ESTRATEGIAS PARA LA COMPRENSIÓN LECTORA EN ALUMNOS DE PRIMARIA

Imagen de pei.ac01

ESTRATEGIAS PARA LA COMPRENSIÓN LECTORA EN ALUMNOS DE PRIMARIA
Estela Almazán Fragozo
Heriberto Bautista Carrasco
ASESOR: Ma. Amparo Miranda
Alumnos de la Maestría de la Universidad Bancaria De México

El presente artículo está referido a una gama de estrategias que permitan la mejora de la comprensión lectora en los alumnos de educación básica así como dar un enfoque general de la importancia de este proceso para la adquisición del aprendizaje. Se retoman citas bibliográficas de diferentes autores que se hace uso de ellas para detallar información que le sirva al lector para una mejor comprensión de los conceptos que se mencionan, éste proceso está sustentado en la corriente constructivista como una teoría que ofrece explicaciones entorno a la formación del conocimiento de manera que éste se logra a través de la actuación sobre la realidad experimentando con situaciones y objetos al mismo tiempo transformándolos “ situándose en el interior del sujeto”. Estos mecanismos cognitivos permiten acceder al conocimiento y se desarrollan también a lo largo de la vida del sujeto. Al mismo tiempo se hace un breve análisis de reflexión e invitación para los docentes de poner énfasis en éste proceso ya que se considera parte esencial y fundamental en la enseñanza-aprendizaje de los alumnos.

PALABRAS CLAVE: Comprensión lectora, lectura, estrategia, constructivismo.

PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN
¿De qué manera favorecen las estrategias didácticas para el fomento y la valoración de la comprensión lectora de alumnos de educación primaria desde la perspectiva constructivista?

INTRODUCCIÓN
La comprensión lectora es fundamental para la adquisición del aprendizaje en los alumnos y en todo ser humano y si a esto agregamos la falta del hábito a la lectura la comprensión se hace más difícil. El objetivo de este artículo es dar a conocer una gama de estrategias y que los docentes de educación primaria puedan hacer uso de ellas.
Mabel Condemarín (1997 p. 99) define la comprensión lectora: “como la capacidad para extraer sentido de un texto escrito.” De acuerdo con esta autora dicha capacidad no depende sólo del lector, sino que también del texto, en la medida en que es demasiado abstracto, excesivamente largo, abundante en palabras desconocidas o con estructuras gramaticales demasiado complejas. Este hecho no es menor mirado desde el punto de vista de la Educación porque son los docentes los que, en la mayoría de los casos, eligen los textos que leen los estudiantes.
La comprensión lectora, por lo tanto, es una reinterpretación significativa y personal de los símbolos verbales impresos que se justifica sólo en la medida en que el lector es capaz de comprender los significados que están a su disposición. Por ejemplo, la lentitud de la lectura de los niños menores (que leen palabra a palabra o a veces sólo sílaba a sílaba) les impide comúnmente entender el sentido de lo que están leyendo. Lo mismo ocurre con estudiantes secundarios o, incluso, universitarios cuando se encuentran con textos de vocabulario difícil.
Sin embargo podemos decir que esto se puede mejorar mediante la adquisición de algunas estrategias lectoras definidas como grandes herramientas del pensamiento puestas en marcha por el individuo cuando tiene que comprender un texto, adquirir un conocimiento o resolver problemas (Beltrán Llera, año). Su aplicación permite seleccionar, evaluar y abordar determinadas acciones que el alumno debe considerar al realizar la lectura y así lograr el desarrollo de la competencia lectora.
DEFINICIÓN DE COMPETENCIA LECTORA
Se define como: La capacidad de construir, atribuir valores y reflexionar a partir del significado de lo que se lee en una amplia gama de tipos de texto, continuos y discontinuos, asociados comúnmente con las distintas situaciones que pueden darse tanto dentro como fuera del centro educativo. (PISA La medida de los conocimientos y destrezas de los alumnos. Un nuevo marco para la evaluación. MEC, INCE, 2000, p.37.)
Si bien es cierto que la competencia lectora a lograr en educación básica debe seguir dando mayor importancia a la comprensión, también se le debe dar importancia a la fluidez y a la velocidad de lectura, por ser necesarias para la comprensión lectora. No se trata de obtener máximos valores en fluidez y velocidad en todos los alumnos sino al menos el mínimo suficiente de acuerdo al grado escolar. Pero si se debe intentar obtener el máximo posible en la comprensión de cada uno de los alumnos.
La competencia lectora busca transmitir una idea amplia de lo que significa la capacidad de leer, incluye la capacidad de reflexionar sobre lo que se lee y de usar lo escrito como herramienta para alcanzar metas individuales y sociales.
En este sentido, la Asociación Internacional para la Evaluación de Logros Educativos [IEA] en 1991, concibió a la competencia lectora como la capacidad de comprender y usar las formas del lenguaje escrito requeridas por la sociedad o valoradas por la persona.
PIRLS (2001), por su parte menciona que la Competencia Lectora es la capacidad de comprender y usar aquellas formas del lenguaje escrito requeridas por la sociedad y/o valoradas por la persona. Los lectores jóvenes están en condiciones de construir significado a partir de una diversidad de textos. Leen para aprender, para participar en comunidades de lectores, y por diversión.
¿QUÉ ES LECTURA?
La lectura es la articulación y el reconocimiento que conlleva la imagen de los signos y símbolos gráficos observados por el ojo transmitidos a la corteza visual del cerebro a través del sistema óptico, es allí donde se difunde y se reconoce como algo ya asimilado en el interior del cerebro y, por lo tanto, en la memoria.
Al reconocimiento de los caracteres individuales de la escritura, sigue el de las palabras completas, esta fase necesita algunas condiciones preliminares, ya que la comprensión queda subordinada al conocimiento de las palabras y al bagaje cultural adquirido de cada persona para llegar a la comprensión a corto plazo donde se consideran cada una de las frases y se les atribuye un significado. Cuando se logra la comprensión de la frase o del párrafo, se logra aprender el carácter del texto escrito, sus connotaciones y su tono, y se atribuye a las ideas del autor una importancia variable, según el propio juicio crítico. Esa fase es facilitada por signos de puntuación, que comunican al cerebro un orden definido del pensamiento y centran la atención sobre el contenido del discurso, produciendo una integración entre las nuevas informaciones leídas y las depositadas con anterioridad en la memoria ocasionando la comprensión que permite retener y asimilar informaciones cuando sea necesario.

