Experiencia de vivienda independiente en pacientes con alteraciones mentales cronicas - Colombia

Por Francisco Baquero Herrera. En 2010-10-14 15:36:03 -0700




Experiencia piloto de
Vivienda Independiente
Para
Personas con Discapacidad Mental

Proyecto desarrollado por la Fundación, que presta un servicio de alojamiento comunitario con los apoyos individualizados que precisa cada persona, evitando en la medida de lo posible la institucionalización, sirve de alternativa al alojamiento familiar cuando éste no es provisto, favoreciendo el mantenimiento de los lazos sociales y familiares previos. En definitiva, es un lugar para vivir, lo más parecido a un hogar y, en lo posible, a la medida de sus necesidades y preferencias. La creación de este recurso, pionero en el manejo de esta población, constituye un primer paso para poder dar cobertura de alojamiento a un colectivo que actualmente no puede acceder al mismo por su mismo estado de base y por pertenecer al grupo de abandono por parte de las familias biológicas. Asimismo, se asume la residencia, como una forma de alojamiento tutelado de orientación comunitaria, de modo que las actividades de integración se realicen fuera de la residencia, así como todas las actividades terapéuticas, con el mayor parecido a un pueblo para personas con enfermedad mental.
El funcionamiento del programa, que tiene una capacidad de 40 cupos actualmente; se enmarca en un entorno familiar artificial lo más normalizado posible, promoviendo la participación de los usuarios en las tareas domésticas diarias y en la organización interna de la residencia. Cuenta, además, con un equipo multidisciplinario que proporciona el cuidado y la atención en el marco residencial con supervisión las 24 horas.
La intervención que se ofrece en la residencia tiene como referente el modelo comunitario que parte de una visión global del usuario y de su entorno, abordándola de forma integral por los distintos profesionales implicados, los profesionales de la residencia y los profesionales de otros recursos relacionados como los centros base, Equipos de Salud Mental, Centros de Rehabilitación Psicosocial, talleres, centros especiales de empleo, etc.
CARACTERÍSTICAS:
• Servicio residencial comunitario y abierto.
• Organización flexible ofreciendo servicios residenciales de diferente tipo y duración centrado en las necesidades del usuario.
• Tipos de estancias: puntuales, transitorias e indefinidas.
• Funcionamiento familiar y lo más normalizado posible, promoviendo la participación de los usuarios en las tareas domésticas diarias y en la organización interna de la residencia.
• Facilitación y promoción de relaciones personales significativas.
• Capacidad 20 cupos para personas con enfermedad mental de ambos sexos.
• Cuenta con un equipo multiprofesional que proporciona el cuidado, atención y rehabilitación en el marco residencial con supervisión las 24 horas.
• La asistencia psiquiátrica y de salud mental es realizada por los servicios de la Sede I, Programa de Habilitación y Rehabilitación Psicosocial.
OBJETIVOS GENERALES DE PUEBLO GORGOJO:
• Garantizar la cobertura de las necesidades sociales básicas de alojamiento, manutención y apoyo continuado y constante.
• Promover un funcionamiento normalizado a través de la mejora de la autonomía personal y social.
• Evitar situaciones de institucionalización, desadaptación, marginación y abandono.
• La organización interna de la residencia debe permitir el desarrollo de roles sociales normalizados a través de una organización lo más parecida posible a una vivienda familiar.
• Favorecer la integración social y las relaciones personales significativas entre los residentes y con la comunidad, la estabilidad emocional incrementando la cohesión de grupo y el apoyo mutuo a través de la convivencia.
• Promover la adhesión al tratamiento terapéutico, el control y seguimiento psicopatológico y garantizar una continuidad de cuidados.
• Posibilitar el mantenimiento en la comunidad de los residentes en las mejores condiciones de calidad de vida para ellos y sus familias.
• Promoción de acceso a servicios normalizados.
• Apoyo a las familias (en caso de llegar a tenerlas) de personas con enfermedad mental, mejorando sus capacidades y recursos de afrontamiento.
PERFIL DE LOS USUARIOS:
El colectivo al que va dirigido el programa son personas con discapacidad por enfermedad mental grave y prolongada que:
• Presenten un nivel deficitario de autocuidado y autonomía personal, así como en el cumplimiento de la automedicación y adherencia al tratamiento, se trata de personas con baja conciencia de enfermedad.
• Sean refractarios al tratamiento con síntomas positivos y negativos persistentes que afectan a todas las áreas del funcionamiento psicosocial, con afectación moderada o grave.
• Personas en proceso de desinstitucionalización o en riesgo de exclusión social.
• Personas de ambos sexos, sin límite de edad, con un cierto nivel de autonomía personal y social que les permita afrontar las demandas que suponen la vida y la convivencia en la residencia.
• Situación psicopatológica estabilizada y no estar en situación de crisis por su enfermedad.
• Tener una necesidad de alojamiento y apoyo y no disponer por ausencia, inadecuación o imposibilidad de un medio familiar que les presente los apoyos necesarios para vivir con un aceptable nivel de calidad de vida.


