Confiabilidad y Validez de la prueba proyectiva de las Manchas de Tinta Rorschach

Por pei.ac01. En 2009-07-25 07:40:34 -0700
Ana Laura Cuellar Bañales, Yvette Duran Nieto, Asesor: Jose Manuel Bezanilla
Universidad Justo Sierra Campus San Mateo
Resumen
En este trabajo, donde se hace una breve reflexión del Test de Rorschach, desde el punto de vista de Fernandez en su libro Psicodiagnóstico del Rorschach, retomamos primeramente desde la biografía de Hermann Rorschach, para ponernos en antecedentes que pudieron tener un detonante para la creación de su prueba. Explicamos brevemente cuáles son los antecedentes del test, y los conceptos básicos que en que toda prueba proyectiva se basa; enumeramos algunas de las características de las pruebas proyectivas en general, los datos que aporta el Rorschach así como sus alcances y limitaciones. Describimos un poco sobre las teorías psicológicas aplicadas al Rorschach. Explicamos todo el proceso que tuvo la prueba para su realización, las teorías en las que está basada, así como los pros y contras de su confiabilidad y validez.
Palabras clave: pruebas proyectivas, Rorschach, confiabilidad, validez.
Introducción
En esta investigación se tratara de reconocer lo que es el Rorschach como una prueba proyectiva, pues esta prueba ha sido una de las más criticadas por no poseer “validez” y por no estar estandarizada; pero ha habido muchas investigaciones acerca de esta, que se ha demostrado lo contrario, pues ha mostrado una confiabilidad muy alta, pues es muy difícil que los resultados sean distorsionados por tendencias manipulativas o defensivas, y también posee una validez concurrente de un .85 y .98 a pesar que no este estandarizada estadísticamente, lo esta psicológicamente lo cual es algo muy importante, pues a lo que se quiere llegar realmente es a conocer el comportamiento del ser humano.
Por lo cual se explicara que no esta estandarizada esta prueba, pues no hay ciertos puntos o normas a seguir en una prueba proyectiva, ya que cada ser humano es diferente y, piensa y siente de diferente manera es por esto que al Rorschach no se le dará solo una respuesta sino varias dependiendo de cada uno. Otra de las circunstancias por las cuales esta no tuvo comprobación es que, Hermann Rorschach murió un año después de haber propuesto esta prueba, pero aun así varios autores le dieron seguimiento a tal grado de hacerla una prueba confiable y hoy en día útil en algunos casos para uso clínico.
Es por esto que el Rorschach es una prueba interesante en la cual se tienen muchas dudas acerca de ella, pero que a pesar de eso a sabido como salir adelante y a demostrado una utilidad muy importante, pues a llegado a tener comparaciones con otras pruebas como la del MMPI, (Ganellen y colaboradores citado en Feranadez s/a) en donde demostró tener igual confiabilidad y validez que esta; siendo que el MMPI es una prueba de las mas confiables y la cual esta si tiene estandarización dependiendo por supuesto de diferentes resultados.
Algo importante del Rorschach es el saber que es una prueba tan confiable que muy pocas veces puede cometer errores o que la persona falsee la respuesta, pues como se responde por medio de la proyección, es difícil el ocultar aquí el inconsciente de la persona, si se llega a mostrar un sesgo se podría dar por el que aplica la prueba, pues tiene que ser alguien que este totalmente capacitado y tenga todas las habilidades para poder aplicarla.

Biografía de Hermann Rorschach (1884-1922)
La familia Rorschach procede de Arbon en el lago de Constanza (Bodensee). Sus padres, el pintor y dibujante Ulrich Rorschach y su esposa Phillipine Wiedenkeller, se habían casado en 1882 y se trasladaron a Zürich, poco antes del nacimiento de su hijo, en 1884. El padre obtuvo una plaza de profesor de dibujo en 1886. (Bohm, 1975)
Rorschach perdió a su madre cuando tenía 12 años y más tarde tuvo como madrastra a una tía. Cuando murió su padre Rorschach tenía 18 años. Posiblemente Rorschach habría “jugado” ya entonces con manchas de tinta, debido al apodo “klex” (mancha) que le dieron, o podría haber sido una alusión a la profesión de su padre. (Bohm, 1975)
Estudió medicina y la decisión de ser psiquiatra fue tomada al comienzo de su carrera. Fue alumno de Eugen Bleuler y se interesó por el entonces naciente psicoanálisis de Sigmund Freud. (Bohm, 1975)
Trabajó en el manicomio de Munsterlingen de 1909 a 1915; en 1910 contrajo matrimonio y en esa misma época hizo sus primeras pruebas con manchas de tinta. Éstos experimentos fueron llevados a cabo, juntamente con su compañero de escuela el maestro Konrad Gehring, en escolares de la pequeña ciudad de Altenau. Pero muy pronto orientó su interés principalmente hacia el psicoanálisis y en el Zentralblatt für Psychoanalyse aparecieron varios interesantes trabajos debidos a su pluma. (Bohm, 1975).