DEFINICIÓN DE ESTRATEGIA LECTORA
Son grandes herramientas del pensamiento puestas en marcha por el individuo cuando tiene que comprender un texto, adquirir un conocimiento o resolver problemas (Beltrán Llera). Su aplicación permite seleccionar, evaluar y abordar determinadas acciones, siendo estas un procedimiento utilizado para regular la actividad de las personas y así llegar a conseguir una meta.
Sin embargo, las estrategias son independientes de un ámbito particular y pueden generalizarse; se requiere de una aplicación correcta para el problema del que se trate, según Valls en 1990. Por tal motivo los componentes esenciales de las estrategias son: la autodirección comprendida como la existencia de un objetivo y la conciencia de que ese objetivo existe y el autocontrol, es decir, la supervisión y evaluación del propio comportamiento en función de los objetivos que guían, posibilitan, imprimen y modifican cuando es necesario. Por tal razón es conveniente contar con la presencia de estrategias de comprensión lectora siendo estas de un carácter muy elevado pero que sin duda implican cumplir con objetivos, tomar un curso de acción y evaluar un posible cambio en la competencia lectora.
Es necesario enseñar y aplicar las estrategias de comprensión para hacer lectores autónomos, capaces de enfrentarse de manera inteligente a textos de muy diferente índole. Para ello, quien lee debe ser capaz de interrogarse acerca de su propia comprensión, establecer relaciones entre lo que lee y lo que forma parte de su acervo personal, cuestionar su conocimiento y modificarlo, establecer generalizaciones que permitan transferir lo aprendido a otros contextos distintos.
(Anderson y Pearson, 1984). Por tal motivo las estrategias deben permitir al alumno la planificación de la tarea general de lectura y su propia ubicación ante ella (motivación, disponibilidad). Y así facilitar la comprobación, la revisión y el control de lo que se lee, y la toma de decisiones adecuada en función de los objetivos que se persigan.
Ya que leer es un procedimiento, que permite llegar al dominio a través de la ejercitación comprensiva. Por eso no es suficiente que los alumnos asistan al proceso mediante el cual su profesor les muestra cómo construye sus predicciones, las verifica... hace falta además que sean los propios alumnos los que seleccionen marcas e índices, formulen hipótesis, las verifiquen, construyan interpretaciones, y que sepan que eso es necesario para obtener objetivos determinados.
En general se habla de estrategias para referirse a secuencias integradas de procedimientos que se adapten a las necesidades del alumno. Es decir, las estrategias suponen que el sujeto siga un plan de acción para resolver una determinada tarea, lo cual le lleva a adoptar una serie de decisiones con arreglo a la representación cognitiva que se tiene de la tarea en cuestión. Además de identificar la finalidad del género, para leer de manera estratégica los escolares deben comprender que tanto su atención como las estrategias a emplear no siempre perseguirán un mismo objetivo, independientemente del género discursivo (Schmitt & Baumann, 1990). La metacognición se incrementa con la edad. Los niños pequeños tienen pocas posibilidades metacognitivas mientras que los mayores son más hábiles a este respecto.
Por otra parte las estrategias metacognitivas son susceptibles de enseñarse; cabe instruir a los alumnos para que utilicen conscientemente una estrategia adecuada que les ayude a captar mejor los elementos de una tarea, a establecer un plan adecuado para resolverla y a controlar la secuencia de pasos que conlleva la estrategia aplicada.
Gagné define a las estrategias cognoscitivas de aprendizaje como las destrezas de manejo de si mismo que el aprendiz adquiere, para gobernar su propio proceso y atender, aprender y pensar. a través de la adquisición y refinamiento de tales estrategias, el alumno llega a hacer un aprendiz y pensador independiente (año, en Nadja y Chadwick, 1981.)