La FUNDACION es una entidad tutelar, sin ánimo de lucro, declarada de finalidad benéfico-asistencial

Sus orígenes se remontan al año 1995 por iniciativa de las Asociaciones de familiares de personas con enfermedad mental crónica, que sintieron la necesidad de dotarse de una Entidad que pudiera asumir la tutela de las personas con trastornos mentales graves y persistentes (TMGP) y que diera una respuesta integral y efectiva a las cuestiones relativas a la salud mental, específicamente a las relacionadas con su situación jurídica, social y laboral.

MISIÓN
Según sus Estatutos, la FUNDACIÓN tiene por MISIÓN la atención integral de las personas con trastornos mentales graves y persistentes

Esta misión se concreta en tres objetivos, Materializados en tres áreas de actuación:

- La promoción y la gestión de recursos residenciales, de rehabilitación psicosocial, de rehabilitación laboral y de cualquier otra índole para personas con TMGP.

- La generación de empleo para las personas con TMGP promoviendo la creación de empresas de economía social (centros especiales de empleo) que constituyan una alternativa real de acceso al mercado laboral

Nuestra misión es la atención social e integral a las personas con trastornos mentales graves y persistentes.

Una vez formada con los estatutos reglamentarios, la Fundación Se propone los primeros pasos a seguir para cumplir con su misión. Entre ellos están la asunción de tutelas de personas con trastornos mentales crónicos y persistentes, la creación del Servicio de Información y Orientación de la Fundación (2008) y la apertura del primer recurso de atención social (piso tutelado de La Buitrera, 2006). A partir de este año, el crecimiento de la Fundación ha sido considerable como puede verse tanto en su actual organización, como en su expansión, aumentando su número de protecciones, recursos sociales, profesionales contratados, personas con trastornos mentales crónicos y persistentes, así como la puesta en marcha de otras actividades para cumplir con su razón de ser.

De esta manera, las personas con trastornos mentales graves y persistentes tuteladas por la Fundación ha ascendido a 154 usuarios actualmente. Los recursos de atención social existentes en estos momentos son: Vivienda Tutelada, Centro de Rehabilitación Psicosocial, Centro de Rehabilitación Física y Atención Diurna (Hospital Día):

Vivienda Tutelada
Sede I 18
Centro de Rehabilitación Psicosocial – Sede I 91
Centro de Rehabilitación Física
Sede II 31
Atención Diurna Hospital Día
Sede III 32