Como se construyó la prueba de Rorschach


Las 10 láminas del Test de Rorschach.


Antecedentes
A quienes puede considerarse como precursores del psicodiagnóstico del Rorschach es a Binet y Henri, ya que fueron los primeros en emplear manchas de tinta como prueba psicológica considerándola una prueba de imaginación. En EUA el psicólogo Dearborn construyó una prueba con series de manchas de tinta y sus resultados se publicaron como un estudio de la imaginación, mientras tanto, otros investigadores comenzaron a probar las manchas de tinta como una prueba psicológica que “medía” la imaginación, ya limitando el tiempo de exposición, ya agregando color a las manchas.(Fernández, M; 2003)
Si bien es cierto que la investigación acerca de la interpretación de manchas de tinta como prueba psicológica tiene antecedentes, también lo es el hecho de que la interpretación de tales manchas era considerada como una prueba de imaginación y no de personalidad, de manera que es Hermann Rorschach quien primero se percata de las posibilidades mucho más amplias de la interpretación de las manchas de tinta y establece parámetros para evaluarlas, crea un sistema de calificación que proporciona objetividad a la prueba y sistematiza sus hallazgos en personas con padecimientos mentales y sin ellos, para contar con datos estandarizados a fin de efectuar un psicodiagnóstico.(Fernández, M; 2003)
Conceptos básicos de las pruebas proyectivas
Apercepción
Rorschach utilizó el concepto de “apercepción” de Bleuler para fundamentar de manera teórica la interpretación de manchas de tinta como una prueba de la personalidad como un todo. Bleuler definió la apercepción como: “una percepción con toda su cadena de asociaciones intelectuales y afectivas”.(Fernández, M; 2003)
Una apercepción señala a la experiencia personal de alguien, porque en el momento en que el examinado responde a una prueba proyectiva debe seleccionar su respuesta entre un cúmulo de asociaciones basadas en las propias vivencias del individuo.(Fernández, M; 2003)

Proyección
En psicoanálisis se refiere a un mecanismo de defensa en el cual se adjudican al exterior aspectos personales que la gente rechaza en sí misma sin percatarse ni del proceso ni de lo repudiado, es decir, que uno y otro son inconscientes. En las técnicas proyectivas la proyección participa de estas cualidades: se manifiesta la personalidad como un todo, al mismo tiempo que se tiene que distorsionar, en cierta medida, la realidad con el objeto de atribuirle lo que es interno.(Fernández, M; 2003)
Características de las pruebas proyectivas
Se enlistan 14 características principales de toda prueba proyectiva, las cuales han dado resultado, y sigue cada uno de estos puntos en lo que respecta con el test de Rorscahch:
1.- Los estímulos deben ser lo menos estructurados posibles para facilitar la proyección.
2.- Las instrucciones para las pruebas proyectivas siempre son muy sencillas ya que dejan en libertad al examinado de resolver como le plazca.
3.- Han sido diseñadas para obtener información que no aparecería por otros medios, como las pruebas psicométricas o la entrevista abierta.
4.- Se considera que ninguna conducta es casual y que todo comportamiento, incluida la ejecución o respuestas a la prueba, habla de la personalidad.
5.- Evalúan la personalidad como un todo dinámico, unas se enfocan más en la estructura, como son los dibujos proyectivos o el Rorschach, otras más al contenido dinámico, por ejemplo las de apercepción temática.
6.- Los datos que arrojan permiten apreciar la forma particular en que cada persona integra internamente sus experiencias.
