La Sexualidad infantil, según el psicoanálisis

Por clbustos. En 2007-07-23 10:46:43 -0700

Informe realizado por Ivonne Aguayo (2001)

¿Cuáles son las razones del descuido de lo infantil?

Existe una opinión popular sobre la inexistencia de la pulsión sexual en la infancia y determinan que esto sólo se desencadenaría en el periodo de la pubertad. Para Freud este pensamiento tendría graves consecuencias puesto que plantea una gran ignorancia sobre las bases de la vida sexual.

Los autores que han trabajado sobre las propiedades y reacciones del individuo adulto prestaron mayor atención a la herencia como influencia de su desarrollo, que a la infancia. En la bibliografía se encuentra poca información acerca de la practica sexual temprana en niños y la escasa que hay se las menciona como procesos excepcionales, curiosidades o ejemplos de temprana corrupción. Para Freud en cambio la pulsión sexual en el periodo de la infancia le otorga un carácter de ley, planteando que en ningún otro periodo de la vida la capacidad de reproducción y represión es mayor.

Freud postula que el poco valor otorgado al periodo infantil en el desarrollo de la vida sexual es causa de la amnesia infantil, lo cual convierte la infancia en un tiempo anterior (prehistórico) y oculta los comienzos de la propia vida sexual.

¿ Qué son las pulsiones parciales?

La vida sexual infantil muestra otros componentes que desde el comienzo envuelven a otras personas en calidad de objetos sexuales. Desde esta perspectiva se menciona que existiría como pulsiones parciales las del placer de ver y exhibir, y la de crueldad, las que aparecerían de forma independiente respecto de las zonas erógenas y con posterioridad entrarían en acción con la vida genital.

La pulsión de ver puede emerger en el niño como una exteriorización sexual espontánea desarrollando un vivo interés por los genitales de sus compañeros de juego, convirtiéndose muchos de ellos en voyeristas.

El niño también desarrolla los componentes crueles de la pulsión sexual, la pulsión de apoderamiento se detiene ante el dolor del otro. Niños que se distinguen por una particular crueldad hacía los animales y compañeros de juego, despiertan sospechas de una práctica sexual prematura e intensa provenientes d las zonas erógenas. Se plantea que la estimulación dolorosa de la piel las nalgadas ha sido reconocida por pedagogos, como raíz erógena de la pulsión pasiva de la crueldad.

¿Qué es la disposición perverso polimorfa?

Disposición común a todos los seres humanos, tiene su origen en la uniforme disposición a todas las perversiones.

El texto señala que un niño bajo la influencia de la seducción puede convertirse en un perverso polimorfo, disposición que trae consigo, es decir, puede poner en práctica todas las trasgresiones posibles, presentando como disposición la aptitud para ello. Presentando escasa resistencia a estas trasgresiones debido a que todavía no se han formado los diques anímicos contra los excesos sexuales. Al referirnos a diques anímicos nos referimos al desarrollo de la vergüenza el asco y la moral.

¿A que se refiere el apuntalamiento de la sexualidad en las funciones fisiológicas?

El apuntalamiento está referido a la zona donde se desencadena o fija la estimulación y el placer sexual.

El quehacer sexual se apuntala primero en una de las funciones que sirven para la conservación de la vida y sólo más tarde se independiza de ella. Hablamos de la función de mamar, en donde el apuntalamiento se centra en la zona de la boca, lugar donde desarrolla la necesidad de repetir la satisfacción sexual de buscar alimento. Al dentar el niño se sirve de una parte nueva de su propia piel, independizándose del mundo exterior y procurándose una segunda zona erógena desarrollando la función de chupetear, lo que le refuerza el valor erógeno de la zona de los labios. Si persiste esta función serán adultos gustadores del beso y se inclinaran por besos perversos. Si se desarrolla la represión podrían presentar trastornos alimenticios.

Al activarse la zona anal el apuntalamiento de la sexualidad se amplía abarcando no solo la zona erógena, sino también otras funciones corporales, como las funciones intestinales, donde los trastornos facilitan la excitación de esta zona. Influencia importante toma también la formación de hemorroides en la explicación de los estados neuróticos el contenido intestinal es tratada por el niño como una parte de su propio cuerpo, lo expresa como un regalo demostrando su obediencia al exteriorizarlo y su desafío al retenerlo. La retención se aprovecha como una estimulación masturbadora, por esto la zona anal es considerada una de las raíces del estreñimiento frecuente en los neurópatas.