MODELO DE INTERVENCIÓN
El objetivo final de la Rehabilitación en Salud Mental es el de la recuperación de la máxima autonomía por parte de la persona, que le permita lograr la máxima inserción e integración social y, por lo tanto, adquirir la máxima calidad de vida. A este objetivo se puede llegar por varias vías, sin que ello suponga volver, al debate entre autonomía y paternalismo, entendido éste como proteccionismo extremo de la persona, y además asociado este debate a unos ámbitos concretos de actuación (comunitario versus institucional, entendido como asilar).
En cualquier caso rehabilitar en salud mental supone un trabajo largo y profundo, tendiente a reestructurar (cuando no estructurar) la personalidad de un paciente afecto de un trastorno mental grave, que deteriora (afecta a funciones superiores de la persona) y que se prolonga en el tiempo. En este sentido resulta imprescindible para facilitar este proceso de estructuración (o crecimiento) la existencia de una función parental (paternalista-maternalista) semejante a la que resulta igualmente imprescindible en el modelo de desarrollo y crecimiento psicológico de la persona desde su nacimiento hasta la estructuración de su personalidad necesaria para completar el proceso de individualización-independencia. Todos conocemos en la clínica las consecuencias de la falta de dicha figura referente o parental (por pérdida o abandono), en términos de graves desestructuraciones de la personalidad que se manifiestan en una importante desadaptación de la persona con múltiples repercusiones en la vida de la misma.
Una función parental bien ejercida por los profesionales que intervienen en el proceso de rehabilitación, resulta imprescindible como referente o modelo, que facilitará una progresiva estructuración de la persona, potenciará su crecimiento, y como consecuencia de ello, la adquisición o recuperación de funciones y capacidades no adquiridas o perdidas, tendientes a lograr su mayor autonomía posible, objetivo final de todo proceso de rehabilitación.
Sin esa función parental como referente de la persona, es difícil, que cualquier modelo e intervenciones asistenciales puedan llevar al objetivo perseguido.
Resulta también cierto que se pueden promulgar modelos en los polos opuestos. En un lado estaría la aplicación de un paternalismo extremo en el proceso. Entraríamos en otro concepto que es el autoritarismo, asociado clásicamente a una respuesta asilar al problema. Se considera que lo único posible a realizar es un cuidado proteccionista, tanto por el bien de la persona grave, «incapaz» de valerse por sí misma; como en el momento actual (igual que en épocas anteriores), para proteger a la sociedad de una posible peligrosidad. El resultado final es la Institucionalización en diversos ámbitos.
En el otro extremo está el abogar por suprimir y negar la necesidad de cualquier función parental, ni siquiera como referente. Se considera que ha de respetarse la decisión de las personas, en sentido estricto. Es el autonomismo extremo, cuyo resultado final aplicado a personas graves es la exclusión que también se da en diferentes ámbitos (sin techo, penitenciario, etc.). Estas personas excluidas suelen desaparecer de la red asistencial, y por tanto de las estadísticas asistenciales y profesionales, en base a las cuales se aboga por un modelo determinado.
En ambos extremos podemos afirmar que no estamos haciendo rehabilitación, ya que no estructuramos, ni recuperamos nada (más bien al contrario), podríamos decir que estamos haciendo una pseudorehabilitación o como si.
En cualquier caso, los modelos de intervención en rehabilitación se van a basar en dos pilares fundamentales:
1. Profesionales.
2. Servicios asistenciales.
A nivel de los profesionales, son el elemento clave en la aplicación de cualquier modelo de intervención. Destacaríamos una serie de características que no serían diferentes a la atención en salud mental en general, pero que cuando hablamos de rehabilitación cobran un especial énfasis:
• Capacidad de interacción con la persona y su familia (sea esta biológica y/o artificial); dado que la parte interrelacional es muy importante en rehabilitación.
• Actitud: respetuosa, positiva y de implicación.
• Motivación, en el sentido de creer en lo que se está haciendo y en sus resultados. Es frecuente oír el comentario entre profesionales de salud mental, de que con estos pacientes ya no hay nada que hacer.
• Formación, la rehabilitación también está basada en diversas técnicas de intervención que requieren un nivel de conocimiento y formación adecuados.
• Características personales del profesional, van muy ligadas a la personalidad y motivo de elección que los profesionales hacemos del trabajo elegido (no es lo mismo la elección de trabajo porque te gusta, que porque no hay otro tipo de trabajo, o éste puede resultar más cómodo).
• Capacidad de trabajo en equipo. Ésta es una característica común en cualquier servicio sanitario, pero en rehabilitación ningún colectivo profesional es protagonista sobre otro, como en otras disciplinas sanitarias o de atención psiquiátrica. Aquí el trabajo es multi e interdisciplinario, y según momentos reposa sobre un colectivo y en otros momentos en otro diferente.
• Visión de transversalidad e integralidad de cualquier modelo de rehabilitación en salud mental.

Programa de Rehabilitación Psicosocial:
Declaración de Consenso WAPR / WHO
WAPR (Asociación Mundial de Rehabilitación Psicosocial)
OMS (Organización Mundial de la Salud)
Asociación Mundial de Rehabilitación Psicosocial (World Association for Psychosocial Rehabilitation, WAPR)

Contexto

La rehabilitación Psicosocial (PR) previamente considerada como prevención terciaria, ha evolucionado hacia un concepto, un cuerpo de conocimiento sobre los modos de organizar servicios y métodos sujetos a validación empírica, y se ocupa de la prevención y/o reducción de la discapacidad asociada a trastornos mentales y conductuales

Debido al hecho de que fue practicada inicialmente en los grandes y viejos hospitales mentales de tipo asilar, la mayor parte de sus técnicas y terminología están asociados de alguna forma con los cuidados hospitalarios. Sin embargo, recientes esfuerzos e iniciativas han demostrado su potencial no sólo para personas que han estado vinculadas a cuidados hospitalarios, sino también –y particularmente- para aquellos vinculados a sistemas de cuidados comunitarios.

Sus métodos incluyen modos de organización de los servicios dirigidos a maximizar la continuidad de cuidados, tratamientos e intervenciones globales para mejorar las capacidades individuales y reducir el estrés excesivo, para habilitar hacia la óptima participación económica y social, y para reducir el riesgo de recaídas. La nuestra es una organización común en que los profesionales y los usuarios se asocian para transformar los roles sociales de los propios programas y servicios.