Quizás una de las estrategias más útiles y maduras sea la “estrategia estructural” que consiste es establecer un plan de procesamiento del texto basado en seguir la estructura organizativa de las ideas del texto de forma que se vayan relacionando los detalles más importantes del pasaje con esa estructura.
Los sujetos que no son capaces de utilizar esta estrategia estructural suelen emplear una “estrategia de listado”, propia de los sujetos con dificultades en comprensión y se caracteriza porque no es sistemática, no contiene un plan de procesamiento de texto, y los sujetos se limitan a recordar datos sueltos del contenido del texto
En la lectura compartida se aprende a utilizar una serie de estrategias que deberán formar parte del bagaje del alumno, de modo que pueda utilizarlas de manera autónoma. Las tareas de lectura compartida deben ser consideradas como la ocasión para que los alumnos comprendan y usen las estrategias que le son útiles para comprender los textos. También deben ser consideradas como el medio más poderoso de que dispone el profesor para proceder a la evaluación formativa de la lectura de sus alumnos y del proceso mismo, y en este sentido, como un recurso imprescindible para intervenir de forma contingente a las necesidades que muestran o que infiere de sus alumnos.
PERSPECTIVA EPISTEMOLOGICA DEL CONSTRUCTIVISMO
Aznar, P. (1992). El constructivismo es concebido como una propuesta sobre el análisis del conocimiento, sus alcances y limitaciones.
Constituye un rompimiento con el núcleo del programa moderno que se basaba en la creencia en un mundo cognoscible. En un sentido reflexivo, los supuestos constructivistas se pueden interpretar a dos niveles: desde la naturaleza del conocimiento abstracto y del conocimiento científico y desde las actividades de conocimiento de los individuos o las comunidades humanas.
Piaget, J. (1974). Reconoce la exixtencia de ciertas capacidades innatas que, desde el nacimiento permiten al niño actuar sobre el mundo, recibir y transmitir información necesaria para su supervivencia. Las capacidades reflejas innatas permiten que el niño interaccione con la realidad, al actuar sobre esta realidad la incorpora, asimila y modifica, pero al mismo tiempo se modifica a sí mismo, aumentando su conocimiento y sus posibilidades de anticipar lo que pueda ser. En este sentido, se puede afirmar que, para el constructivismo, el ser humano crea y construye activamente su realidad personal.
El constructivismo plantea la formación del conocimiento “situándose en el interior del sujeto” ( Delval, 1997, p. 80).
El sujeto construye el conocimiento de la realidad, ya que ésta no puede ser conocida en sí misma, sino a través de los mecanismos cognitivos de que se dispone, mecanismos que, a su vez, permiten transformaciones de esa misma realidad. De manera que el conocimiento se logra a través de la actuación sobre la realidad experimentando con situaciones y objetos y, al mismo tiempo, transformándolos. Los mecanismos cognitivos que permiten acceder al conocimiento se desarrollan también a lo largo de la vida del sujeto.
ESTRATEGIAS A DESARROLLAR EN LOS ALUMNOS PARA LA COMPRENSIÓN LECTORA desde la perspectiva constructivista
Antonijevic, Nadja y Chadwick Clifton (1981). Los alumnos y alumnas deberán adoptar y desarrollar las siguientes estrategias:
-Percepción
-Conocimientos sobre la comprensión lectora y procesos psicológicos implicados.
-Estrategias de inferencia.
-Recuerdo inmediato y atención sostenida.
-Activación de los conocimientos previos (Activación y predicción).
-Conocimientos sobre estructuras del texto.
-Selección de la información relevante.
-Organización de la información relevante.
-Meta-comprensión.

