Más allá de la psicología

Por clbustos. En 2007-07-22 21:30:23 -0700

Ensayo realizado por Eugenio Vargas Rodríguez (2001)

Al presentárseme la oportunidad de escribir estas líneas sobre los desafíos para la psicología en el siglo XXI inevitablemente recordé algunos conceptos que aprendí a lo largo del taller de formación Integral los cuales desarrollaré en este ensayo, pues pienso que hoy en día la Psicología como ciencia establecida debe obligatoriamente recurrir a otros campos del conocimiento como son la Antropología, la Sociología y por que no decirlo el pensamiento Mágico- Religioso; Buscando así, de este modo, el desarrollo de una Disciplina Integral en donde, el constante avance del pensamiento psicológico sea capaz de recoger e interpretar los diversos elementos pertenecientes a otras áreas para así beneficiar la labor profesional.

Dentro de este ensayo, he decidido referirme a tres áreas conceptuales las que presentaré y en donde trataré de expresar él ¿por qué? De la necesidad de tenerlos presentes y de integrarlos de manera fundamental a la labor del Psicólogo para así enfrentar de mejor manera los desafíos que se le presentan a esta ciencia en los comienzos de este nuevo milenio, tomando en cuenta los diversos cambios, las exigencias y las necesidades que hoy en día posee el ser humano las cuales, van fluctuando inevitablemente con el paso de los años.

Las áreas de interés, que me han motivado a presentar este ensayo de este modo son: Las Prácticas Mágico-Religiosas; El Complejo Chamanistico y lo relacionado con la problemática Cultura-Subcultura, pues pienso que estos elementos y su consideración por parte del psicólogo, son fundamentales para enriquecer la labor del profesional, ya que, pueden ser de mucha utilidad para enfrentar los nuevos desafíos que presenta el mundo actual.

Al escuchar el término de Prácticas Mágico-Religiosas inmediatamente se me presenta una fuerte contraposición con el ámbito científico pues representan cosmovisiones completamente opuestas, con características muy diferente y sin duda elementos incompatibles, ya que, este tipo de prácticas se basan en conocimientos y creencias de corte "más primitivo", en donde se presenta un mundo que está alejado de la ciencia y que se relaciona con la religión, la magia, el misticismo y un sin numero de creencias y tradiciones que tienen como base el conocimiento popular que se ha transmitido de generación en generación para así conservar esta forma de entender el mundo, la cuál aún es fuertemente valorada en el presente. Al percibir la existencia de estos dos modos de entender los fenómenos que afectan e intervienen en la vida del ser humano, propuse, según lo aprendido, realizar una integración y enfocarlo hacia lo fundamental que es el conocimiento de la existencia de este tipo de prácticas por parte del Psicólogo, para así, poder complementar su formación científica con estos elementos que para algunas personas tienen una importancia trascendental.

Las prácticas Mágico-Religiosas se definen como "todas las alternativas de ayuda que implican acudir a otro que actúa como intermediario entre fuerzas sobrenaturales" (Winkler, 1996, Pág. 9) e incluyen o se relacionan con las prácticas de Magia Blanca o Negra, las prácticas adivinatorias y las relacionadas con el catolicismo popular, dichas alternativas de solución están fuertemente arraigada en la vida cotidiana de las personas a través de la fe que funciona como elemento principal para el desarrollo de las mismas.

Estas prácticas tienen tal aceptación que hoy en día en plena época científica y tecnológica es muy común escuchar sobre los milagros, el tarot o la magia negra ¿quién no ha visto una ánimita en la carretera o ha oído del fervor religioso de los fieles presentes en la peregrinación de la Virgen de lo Vásquez?

A mi juicio el psicólogo, debe conocer la importancia que las personas le atribuyen a estas practicas no para sacar las cartas del tarot o el rosario y ponerlo sobre la mesa de su consulta, sino más bien para comprender ciertos aspectos que están más allá del alcance de la Psicología (como Agente de Solución) y que sin embargo son creencias fundamentales para el desarrollo de la vida de algunas personas, donde el profesional no debe negar la existencia de estas prácticas como alternativas de ayuda; debe aprovecharlos para insertarse de mejor modo en las problemáticas que presentan las personas en su diario vivir conociéndolos y comprendiéndolos ya que de este modo se puede "Contribuir de manera interesante a disminuir las barreras socioculturales que han interferido con la actividad psicológica (Winkler, 1996,pág 41).