Debido a que la RP apunta a reducir el estigma y el handicap y promueve la igualdad de oportunidades, sus promotores se comprometen en la organización, legislación, actividad profesional, garantía de calidad de cuidados y calidad de vida, organización y apoyo a las familias, participación y autoayuda, esfuerzos educativos de promoción para fortalecer los servicios, expansión de servicios e investigación, mejora de los sistemas de oferta de servicios. Como tal, la RP pretende ayudar a los individuos a disfrutar plenamente de sus derechos tal y como se expresan en las normas legales internacionales y en las leyes nacionales.

Como sucede en cualquier campo en desarrollo, los conceptos y prácticas de la RP aún no han adquirido plena estabilidad, de aquí la necesidad de una declaración de consenso dogmática que represente los puntos de vista de aquellos en posición de contribuir a su formulación y avance. Se pretende que esta declaración de consenso, más que ser una última palabra sobre el asunto, sea un campo común que facilitará posteriores delimitaciones conceptuales y así fortalecer y mejorar los servicios.

Definición

Rehabilitación Psicosocial es un proceso que facilita la oportunidad a individuos –que están deteriorados, discapacitados o afectados por el handicap –o desventaja- de un trastorno mental-para alcanzar el máximo nivel de funcionamiento independiente en la comunidad. Implica a la vez la mejoría de la competencia individual y la introducción de cambios en el entorno para lograr una vida de la mejor calidad posible para quienes han experimentado un trastorno psíquico, o que padece un deterioro de su capacidad mental que produce cierto nivel de discapacidad. La RP apunta a proporcionar el nivel óptimo de funcionamiento de individuos y sociedades, y la minimización de discapacidades, dishabilidades y handicap, potenciando las elecciones individuales sobre como vivir satisfactoriamente en la comunidad.

La RP es compleja y ambiciosa porque abarca muchas diferentes secciones y niveles, desde los hospitales mentales los hogares y los lugares de trabajo. De hecho, abarca a la sociedad en su conjunto. Sin embargo es una parte esencial e integral del manejo general de las personas discapacitadas por trastornos mentales. En consecuencia, los actores involucrados por la PR son también variados: usuarios, profesionales, familias, talleristas, servicios generales, gestores y administradores de servicios comunitarios, y la comunidad institucional misma en su conjunto. Dada esta complejidad, el significado de proporcionar RP varía según las características geográficas, culturales, económicas, políticas, sociales y organizativas de los encuadres desde los que se soporte.

Objetivos

Los objetivos intermedios del proceso de RP incluyen una serie de pasos que, aunque son separables y valorables en si mismos, adquieren su plena fuerza cuando se consideran estrechamente coordinados. Los pasos incluyen:

. Dotar, promover y facilitar la membresía de equipo, bajo el concepto de familia, donde todos los integrantes de RP son parte de ella; esto teniendo en cuneta que la mayoría de usuarios son abandonados, en programas de protección.
. Reducir la sintomatología a través de la farmacología apropiada, tratamientos
psicológicos e intervenciones sociales.
• Reducir la iatrogenia disminuyendo y eliminando en la medida de lo posible los efectos físicos y conductuales adversos de las intervenciones anteriores, así como –y especialmente- de la institucionalización prolongada.
• Mejorar la competencia social optimizando las habilidades sociales individuales, la competencia psicológica y el funcionamiento ocupacional.
• Reducir la discriminación y el estigma.
• Apoyo a las familias con un enfermo mental.
• Apoyo social creando y manteniendo sistemas de apoyo a largo plazo, que incluyan al menos las necesidades básicas de alojamiento, empleo, relación social y ocio.
• Habilitar a los usuarios, mejorando la autonomía de los usuarios y cuidadores, y la posibilidad de autonomía y protección.

Estrategias
La experiencia ha demostrado que la eficiencia de la RP es máxima cuando se provee en un contexto de actividad basada en la comunidad - familia. Los principales componentes de la RP pueden ser descritos en distintos niveles de integración, principalmente, a saber: el individuo, el servicio y el entorno. La RP puede ser más efectiva cuando se aplica en la comunidad-familiar con implicación de los individuos, las familias y la comunidad.

Estrategias a escala individual

Tratamiento farmacológico

Un uso hábil de los medicamentos psicotrópicos es a menudo un componente esencial de la RP. Una medicación apropiada es útil en la reducción de síntomas y molestias consiguientes y en la prevención de recaídas


Preparación para la vida independiente

La instrucción en las habilidades para la vida independiente concierne a todas aquellas intervenciones relacionadas con actividades básicas de la vida diaria (por ejemplo, alimentarse, asearse, vestirse, afrontar el día a día). La formación en habilidades sociales puede ser definida como aquellos métodos que utilizan los principios específicos de la teoría del aprendizaje para promover la adquisición, generalización y mantenimiento de las habilidades necesarias en situaciones sociales e interpersonales.