7.- La neutralidad del examinador no existe, éste participa con toda su personalidad en la situación de prueba.
8.- Las pruebas proyectivas se interpretan dentro de un conjunto de datos aportados por otras pruebas, tanto proyectivas como psicométricas, los obtenidos a través de la entrevista y los proporcionados por la observación de la conducta del sujeto.
9.- La calificación de las respuestas se basa en lo que el examinado responde y no en criterios previa y rígidamente establecidos.
10.- La interpretación tampoco está prefijada, se hace en función del todo, es decir, que ningún signo tiene un significado único, sino que adquiere sentido dentro de la totalidad en la que aparece.
11.- La estandarización se refiere a los estímulos, su orden de presentación y a normas de lo esperado en lo común de la gente: tamaño, colocación, tipo de líneas y trazo, en el caso de los dibujos proyectivos, número de respuestas promedio proporción de cada tipo de respuestas, tiempo total y tiempo de reacción en el Rorschach.
12.- Se espera que el coeficiente de confiabilidad sea más bajo que el de los cuestionarios de personalidad porque las pruebas buscan evaluar la personalidad como un todo dinámico, lo que quiere decir que se esperan cambios de una a otra aplicación.
13.- Su validez teórica se sustenta en teorías de personalidad holísticas, de ahí que resulte más difícil de probar de manera estadística, pues se requiere de estudios longitudinales que abarquen todas las características de la prueba dentro del contexto de una totalidad. Carecen de validez predictiva de conducta real, puesto que no pretenden evaluarla, ya que se enfocan hacia la organización interna de las experiencias. Por otra parte la validez diagnóstica suele ser muy alta.
14.- Schatel indica que las pruebas proyectivas tienen en común: a) el propósito de llegar a un diagnóstico, b) perseguir este propósito buscando que aparezca la conducta característica de la personalidad del individuo, c) lograr esto a través de no limitar la elección o posibilidades de elección y d) que se comunique al examinado que no hay respuestas “correctas” o “incorrectas”.(Fernández, M; 2003)
Siendo entonces que la prueba del Rorschach posee todas estas características de las pruebas proyectivas. Pues como se ha venido explicando este se basa solo en un todo dinámico de la persona y es claro que no tendrá una estandarización, pues esta solo se vera referida a los estímulos que el individuo posea.

Datos que proporciona el Rorschach
A partir de los aspectos formales del Rorschach es posible evaluar:
1.- Que tan inteligente es una persona no en términos de coeficiente intelectual sino de rangos de menor a mayor; tipo de inteligencia.
2.- Los aspectos emocionales de la personalidad aparecen en la prueba de manera amplia y profunda: el tipo de afectividad, los impulsos sexuales y agresivos, su intensidad y el tipo y grado de control que existe sobre ellos, las emociones.
3.- Nos informa también acerca del modo de relación: afectuoso, distante, conformista, frío, egocéntrico, autista.
4.- Lo que es más importante: la integración particular que hace cada persona de todos estos aspectos, porque ninguno está aislado, sino en constante interrelación dentro de un todo dinámico.