1.- Percepción
Los niños y niñas, en muchos casos leen palabras por palabras, en vez de frases y oraciones enteras, lo que hace que la comprensión sea más difícil. Un buen entrenamiento ocular permite automatizar las habilidades
perspectivo-motoras, y hace que la lectura sea más rápida y comprensible.
2.- Conocimientos sobre la comprensión lectora y procesos psicológicos implicados.
Su Objetivo es hacer conseguir que los alumnos se familiaricen con los aspectos más importantes de la comprensión lectora, como son las macroreglas, para dar más significados y aplicación a las estrategias cognitivas y meta-cognitivas.
3.-Recuerdo inmediato y atención sostenida:
Cuando el alumno termine de leer un texto realizara o deberá responder a una serie de cuestiones sobre este.
Sirve para que el alumno recuerde lo que ha leído y si lo ha retenido y entendido correctamente. Se pretende ante todo que el alumno almacene en su memoria y comprenda la mayor cantidad de información que le sea posible.
4.-Activación de los conocimientos previos.
El alumno posee unos conocimientos previos que le sirven para la comprensión lectora. Cuando el niño lee, los activa para comprender e intenta con sus conocimientos, comprender los conocimientos más complejos que no conoce y relacionarlos con lo que ya sabe, esto le ayuda a comprender el texto y se produce el aprendizaje.
5.-Estrategias de inferencia.
Consiste en la habilidad de completar la información del texto con los conocimientos que ya poseemos.
6.- Conocimientos sobre las estrategias de los textos:
El conocimiento y la identificación de la estructura del texto permiten al lector a comprenderlo. El lector puede seleccionar la información, organizarla y elaborarla en su memoria una macroestructura que resume al texto y según el fin de la lectura, va a guardar parte de esta en su memoria a largo plazo.
7.-Selección de la información relevante del texto.
Es aquella función en la que el lector recoge o discrimina lo más o menos importante del texto según su propio criterio o necesidad.
Con esta selección el alumno aprende mejor o le ayuda recordar aspectos relevantes, comprender algunos puntos más difíciles, comprender lo que el autor nos quiere trasmitir…etc.
El objetivo principal es fomentar en el alumno el hábito de que cuando lea busque y seleccione la información que necesita, las ideas principales del texto,…La técnica puede variar sobre todo por el nivel de los alumnos y su curso.
Alumnos más mayores tienen más estrategias o aprenden más que alumnos más pequeños. Las técnicas pueden ser como por ejemplo subrayar de colores lo más importante tras leer un texto, subrayar,…etc.
Hay dos tipos de estrategias esenciales que nos ayudan:
-Heurística: proceso mental donde de carácter personal, donde cada uno descubre algo nuevo que no conocía a través del esfuerzo personal.
-La acción o técnica específica: que es la que hace que pongamos es marcha la estrategia, que es buscar, identificar, seleccionar la información relevante, subrayar…
Pero no siempre se usan estas estrategias, muchos lectores comprenden sin necesidad de usar una técnica correcta.
8.- Organización de la información relevante.
Son estrategias de comprensión lectora y aprendizaje que permiten al lector relacionar y organizar la información más importante que ha obtenido de un texto.
La organización permite comprender mejor el significado de un texto y permite a su vez guardar esa información y cuando sea preciso recordarla mejor.
La organización de la información relevante se realiza a través de técnicas como realización de esquemas, resumen, ordenar ideas, etc…
9.- Meta-comprensión.
Consiste en una mejora de las habilidades cognitivas.
Las actividades y textos deben trasladar al alumno a la idea clara de que su inteligencia es modificable mediante su propio esfuerzo personal e interés. La inteligencia no es algo estable y acabable.
Esto si no se lleva bien muchos alumnos terminan fracasando.
Estos aspectos son muy importantes y deben trabajarse siempre.
La meta-comprensión comprende el proceso de: adquisición, comprensión, planificación, regulación y evaluación.
Estás nos ayudan a desarrollar las técnicas de: planificar tareas, análisis de tarea, ideas previas, autopreguntas y hacer elecciones.
Las estrategias que se pueden usar son:
-identificación de variables: tarea y persona.
-planificar y secuenciar la tarea.
-fijar objetivos.
-administración de recursos.
-comprobaciones de proceso.
-evaluación de logro de objetivos.