Ambos tipos de educación deben tener lugar en el contexto de experiencias reales y cotidianas, no en encuadres cerrados e irreales. El adiestramiento en habilidades sociales es más útil cuando es dado como parte de un planteamiento global de rehabilitación; varias aproximaciones igualmente efectivas son posibles.

Apoyo psicológico a pacientes y sus familias

El apoyo psicológico representa un marco importante en la que la RP debe ser emprendida. Sean cuales sean las técnicas específicas emprendidas, un intenso y continuo apoyo psicológico a los pacientes y sus familiares es ampliamente aceptado como componente clave de los programas de RP. Grupos de autoayuda para familiares de pacientes de larga evolución también han probado ser una estrategia efectiva.

El apoyo Psicosocial también incluye información acerca de los derechos de los usuarios y sus familiares, y de la disponibilidad de recursos psicosociales.

Alojamiento

Un componente esencial de la RP es un serio esfuerzo para organizar alternativas de vivienda al hospital psiquiátrico. Pueden adoptase diferentes estrategias de alojamiento dependiendo de los recursos y de las normas culturales locales, es por esta razón que se ha implementado el grupo habitacional: “Pueblo Gorgojo”, siendo cabañas bipersonales con las normas de asistencia y seguridad requeridas para los usuarios.

Igualmente se proporciona alojamiento normal (individual o compartido) si lo acepta el usuario con el apoyo adecuado de personal especializado, aunque pueden ser consideradas alternativas de vivienda en grupo.

No se debe desestimar el riesgo de mantener a grandes grupos de personas discapacitadas en un marco institucional. Aunque las otras alternativas son más deseables, el ambiente de muchos hospitales psiquiátricos puede y debe ser mejorado.

Rehabilitación vocacional y empleo

Nunca se podría exagerar el papel del trabajo y el empleo para las personas discapacitadas por un trastorno mental. Trabajar y tener un empleo aumenta la satisfacción del usuario y su autoestima, y rompe el círculo de pobreza y dependencia.
Es por ello que al igual que los contratos terapéuticos para recibir y asistir a las actividades comunes, esta asociado a los “contratos laborales” por la participación y reempeño en los talleres productivos de la institución, generando de esta manera ingresos a cada usuario, los cuales lo llevan a determinar y decidir por si mismo en que y cuando gastar y/o invertir el dinero producto de los mismos; llevándonos a diseñar y poner en funcionamiento “El Almacén” que cumple con el objetivo mencionado y simultáneamente contribuye al uso y empleo racional de los elementos de dotación, anteriormente suministrados por el programa, de manera indiscriminada; incluyendo en su inventario .
Además el trabajo da la oportunidad de socializarse y comunicarse. En todo caso, es esencial organizar ya participar en actividades de formación profesional relacionadas con experiencias reales y concretas. Algunos individuos se benefician de programas de empleo de transición promovido y asistido por la misma institución.

La formación profesional debería empezar en el marco hospitalario después desplazarse al exterior a talleres protegidos en contacto con el mercado laboral. Una solución efectiva para las a veces variables condiciones de salud de las personas discapacitadas por un trastorno mental podría es la creación de empresas autosuficientes que a la vez asegurar condiciones de trabajo permanente para ellos, siendo organizadas de una manera muy flexible, como cooperativas o empresas sociales. Tener ingresos independientes es una poderosa herramienta para aumentar la habilitación de los usuarios.

Redes de apoyo social

Las redes de apoyo social son un conjunto duradero de relaciones humanas vividas por los individuos de manera positiva, que suelen tener un impacto duradero en la vida a través de del intercambio emocional, físico, económico e intelectual. Sobre todo, mejoran la capacidad del individuo para salir adelante.

El apoyo social tiene un efecto positivo sobre la salud mental, que puede ser directo (la salud mental mejorar independientemente de cualquier factor de estrés al que pueda estar sometido el individuo), o indirecto (un efecto amortiguador que se manifiesta sólo cuado el individuo está expuesto a un factor de estrés). También puede proporcional una estructura integrada y global para todos los servicios de RP disponibles.

Ocio

La capacidad de participar y disfrutar de actividades de recreo de su propia elección, es también un elemento importante de la RP El acceso a actividades de ocio adecuadas y la libertad de elección son condiciones indispensables para una actividad de ocio saludable.