Para concluir en lo que se refiere a las prácticas mágico-religiosas pienso que es fundamental que el psicólogo no ponga sus propias barreras para el entendimiento de las mismas, debe dejar un poco de lado su propia creencia (creyente o no creyente) ya que esta podría a mi juicio interferir negativamente en la aceptación o rechazo de este tipo de alternativas, lo importante es que el profesional las tenga muy presentes a la hora de tener que iniciar su labor psicológica con alguna persona que crea en este tipo de alternativas de solución, pues no sería correcto derrumbar toda una estructura de creencias que puede presentar un paciente.

Por lo demás la labor del psicólogo, a mi juicio, no consiste en validar estas practicas como alternativas de solución, tampoco el desconocerlas ni rechazarlas, Lo importante es integrarlas como parte fundamental del modo de vida de un determinado paciente.

Un segundo aspecto de mi análisis se refiere al complejo chamanistico planteado por Levi-Strauss el cual se compone de " la creencia del hechicero en la eficacia de sus técnicas; luego, la del enfermo que aquel cuida o de la víctima que persigue, en el poder del hechicero mismo; Finalmente la confianza y las exigencias de la opinión colectiva (Levi-Strauss, 1968, pág. 152).

Aunque este es un concepto de carácter completamente mágico, creo que es necesario, asimilarlo a la labor del psicólogo pues ambos poseen un trasfondo común y en donde el complejo chamanistico puede ser una valiosa herramienta para la labor del Psicólogo actual.

Al desglosar este concepto en sus tres constituyentes esenciales puedo destacar primeramente que la formación del Psicólogo es bastante ardua, siendo un largo proceso de aprendizaje donde esta, sumado a las capacidades individuales y la vocación puede confirmar una labor terapéutica sólida donde el profesional debe confiar en lo que hace, en como lo hace y en la capacidad que tiene para realizarla de buen modo.

Por otro lado, por el tipo de relación que se da entre terapeuta y paciente es fundamental que el segundo tenga la capacidad de cooperar con su propia terapia, de permitir la mejor relación posible entre ambos y de creer que el psicólogo le puede ayudar a solucionar sus problemas.

El tercer elemento es la confianza y las exigencias de la opinión pública según mi parecer, este aspecto puede ser un poco discutible, ya que si bien el terapeuta con trayectoria y años de experiencia puede recibir una buena aceptación y validación por parte de la comunidad, lo que tal vez fomentaría la confianza en su terapia, pienso que, perfectamente un Psicólogo "recién egresado" que no posee un curriculum ni la práctica deseada por la comunidad (lo que a mi entender es un prejuicio) puede y está capacitado para desenvolverse de buena forma como profesional lo que le permitiría tener similar éxito como agente de solución y en donde con el tiempo podrá crear una buena imagen ante la comunidad; Además pienso que, la terapia realizada por el psicólogo no depende directamente del apoyo que le entregue la comunidad, sin embargo, este apoyo, en muchas ocasiones puede ser vital para la labor psicológica como por ejemplo: En un proyecto de intervención contra la drogadicción en un pueblo determinado.

Finalmente como tercer desafío esencial, considero el entendimiento de las subculturas "segmentos culturales diferenciables en un grupo social mayor con el cual mantienen nexos fuertes pero del que se diferencian por rasgos culturales propios" (Winkler ,1993, pág. 60).

El Psicólogo en muchas ocasiones debe relacionarse (profesionalmente) con sectores de la sociedad o personas específicas que no pertenecen a su mismo "grupo cultural" este puede trabajar con subculturas populares, rurales, con otras etnias etc. Para que esta relación sea fructífera es necesario que se rompa con la barrera existente entre distintos modos de vida, de tal modo que, por ejemplo el psicólogo se pueda integrar de buena manera, en un poblado campesino, respetando sus tradiciones y costumbres y no que estos deban acomodarse a los "Extraños planteamientos que trae el afuerino" (psicólogo).