CONCLUSIONES
Después de hacer una breve referencia a distintos aspectos del proceso de la comprensión lectora cabe mencionar que es necesario enseñar y aplicar las estrategias para formar lectores autónomos, capaces de enfrentarse de manera inteligente a textos de muy diferente índole e ir construyendo su propio conocimiento.
Leer es un procedimiento que permite llegar al dominio a través de ejercitación comprensiva y no es suficiente que los alumnos lleven un proceso mediante el cual su profesor sólo les enseñe a leer y no a comprender.
Uno de los principales factores del fracaso escolar se debe a la falta de comprensión lectora en los textos.
Se han presentado distintos programas de lectura en las Reformas Educativas sin embargo no se ha notado un impacto que represente su efectividad debido a la falta de información por parte de los docentes y además el material de lectura del alumnado es escaso, estos programas no están completos ya que sólo marcan parámetros de medición de palabras por minuto y una escasa evaluación de comprensión sin dar las herramientas para llevarla como una actividad permanente.
La comprensión es un concepto que hay que entenderlo como un proceso complejo, quizás ambiguo, debido a que hay muchas definiciones como; habilidad de comprender lo dicho en un texto; extraer las ideas principales e interpretar y valorar la información expresada en el texto y así muchas otras definiciones. Lo mismo pasa con la lectura que es producto de la interacción entre el lector y el texto.
Hay muchos factores que determinan la comprensión de la lectura como son: el texto, el lector, los conocimientos previos del lector, y las estrategias utilizadas.
Si bien se sabe que la comprensión lectora es una situación preocupante para los docentes de educación básica ya que es un factor que influye en el proceso enseñanza- aprendizaje para lo cual se convierte principalmente en una necesidad educativa que requiere pensar en toda una dotación de servicios o estrategias a tener en cuenta, cuando nos encontramos con un niño que presenta una dificultad de comprensión lectora, implica pensar en una escuela que contenga e involucre no solo a docentes y alumnos sino también a todos los miembros de la comunidad educativa. Esto lleva a pensar en el trabajo pedagógico; las estrategias de trabajo se van construyendo y constatando en una atención más personalizada que requieren los niños, sobre todo en el manejo del tiempo y el espacio.
Es necesario ceder ante la omnipotencia propia de cada sistema y encontrar medios de trabajo conjunto en pro de un beneficio mayor para cada alumno en particular.
La forma de abordar esta situación es a través de una adecuada aplicación metodológica activa de técnicas, estrategias por parte de los docentes para desarrollar la comprensión lectora en los niños con la participación de todos los agentes de la comunidad educativa.
Los lectores deben desarrollar estrategias para poder comprender textos, para conseguir los intereses planteados en los apartados anteriores de este artículo.
Los maestros y maestras deben conocer y entender, mejor las necesidades de sus alumnos y alumnas. La historia personal del alumnado aporta mucha información que ayudará que los procesos de enseñanza-aprendizaje sean mucho mejor, para poder prevenir y aplicar modelos de aprendizaje adaptados a los alumnos (as), sin dejar de tener presente la activación de los conocimientos previos para que a través de ellos puedan acceder a otros diferentes que no conocen y enlazarlos con otros, incluso crear diferentes hipótesis de lo que va a suceder cuando está en el proceso de lectura, estas y otras más estrategias ayudan a los docentes a motivar el interés por la lectura y más aún el proceso de comprensión.
Actualmente los alumnos presentan un bajo rendimiento en los ejercicios de comprensión lectora, tienen problemas al acceder al léxico. Estos alumnos son normales sensorialmente, neurológicamente, pero carecen de una motivación en la lectura y dedican poco tiempo a ella. Suelen tener un estatus sociocultural bajo, un lenguaje poco rico y estos sujetos se caracterizan por tener una lectura apegada al texto, es decir no se manifiesta interés por la comprensión del texto, su significado de las palabras sino en pronunciar bien y atender las unidades lingüísticas.
También hay quien carece de conocimientos previos antes de leer un texto. Tiene dificultades a la hora de ordenar un texto y comprenderlo, problemas de memoria en el trabajo. Debido a estos y otros factores entorpecen la comprensión lectora de los alumnos; es por ello que los docentes se deben informar y preparar para promover principalmente el interés por la lectura ya que es un hábito que debe practicarse a diario y buscar la manera que permita llevarlos a la comprensión de la misma.
En este artículo se presentaron algunas estrategias que pueden servir de apoyo para la comprensión de lectura, pero existen otras más. Lo idóneo es que los docentes tomen conciencia y las apliquen a la brevedad posible y dejar las críticas de ciertos niveles, es decir el nivel de secundaria se queda del nivel de primaria y el nivel de primaria del preescolar, olvidando la parte fundamental que el docente es responsable del grupo que está a su cargo, que trabajan con personas que están sujetas a cualquier cambio, una vez más coincidiendo con la corriente constructivista impulsada por Jean Piaget donde dice que el mundo social o la sociedad es la que corrompe al niño sin embargo es una parte esencial para el ser humano, menciona que la enseñanza debe tener en cuenta el ritmo evolutivo del niño y organizar situaciones que favorezcan el desarrollo intelectual, afectivo y social. Por lo tanto el profesor asume las funciones de facilitador del aprendizaje ya que a partir del conocimiento de las características psicológicas del individuo en cada periodo del desarrollo debe crear las condiciones óptimas para que se produzca una interacción constructiva entre el alumno y el objeto de conocimiento.
Además cabe mencionar que la comprensión lectora es parte de la competencia ligústica que plantean los planes y programas de estudio de la Nueva Reforma Educativa y de esta forma se pretende que los alumnos desarrollen esta competencia para participar eficazmente en diferentes prácticas sociales de lenguaje, escolares y extraescolares, es importante señalar que el desarrollo de esta competencia no es un espacio exclusivo de la escuela, sino un proceso que se observa en todas las esferas de acción de las personas. Y hacer énfasis en que uno de los principales desafíos que enfrenta el sistema educativo es responder a la diversidad de alumnos, promoviendo competencias básicas y proveyendo una formación integral que dé respuestas y soluciones a las necesidades educativas como viene siendo la comprensión lectora.
REFERENCIAS
Antonijevic, Nadja y Chadwick Clifton, “Estrategias cognitivas y metacognición”. Revista de tecnología educativa, vol. 7 num.4, 1981. Pp.307-32 (OEA, Santiago de Chile),