Estrategias en el ámbito de los servicios de salud mental y de los recursos humanos

Políticas de los servicios de salud mental y asignación de fondos

La RP debe ser considerada como componente esencial de la política de cada servicio de salud mental. Cuando se formulan las políticas de Salud Mental, es importante evitar una escisión entre servicios orientados específicamente al tratamiento médico –como el psicofármacológico- y servicios orientados a la RP. La integración de estos componentes es esencial, y deben ser asegurados fondos adecuados para los programas de RP.

Un servicio de salud mental basado en la comunidad debe convertirse en un centro de gestión capaz no sólo de proporcionar tratamiento, sino de facilitar el acceso a los recursos comunitarios a los usuarios y sus familiares. La integración de los recursos del sistema de salud con los recursos de la comunidad incrementa la circulación de conocimiento y oportunidades.

Mejoría del marco residencial e institucional

La mejoría de los recursos humanos y de las condiciones materiales de las instituciones donde viven con frecuencia los usuarios de la RP es una precondición esencial para cualquier programa de RP. Deben mejorar dondequiera que está viviendo en usuario; así el hospital psiquiátrico debe ser considerado como parte del entorno general de la RP. Hay una urgente necesidad de directivas sobre los criterios de atención mínimos y/o óptimos para los pacientes y usuarios que se alejen de los preconceptos hospitalarios tradicionales; donde se permita el libre movimiento y el contacto con la naturaleza.

Formación de personal

El programa usual de formación para los trabajadores de Salud Mental está insuficientemente orientado hacia la RP. En cualquier caso deberían introducirse módulos específicos de RP a todos los programas relevantes de formación en salud. Igualmente importante es la inclusión de contenidos referidos a la RP en los programas de formación continua de todos los trabajadores relevantes en le campo de la salud, independientemente de su profesión, experiencia y formación anterior. Una de las grandes dificultades encontrada es el preconcepto sobre discapacidad en asocio a dependencia o requerimiento de que otros tomen las determinaciones y elijan por ellos, sumándole a ello que es indispensable el contar con personal que acepte y procure el manejo de integralidad en los usuarios, no baste con una excelente capacidad profesional técnica, se hace necesario e imprescindible el trabajador que se caracterice por ser un visionario del hombre en cuanto a su capacidad, potencialidad e integridad

Garantía de calidad

La cuestión de la calidad de atención es crucial. Los trabajadores del campo de la salud se han esforzado por proporcionar buena atención desde su propia perspectiva. Sin embargo, los usuarios insisten en tener no sólo buena calidad de atención, sino en tener acceso a una variedad de modalidades diferentes de atención. Así, lo que sea exactamente “buena calidad” esta todavía abierto a debate y se debe llegar aun acuerdo negociado en cada caso. Sin embargo hay varias iniciativas que reúnen a todas las interesadas en encontrar una definición común de buena calidad de asistencia en Salud Mental.

Un tema clave relacionado con la evaluación de calidad es la disponibilidad e criterios e indicadores explícitos que cubran toda la gama de servicios e instalaciones esenciales para la RP. Los indicadores y criterios deberían ser formulados de forma que sea posible su modificación y adaptación a directivas y normas de cuidado acordes con las necesidades y circunstancias locales. Los indicadores son fundamentales para el seguimiento y monitorización de la RP-


Estrategias a escala social

Mejoría del marco legislativo

En la mayoría de los sitios, se necesita mejoría o creación de nuevas disposiciones que regulen el acceso al sistema de Salud Mental para crear la estructura en la cual los programas de RP puedan alcanzar su máxima eficacia. Las personas discapacitadas deberían tener los mismos derechos y beneficios independientemente de la causa subyacente (física o mental) de su discapacidad. La legislación debería regular el tratamiento involuntario y hospitalización, los derechos de los pacientes y el acceso al mercado laboral, alojamiento, formación y otras prestaciones de bienestar social.

Habilitación de los usuarios
La habilitación de los usuarios constituye a la vez un componente y un objetivo de la RP. Los usuarios deberían participar activamente en la planificación, prestación y evaluación de los programas de RP. Esta habilitación no es simplemente la realización de los derechos formales de los pacientes, sino también promueve el mayor acceso a recursos comunitarios de los usuarios y sus familiares.

Mejoría de las opiniones y actitudes publicas hacia los trastornos mentales.
El estigma asociado a los trastornos mentales alcanza no sólo a los que lo padecen también a los que los cuidan, miembros de su familia y trabajadores de la salud mental. El estigma y la discriminación se basan en actitudes creencias (generalmente erróneas) sobre los trastornos mentales; tales actitudes y creencias se encuentran a veces entre los trabajadores en Salud Mental. Aunque la modificación de las actitudes relacionadas con los trastornos mentales puede llevar largo tiempo, las intervenciones a través de medidas legislativas pueden producir resultados mucho más rápidamente.