La interpretación psicodinámica del contenido de las respuestas permite ampliar y profundizar la información: la imagen que tiene el examinado de sí mismo y la que tiene de las figuras significativas en su vida, así como el efecto que tales imágenes están teniendo en su vida presente. Permite rastrear la psicodinamia de la estructura caracterológica y, dentro de ciertos límites, hacer predicciones acerca de una serie de aspectos, por ejemplo, peligro de suicidio, peligrosidad social, riesgo de psicosis, éxito o fracaso en una psicoterapia.(Fernández, M; 2003)
Alcances y limitaciones
El psicodiagnóstico del Rorschach como cualquier otro medio de obtención de datos, tiene alcances que corresponden a aquello para lo cual fue diseñado, dar cuenta de la organización interna de las experiencias, de qué potencialidades ha logrado desarrollar una persona y cuáles se ha visto obligada a inhibir dadas circunstancias concretas. Su principal limitación es que, como toda técnica proyectiva, carece de validez predictiva de conducta real. (Fernández, M; 2003)
Entre sus limitaciones destaca el hecho de que su objetividad descansa en la capacidad de quien aplica, califica e interpreta la prueba y en este terreno deben existir forzosamente variaciones individuales; esto transforma al Rorschach en un instrumento de manejo delicado (que desde la psicometría estricta resulta subjetivo) y en un método costoso en la medida que exige mucho del examinador.(Fernández, M; 2003)
Dentro de sus mayores alcances se encuentra el de ser una prueba aplicable a casi toda la gente, desde niños muy pequeños (al adquirir el lenguaje) hasta ancianos. Es una prueba que no requiere de ninguna habilidad adquirida para resolverla, es aplicable a pacientes agitados, con problemas de coordinación. Las limitaciones se reducen a los invidentes.(Fernández, M; 2003)
Teorías psicológicas aplicadas al Rorschach
El empleo de la teoría en la interpretación del Rorschach da lugar a una descripción más completa del funcionamiento psicológico, de manera que es muy importante saber dentro de cual marco teórico está. Erdberg plantea que la enseñanza del Rorschach suele proporcionarse con alguno de dos enfoques diametralmente opuestos ya que, o se adopta un enfoque totalmente empírico acerca de los hallazgos que se han ido acumulando a lo largo de su historia, o bien se le da un enfoque psicoanalítico radical. (Fernández, M; 2003)
La influencia considerable del modelo positivista, no sólo en la psicología sino particularmente en las pruebas psicológicas, ha hecho que al Rorschach se le trate como prueba psicométrica por numerosos investigadores lo cual puede observarse en todos los estudios que se han realizado para probar su validez y confiabilidad, para asegurar su objetividad y contar con estandarizaciones específicas para las diferentes edades, grupos sociales, étnicos, etc. (Fernández, M; 2003)
Te’eni, citado en Fernández, s/a, plantea que el empleo del psicodiagnóstico del Rorschach ha creado un desacuerdo entre quienes privilegian la libre interpretación de las respuestas con base en la teoría clínica y quienes enfatizan la necesidad de establecer normas estadísticas. (Fernández, M; 2003)
Aronow y Moreland, citado en Fernández, s/a, llegan a la conclusión de que el Rorschach puede manejarse tanto como una prueba psicométrica como una técnica proyectiva y recomienda el empleo de la combinación de ambas características diseñadas por Exner para enriquecer la información. (Fernández, M; 2003)
La gran mayoría de los rorschachistas ha elegido la teoría freudiana clásica a fin de buscar un marco teórico para interpretar el contenido simbólico de las respuestas y la psicodinamia de los cuadros psicopatológicos. (Fernández, M; 2003)
Aplicaciones del Rorschach
Ha resultado un instrumento muy valioso en la detección de patología incipiente, en la actualidad ya no se emplea para conformar diagnósticos bien establecidos clínicamente, sino en los casos en los que el diagnóstico es inseguro. (Fernández, M; 2003)
Como es una prueba individual, su principal campo de aplicación se encuentra en la psicología clínica, forma parte de la batería habitual de pruebas cuyo objeto es establecer cual es la estructura caracteriológica y la psicodinamia de la persona. (Fernández, M; 2003)
En la psicología del trabajo, el Rorschach forma parte de la batería de pruebas en selección de personal y para establecer planes de carrera. Cuando se busca seleccionar jefes que no creen situaciones laborales nocivas que vayan en prejuicio de los trabajadores (explotación, abuso sádico del poder, etc.), cuando se requiera seleccionar personal que vaya a manejar maquinaria delicada y peligrosa, porque detecta a las personas generadoras de accidentes, ya sea pasivas (que provocan el accidente para autodestruirse) o activas (lo causan a otros); se le emplea para detectar si un candidato a alto ejecutivo cuenta con las habilidades necesarias, es decir, para predecir su éxito o fracaso; además, lo que hace es ayudar o mejorar las relaciones de trabajo.(Fernández, M; 2003)
En el campo de la psicología educativa se utiliza para determinar las razones por las cuales un niño presenta problemas escolares, ya sea de conducta o aprendizaje, fundamentalmente con el objeto de plantear la forma de terapia mas adecuada. También se emplea como auxiliar en la orientación vocacional, porque la evaluación de la estructura de la personalidad permite ayudar a los jóvenes a elegir su carrera, tomando en cuenta los intereses, aptitudes, tipo de inteligencia, situación social y familiar, dentro del todo dinámico que es la personalidad.(Fernández, M; 2003)
Por lo que al propio test respecta, su creación se produjo en cierto modo en la confluencia de dos corrientes.
