaciones cuyos sistemas de valores no sean inaceptables o incompatibles con el suyo, a fin de evitar la frustración y el mal desempeño. Las organizaciones, al igual que las personas, tienen sus propios sistemas de valores. Para ser eficaces, los valores de las personas deben ser compatibles o suficientemente aproximados con los de la organización.
Finalmente, el trabajador con conocimiento, debe formularse la pregunta ¿Cuál es mi contribución a la empresa? La respuesta, basada en mis puntos fuertes, mi forma de desempeñarme y mis valores, se centra en tres alternativas 1) Que es lo que la situación requiere. 2) Como puedo hacer mi mejor contribución a lo que debe hacerse y 3) Que resultados deben obtenerse para que surja una diferencia.
Para Drucker la empresa sólo tiene un propósito válido: crear clientes. Ni Dios, ni las fuerzas de la naturaleza crean mercados, afirmaba, los crean los empresarios y estas necesidades la sienten los clientes desde antes que se las ofrezcan por lo que hay que satisfacerlas. Su obra, en líneas generales cubre todo en Administración, Organización Industrial, Liderazgo, Cultura de Negocios, Motivación, Estrategia, habiendo aportado términos al acervo de la administración, como son privatización, administración por objetivos, descentralización o trabajador del conocimiento. Abarca también áreas de la economía, la política, cultura, sociedad y filosofía.
PS. CARLOS LUPERDI SALGADO carlos.luperdis _ at _ urp-egresados.org.pe