Investigación
Dado que hay muchos aspectos relacionados con la RP se percibe que será necesaria mucha investigación que se ocupe de todos los temas y puntos mencionados previamente. Las universidades, los institutos de investigación, y los profesionales son invitados por tanto a examinar las posibilidades de desarrollar actividades de investigación en éstas áreas, mientras los gobiernos y agentes económicos son urgidos enérgicamente a considerar el estableciendo y sostenimiento de fondos dedicados específicamente a actividades relacionadas con la RP.

De acuerdo a lo vivido en los últimos años, nos hemos enfrentado a situaciones, entidades y patologías que no aparecen con su guía diagnóstica y aun menos con alternativas de tratamiento, nuestros usuarios no son muestras “puras” de entidades y patologías… son seres humanos que propenden por se autogestor y a quienes estamos obligados en ofrecerles alternativas válidas de habilitación y manejo.

PROGRAMA DE REHABILITACION PSICOSOCIAL (P.R.P.S)
SEDE UNO

La Fundación ofrece desde agosto de 1998, programas individualizados de rehabilitación y apoyo comunitario para ayudar a recuperar el grado máximo de autonomía personal y social y promover su mantenimiento e integración en la comunidad. Así mismo ofrece psicoeducación, asesoramiento y apoyo a las familias. Su capacidad de atención se sitúa entre 80/100 usuarios.
El programa PRPS trabaja en estrecha coordinación con los Servicios de Salud Mental encargados de la atención psiquiátrica y seguimiento de estas personas, así como con los Servicios Sociales Generales y con los recursos sociocomunitarios normalizados para favorecer la integración de los usuarios atendidos.
Los objetivos de PRPS, son:
-Favorecer la recuperación o adquisición del conjunto de habilidades y competencias personales y sociales necesarias para el funcionamiento en la comunidad en las mejores condiciones posibles de autonomía, normalización y calidad de vida.
-Potenciar y apoyar su integración social facilitando el desempeño de roles sociales valiosos y normalizados.
-Ofrecer el seguimiento, apoyo y soporte social que cada persona necesite para asegurar su mantenimiento en la comunidad del modo más autónomo y normalizado que sea posible en cada caso.
-Ofrecer apoyo, asesoramiento y formación a las familias.
-Apoyar, colaborar y coordinarse con los Servicios de Salud Mental de referencia, Servicios Sociales Generales y otros recursos sociocomunitarios para favorecer y articular una atención integral que posibilite procesos de rehabilitación y apoyo comunitario ajustados a las necesidades de cada usuario.
El PRPS ofrece diferentes actividades de entrenamiento y recuperación de habilidades y capacidades para ayudar a mejorar la autonomía personal y nivel de funcionamiento en las distintas áreas de la vida personal y social. Orientándose siempre a favorecer y apoyar su integración en su entorno comunitario, potenciando el desempeño de roles sociales normalizados.
Para ello, se trabaja entre otras cosas, apoyando el uso de recursos sociocomunitarios y el desarrollo de redes sociales de apoyo.

Las principales áreas de acción son las siguientes:
• Autocuidado (aseo e higiene personal, vestido, hábitos saludables)
• Psicomotricidad
• Actividades de la vida diaria (manejo de la vivienda, hábitos domésticos, manejo social, uso de transportes, realización de trámites, manejo de dinero, etc.)
• Psicoeducación (conocimiento y manejo de la enfermedad, adherencia al tratamiento, autoadministración de la medicación, factores de riesgo, prevención de recaídas, etc.)
• Autocontrol y manejo del estrés.
• Habilidades sociales
• Déficit cognitivos
• Ocio y tiempo libre
• Integración comunitaria (uso de recursos sociocomunitarios, promoción y desarrollo de redes sociales)
• Orientación laboral y apoyo a la inserción en el mundo laboral.
• Apoyo a la Integración social y soporte comunitario.
• Seguimiento en la comunidad
• Asistencia en educación especial, como conductas prerecurrentes y creación de repertorios básicos de apoyo en el área pedagógica
• Participación en actividades educacionales comparables con los cinco primeros años de educación básica primaria.


Para acceder al PRPS los usuarios habrán de ser derivados desde los Servicios de Salud Mental de referencia que se encargan de su atención psiquiátrica y seguimiento. El marco de sectorización es por área sanitaria. Funcionan en régimen de atención completa, en jornada partida de mañana y tarde. Cuentan con un equipo multiprofesional específico compuesto por un director, psiquiatra, médicos, odontólogos, fonoaudíologas, educadoras especiales, psicopedagogas, enfermeras, psicólogos, trabajador social, terapeuta ocupacional, formadores diurnos y nocturnos y auxiliar administrativo.