Una de ellas está representada por la prueba de asociación de palabras, el primer test experimental aplicado en Psiquiatría, utilizado por Carl Jung para descubrir complejos, en el que estableció un determinado síndrome correspondiente a su prueba para cada enfermedad mental, aunque su contribución esencial fue, sin duda, la clasificación formal de las respuestas. En líneas generales diferenciaba entre las asociaciones internas o semánticas y las externas o verbales. Agrupaba las semánticas, que consideraba características de los introvertidos, a la izquierda, y las verbales, típicas de los extravertidos, a la derecha. Es evidente que Rorschach incluyó en su test gran parte de la prueba asociativa de Carl Jung, tanto por lo que se refiere a ciertos detalles como al marco general. (Hellenberger, H. s/a)
La segunda corriente parte de la investigación experimental de la representación, realizada por medio de manchas de tinta. Con anterioridad a Rorschach se habían realizado ya diversas pruebas en este sentido. Es dudoso que supiese algo acerca de los estudios de Whipple en América y de Rybakof en Rusia. En todo caso, ya que se menciona conocía los trabajos de Hens, quien había examinado por medio de ocho láminas a 1000 niños, 100 adultos normales y 100 psicóticos. Durante la prueba, los sujetos podían hacer girar las láminas; no se medía el tiempo de reacción. La finalidad perseguida era encaminar la fantasía, pero muy pronto se percató de que entraban en juego también otros factores psicológicos, aunque limitó sus observaciones al análisis del contenido de las respuestas. (Hellenberger, H. s/a)

Objetividad, estandarización, confiabilidad y validez del Rorschach.

Weiner, citado en Fernández, s/a, realizo un estudio acerca de las investigaciones al respecto y concluyó que la evidencia empírica confirma tanto la validez como la utilidad de esta prueba, además, considera que toda investigación en cualquier otro terreno; sin embargo, el hecho de que el Rorschach sea una técnica cuyos estímulos no estructurados exploran el funcionamiento de la personalidad, hace que los investigadores presten atención solo a determinados aspectos de la prueba, seleccionen a los sujetos investigados bajo determinados criterios, elijan determinadas variables de un conjunto muy complejo de las mismas, recolecten y analicen datos, todo esto con el objeto de obtener resultados estadísticamente significativos. Se puede concluir que esta situación implica ya un sesgo importante en la investigación pero se fragmenta el aspecto más valioso de la prueba: su complejidad como una totalidad. (Fernández, M; 2003)
Estas consideraciones van encaminadas a la necesidad de tener muy en cuenta que los resultados de las investigaciones con el Rorschach dependen de la forma en que se plantea el problema que se va investigar y sobre todo, de tomar en cuenta el Rorschach, como toda prueba proyectiva, evalúa la forma particular en se han integrado internamente las propias experiencias y no el como estás se expresan en la conducta, y que esto se realiza tomando a la personalidad como un todo complejo e interpretando cada uno de los datos obtenidos en función de la totalidad de los resultados de cada protocolo y de la especificidad de cada examinado.(Fernández, M; 2003)

Objetividad
El Rorschach cuenta con criterios bien definidos tanto para su calificación como para su interpretación; estos criterios son complejos y se requiere de tiempo para aprenderlos, es necesario aplicarlos cuidadosamente a cada caso particular porque la calificación no se basa en criterios predeterminados, sino en la apercepción de cada examinado, por ello es necesario investigar que es lo que el examinado esta tomando en cuenta para dar su respuesta. (Fernández, M; 2003)
La interpretación de los datos obtenidos se hace tomando en cuenta la totalidad de la prueba y no los aspectos aislados de la misma. (Fernández, M; 2003)
No es posible aplicar el Rorschach si no se aprende antes a calificarlo. Los criterios para interpretar los datos también se han establecido y se ha comprobado su validez a través de la investigación realizada a lo largo de los casi 80 años que lleva la prueba, investigación que se sustenta en el cuidadoso análisis que llevo a cabo su autor antes de publicarla. (Fernández, M; 2003)