Esta problemática a mi juicio es unos de los problemas de mayor importancia en la actualidad, es fundamental la integración de la inserción del Psicólogo en las distintas subculturas, que este sea capaz de enfrentarse a esta labor sin prejuicios que muchas veces pueden ser infundados, a comprender el estilo de vida que poseen y sus creencias y tradiciones como lo es por ejemplo la concepción de Medicina Folklórica que: "Concibe principalmente seis enfermedades conociéndose por medio de los nombres tradicionales de susto, celos, pataletas, pensión, tabacazo y espiritualismo (Grebe, Segura, 1974, pág. 37). Y las prácticas mágico religiosas.

Pienso que en este aspecto es esencial la formación que se recibe tanto en lo Académico, como en el desarrollo personal del estudiante, es fundamental ver el rol del psicólogo en la sociedad como un agente de solución para todos los sectores, para todas las personas y no solamente para un grupo privilegiado económicamente. Para esto, la inserción del Psicólogo en las subculturas, se necesitan dos cosas: Vocación de Servicio a favor de la comunidad y una formación integral que vaya más allá de las simples limitaciones y exigencias que impone el Mercado laboral.

Según mi entender, existen diversas concepciones de desafíos en todo sentido donde la Psicología sin duda tiene mucho por delante, debe considerar las exigencias que la Sociedad le plantea, debe tratar de optimizar su servicio hacia la Comunidad, constantemente debe mirar hacia el futuro y lograr nuevos conocimientos, nuevos adelantos y más tecnología pero, en lo personal el mayor desafío que se le presenta a esta ciencia es recoger y reinterpretar una serie de conocimientos pasados provenientes de otro tipo de concepciones como lo es la Mágico- religiosa donde elementos como las prácticas mágicos- religiosas (presentes hoy en día) pueden ser muy útiles para la comprensión y el entendimiento del ser humano con toda la diversidad e individualidad que este posee.

Por otro lado el desarrollo de nuestra sociedad, con sus sistemas políticos y económicos, el materialismo, los prejuicios y la discriminación provocan una serie de diferencias que se encargan de separar al ser humano por clases, costumbres e incluso tradiciones; se produce una fuerte diferencia entre Cultura- dominante y subculturas, diferencias que el Psicólogo debe dejar de lado insertándose en las diversas situaciones que puede implicar el desarrollo de su profesión como lo es el trabajo en sectores de escasos recursos. Al franquear estas diferencias la psicología habrá superado un gran desafío que se le presenta hoy en el siglo XXI.

En la actualidad, con los diversos adelantos que presentan las áreas científicas, donde cada una representa un sector limitado del conocimiento para así poder alcanzar mayor especificidad, se ha tendido a desechar todas las antiguas teorías que han pasado de moda, todos los conocimientos de nuestros antepasados, todas las visiones que no encajan con lo que hoy se entiende como científico. Por una parte esto es positivo, ya que, esto obliga al mundo científico a avanzar cada día más en la optimización de la ciencia como tal, pero en algunas ciencias como la psicología, creo que este proceso puede ser perjudicial, ya que, a lo largo de toda la historia de la humanidad, se han desarrollado distintas formas de en tender a los seres humanos, se han manejado distintos conceptos y cosmovisiones que, aunque pueden ser radicalmente distintos entre sí y muy diferentes a lo que hoy se entiende como científico, estos deberían ser recogidos, tomados en cuenta y reinterpretados para así agregar todos estos aspectos al conocimiento de la psicología, con el único fin, de dar un mejor servicio a la humanidad, en lo que se refiere al complejo conocimiento sobre el ser humano.

REFERENCIAS

  • Grebe, Ma. Segura, J (1974) Psiquiatría folklórica de Chile en revista chilena de Psicología.
  • Levi-Strauss, C (1968) Antropología Estructural .Buenos Aires:Universitaria.
  • Winkler, Ma. I ( 1993) Trabajo Psicológico en sectores populares en psykhe vol. 2 N°1.
  • Winkler, Ma. I (1996) Representaciones Sociales de Practicas Mágicos- religiosas en una Comuna Urbana. Santiago.