PRPS depende de la Dirección General de Servicios Sociales de la Consejería de Servicios Sociales en el marco de su Programa de Atención Social a Personas con Enfermedad Mental Crónica. La gestión técnica de los PRPS se realiza mediante contratos de gestión de servicios públicos con empresas de servicios o entidades sociales.

PROGRAMA: PUEBLO GORGOJO
SEDE UNO FINCA BELLA VISTA
Junio del 2006


Conscientes de la necesidad de atención especializada, nuestras metas y procesos están orientados hacia la reinserción familiar, sea esta biológica o Artificial; social, escolar, laboral para mejorar la calidad de vida de los usuarios promoviendo ser autogestores de su proceso, convirtiéndonos así en un equipo humano que dignifica y asiste a quienes presentan riesgo de daño en su integridad física, moral o mental, abandono, limitaciones físicas o mentales, procurando la recuperación y potencialización de las capacidades existentes.

En respuesta a la autoevaluación del primer semestre del 2006, donde se planteó la necesidad de una modalidad habitacional individualizada que permitiera y promoviera la independencia y la privacidad para ser respetados y protegidos con la posibilidad de vivir de manera semindependiente dentro del medio institucional, se dieron al servicio (diez cabañas bipersonales). Para poder ser ubicado en esta modalidad de servicio, se hace necesario que los jóvenes cumplan como mínimo los requisitos de optimo desarrollo psicosocial, adecuado nivel de autonomía, ser conocedores de sus derechos fundamentales y un excelente desempeño en las actividades prevocacionales que ofrece la institución. La condición más importante es la participación en la construcción de la cabaña, no en una determinada, si no en el conjunto, facilitando y promoviendo la interacción social, reafirmando la necesidad de trabajo en equipo, la solidaridad y el sentido de pertenencia.

Finalidad del programa
Hacer valer sus Derechos Fundamentales como lo son: a la vida y la supervivencia, al desarrollo, a la protección, a la participación.

En gestión de avalar la igualdad de oportunidades, promover y garantizar el respeto a la privacidad, ofrecemos a los jóvenes las mejores oportunidades de estimulación y aprendizaje para el desarrollo de sus potencialidades.

Derecho al desarrollo
 Promovemos y facilitamos que las niñas y niños desarrollen su la autonomía en sus diferentes dimensiones intelectual, moral y social.
Derecho a la Participación
 Libertad de asociación y a celebrar reuniones
 Promovemos actividades que favorezcan el desarrollo de la cooperación, la solidaridad y el respeto a las diferencias de opinión y las diferencias individuales en general.
Derecho a la Protección
 No ser discriminado.
 El interés del niño sea lo primero en todas las medidas concernientes a ellos.
 Hacer efectivos todos los derechos reconocidos en la convención.
 Preservar su identidad, nacionalidad, nombre y relaciones familiares.
 Que el niño mental o físicamente impedido disfrute de una vida plena.
 Recuperación física y psicológica cuando ha sido víctima de abandono, explotación y abusos.

IDENTIFICACIÓN LEGAL

La Fundación Especial Nueva Vida es una entidad privada sin ánimo de lucro, creada en Octubre de 1995, cuya personería jurídica Nº 0476 fue reconocida por la Secretaría de Salud de Cundinamarca el 2 de Octubre de 1995, modificada el 19 de Septiembre del 2003 por la Resolución 0002702 del Ministerio de Protección Social

La atención se lleva a cabo en tres sedes:

Palmira (Valle del Cauca).
SEDE UNO PROGRAMA DE REHABILITACIÓN PSICOSOCIAL - PRPS
EXPERIENCIA PILOTO DE VIVIENDA INDEPENDIENTE
Corregimiento La Buitrera, Finca Bella Vista
Fax 270 12 58
Celular 310 260 99 92

SEDE DOS MINIRESIDENCIAS – PROGRAMA ANGEL DE LA GUARDA
Corregimiento La Buitrera, Finca La Luisa

SEDE TRES PROGRAMA DE ATENCION DIURNA - PAD
Carrera 35 Nº 52 - 02 Palmira

Dirección Correspondencia: Carrera 30 Nº 32-25 Oficina 202
Telefax 2 70 12 58 - Teléfono 268 2803
Palmira - Valle del Cauca
Correo electrónico:
franciscobaquero@hotmail.com
pueblogorgojo@gmail.com
www.fundacionnuevavida.com