Los distintos sistemas de calificación influyen en los resultados obtenidos, en esto reside la importancia de ceñirse a uno y comprender el significado de cada aspecto que interviene en dicho sistema, teniendo siempre en cuenta que la calificación depende de la forma particular en que la lámina ha sido experimentada por el examinado. Marguerite Loosli-Usteri fue muy explícita al señalar que su principal “deseo es que sea respetado el pensamiento de Rorschach; cierto es que los seguidores han perfeccionado sus métodos, que la muerte no permitió perfeccionar al autor, pero no han encontrado ningún aspecto fundamental que los modifique. Situémonos, pues, dentro de la línea trazada por el creador, línea mental que podemos ampliar y profundizar gracias al desarrollo metodológico ulterior al que nosotros, sus sucesores, tenemos mucho que agradecer”.(Fernández, M; 2003)
Bohm, Binder, Loosli-Usteri, citado en Fernández s/a, Schafer, se apegan mas al sistema de Rorschach, respetan que lo importante es captar la apercepción del examinado, de manera que las respuestas de movimiento deben ser vivenciadas, así como las de color, sombras y clarooscuro, de ahí que si la mancha se perciba como un tono uniforme la respuesta es de color, si lo percibido son las diferencias gruesas de tonalidad se trata de una respuesta de claroscuro, y si lo que el examinado capta son las diferencias finas del sombreado es una de sombras. (Fernández, M; 2003)
La popularidad de la prueba se extendió en las décadas de los años 40 y 50. Esta popularidad se basaba principalmente en evidencia clínica obtenida de un selecto grupo de virtuosos de la prueba de Rorschach que tuvieron la capacidad de deslumbrar con análisis a ciegas, un proceso mediante el cual un psicólogo clínico realiza el análisis de la prueba de Rorschach de un paciente sin contar con un conocimiento previo de la historia o diagnóstico del paciente, y luego valida los resultados de la evaluación de la prueba mediante la verificación con otras fuentes. Para aquellos que estaban interesados en formarse una opinión acerca de la validez de la prueba, el impacto de una demostración tan sorprendente de un análisis a ciegas profundo fue mucho mayor que el impacto de las enormes colecciones de evidencia empírica que refutaban la validez científica de la prueba, por lo que dichas demostraciones fueron responsables de gran parte de la amplia e incuestionable aceptación de la prueba de Rorschach como una herramienta sólida de diagnóstico.(Kaplan, R. 2006)
Sin embargo, a principios de los años setenta , la investigación inició una larga tendencia que perdura hasta el día de hoy y que ha revelado que la prueba de Rorschach no era tan milagrosa.(Kaplan, R. 2006)
Se ha sugerido que los grandes éxitos de los análisis a ciegas fueron producto de algunos trucos simples; uno de estos trucos, llamado por Bertram Forer el efecto Barnum, se ilustra con una demostración que usó en su clase de introducción a la psicología. Forer preparó un perfil de personalidad para cada uno de sus nuevos estudiantes basado en un cuestionario que les había administrado, pidió entonces que cada estudiante calificara la exactitud de su perfil, en donde 0 era inexacto y 5 perfecto. Los estudiantes dieron una calificación promedio de 4.2, y mas del 40% de los estudiantes dijo que sus perfiles eran una descripción perfecta de su personalidad. La trampa es que Forer le había dado a cada uno de sus estudiantes exactamente el mismo perfil, el cual había recopilado de un libro de horóscopos. Había seleccionado afirmaciones que parecían precisas pero que en realidad se ajustaban a la mayoría de las personas. El demostró el grado en el que la gente sobreestima la singularidad y precisión de afirmaciones generales respecto a su personalidad. (Kaplan, R. 2006)
Otros han explicado el éxito inicial no por artimañas, sino por el nivel de genialidad de los virtuosos de la prueba de Rorschach y su capacidad para tener éxito en el análisis a ciegas gracias a su basta experiencia. Pero estas explicaciones se quedan cortas cuando se considera que los mismos virtuosos que sorprendieron a otros con su éxito en los ámbitos clínicos no fueron capaces de hacerlo mejor que la casualidad cuando fueron puestos a prueba en estudios controlados. (Kaplan, R. 2006)
A pesar de los medios con los que se obtuvo el éxito inicial del análisis a ciegas y la evidencia clínica de la validez de la prueba de Rorschach, los científicos afirmaron que la validación clínica no es confiable, esta sujeta al autoengaño y no es científica. (Kaplan, R. 2006)
Exner, citado en Kaplan s/a, comenzó a desarrollar un sistema para remediar muchos de los problemas de los que la prueba estaba plagada, creo un sistema comrehensivo de calificación, es ampliamente enseñado y es el método más utilizado hoy en día.(Kaplan, R. 2006)
Aunque se ha estimado que la prueba de Rorschach se administra anualmente a más de 6 millones de personas en todo el mundo, nunca ha recibido normas adecuadas; la mayoría de los psicólogos clínicos que utilizan la prueba dependen de las normas establecidas por Exner. Para 1986, había establecido normas para el estadounidense adulto promedio; para 1990, los libros de Exner estaban repletos de tablas normativas que incluían normas para prácticamente cada variable de la prueba de Rorschach, sin embargo Wood y sus colegas argumentaron que su intento tenía una falla significativa debido a un error de cómputo creado al usar los mismos 221 casos dos veces en su muestra. En otras palabras, la muestra que había reportado ser de 700 individuos consistía en 479 individuos, 221 de los cuales habían sido registrados dos veces.(Kaplan, R. 2006)
Exner diseñó sus normas revisadas conservando los 479 casos que no habían sido duplicados y agregando 121 casos nuevos. Por otro lado, una revisión de los resultados de 32 estudios separados concluyó que las normas usadas en el sistema comprehensivo son inexactas y tienden a sobreidentificar desórdenes psicológicos en poblaciones que nos pacientes clínicos.(Kaplan, R. 2006).

Conclusión.
Lo que se trató en este articulo es hacer una breve reflexión del uso del Test de Rorscchach, dando a conocer tanto su validez como su confiabilidad y su estandarización, como el también dar de cierta manera mayor conocimiento de lo que es esta prueba, pues muchas veces se dejan llevar por el hecho de no ser una prueba “validada” o estandarizada; pero antes de meterse a juzgar más a fondo el porque no de esta estandarización se tiene que entender muchos de los factores del Rorschach.
Como se mencionó anteriormente no se puede lograr esta estandarización pues es una prueba totalmente proyectiva, lo cual al momento de medirla no puede tener una estandarización de saber realmente cuales son los resultados o parámetros a medir que se necesitan, pues cada persona es diferente e interpreta cada lamina de diferente forma, conforme a lo que está ha vivido.
No por algo es una de las pruebas que hasta la fecha siguen usando los psicoanalistas con un grado de confiabilidad muy alto psicológicamente, que es algo de lo que realmente importa, pues demuestra que es verídico lo que se dice o las conclusiones del paciente al que se le aplique. Aparte de ser una prueba muy fuerte, pues hubo comparaciones de esta con el MMPI, la cual es una de las pruebas más confiables y estandarizada.
Esto es lo que nos demuestra el Rorschach su confiabilidad total psicológicamente, tomando en cuenta por supuesto su buena aplicación.
Lo que nos deja esta investigación es no solo el querer que los demás la conozcan sino también el confiar nosotros en ella, pues después de la respectiva investigación nos hace creer y entenderla, pero sobretodo el saber que en un futuro la podemos aplicar con suma confianza de saber que lo que obtendremos del paciente realmente será real y será algo que nos beneficiara mucho para conocer mas acerca de su personalidad, pero también tomar mucho en cuenta en el prepararse para poder aplicarla, pues también esta dependerá del aplicador.

Bibliografía
Bar Din, Anne. La prueba del Rorschach: Un manual de aplicación pluricultural. Siglo XXI, 2001.
Bohm Ewald. El test de Rorschach. Ediciones Morata, 1975.
Kaplan, M. Robert; Saccuzzo Dennis. Pruebas psicológicas: Principios, aplicaciones y temas/ Principles, Applications, and issues. Cengage Learning Editores, 2006.
Fernández Pérez, Marisa. Psicodiagnóstico de Rorschach. Manual Moderno; México, 2003.
http://www.rorschach.es/ear/testorigenes.htm#_Toc115577413, Hellenberger, H. recuperado el día 15 Mayo 2009; autor Ps. Raquel Badilla Rodríguez
http://www.scribd.com/doc/12720600/Manual-Test-de-Rorschach recuperado el día 15 Mayo 2009; autor Ps. Raquel Badilla Rodríguez