Aznar, P. (1992) Constructivismo y educación. Valencia: Tirant lo

Beltrán, Llera Jesús, Procesos, Estrategias Y Técnicas De Aprendizaje 1993 Editorial s.a. Blanch.

Coll, César; Palacios, Jesús y Marchesi, Álvaro: “Desarrollo Psicológico y Educación II. Psicología de la Educación”. Ed. Alianza. Madrid.

Condemarín, Mabel y Allende, Felipe: De la asignatura del Castellano al Área del Lenguaje, Ediciones Dolmen, Santiago de Chile, 1997, página 99.
Deval, Juan. Aprender en la vida y en la escuela, Ediciones Paidós Ibérica, 1997, p. 80.

H. Johnston, Peter (1989): “La Evaluación de la Comprensión lectora: Un enfoque cognitivo”. Madrid. Ed. Visor.

Piaget, J. (1974). A dónde va la educación. Barcelona: Ariel.

PIRLS: Estudio Internacional de Progreso en Comprensión Lectora, 2001, p. 31.

Sánchez, Emilio: “La Comprensión lectora” Cuadernos de Pedagogía nº 330, pp. 56-59.

Schmitt, C. M. & Baumann, j. F. (1990). Metacomprensión durante la instrucción de lectura basal: Investigación de la lectura y la instrucción, 29, 1-13.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
If you have a Gravatar account, used to display your avatar.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <img> <h2> <h3>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato