Soledad

Por clbustos. En 2007-07-22 19:49:40 -0700
Categorías:

Informe realizado por Rodrigo Díaz, Geraldine Oliveros y otros

Indice


INTRODUCCION

La soledad es un tema recurrente en las manifestaciones culturales, formando parte importante de la experiencia humana. Ha sido un tema de interés psicológico desde los años 50í, pero sólo desde la década de los 80's comenzó a ser un tema de investigación empírica, motivado por el descubrimiento serio y común y por la creación de escalas de medición de soledad válidas, entre las que se destaca la Escala de Soledad UCLA, creada por Russell y col. en 1980. La soledad ha sido relacionada con temas tan importantes como trastornos psiquiátricos, entre los cuales están la depresión, ansiedad, alcoholismo y suicidio. También se relaciona con variables cognitivas; entre las más relevantes se pueden mencionar estilo atribucional, autoconciencia, expectativas. Asimismo se encuentran vinculadas a la soledad las habilidades sociales, como la autorevelación, atención personal y hostilidad, entre otros.

 

En el presente trabajo se intentarán revisar distintos conceptos de soledad


MARCO CONCEPTUAL

Concepto de soledad

Definiciones:

Young definió soledad como la ausencia o percepción de ausencia de relaciones sociales satisfactorias (citado en Page, 1991). Page manifiesta que esta definición enfatiza la importancia de la cognición, emoción y conducta, considerando que la emoción y conducta de los solitarios son comúnmente una función de sus pensamientos y atribuciones, los que se deben comprender para comprender su comportamiento (Page, 1991).

Peplau & Perlman definen soledad como una respuesta a la discrepancia entre las relaciones interpersonales deseadas y las existentes (citado en Jones et al, 1982). Estos autores también señalan características esenciales de la soledad, las cuales son:

  1. es el resultado de deficiencias en las relaciones sociales
  2. representa una experiencia subjetiva (que no necesariamente es sinónimo de aislamiento social, ya que uno puede estar solo sin sentirse solitario o sentirse solo cuando uno esta en grupo)
  3. es desagradable y emocionalmente angustiante (citado en Koenig, Isaacs y Schwartz, 1994)

En otras inventigaciones, Peplau & Perlman concluyen que las características que la mayoría de las investigaciones apoyan para soledad:

  1. la soledad es una experiencia aversiva, similar a otros estados afectivos negativos tales como depresión o ansiedad
  2. es distinta de aislamiento social y refleja una percepción subjetiva de l individuo de deficiencias en su red de relaciones sociales. Esta deficiencia puede ser cuantitativa (sin muchos amigos) o cualitativa (falta de intimidad con otras personas). ( Peplau y Perlman, 1982 en Michela y Peplau, 1982)

La definición usada en la escala de soledad desarrollada por la UCLA enfatiza componentes cognitivos y emotivos; el aspecto cognitivo es la conclusión personal de que él o ella tienen menos relaciones interpersonales o que están son menos recientes de lo deseado y el componente emocional es el tono negativo asociado a esta conclusión que puede ir desde una incomodidad al sufrimiento intenso (Solano et al, 1982).

El concepto de soledad se ha distinguido de otros parecidos como falta de compañía (alone), aislamiento (insolatión), ser único y distinto (Williams citado en Page, 1991; Koenig, Isaacs y Schwartz, 1994)); de constructos psicológicos como introversión o y depresión (Solano et al, 1982) y de constructos psicológicos como alienación o anomía (Solano et al, 1982).

Topología de Weiss

Weiss en 1973 propuso una tipología para la soledad. Él plantea que existen dos tipos distintos de soledad: la soledad emocional y la soledad social. La primera consiste en una falta de una relación intensa o relativamente perdurable con otra persona (por ejemplo individuos recientemente divorciados, personas viudas, etc.); estas relaciones pueden ser de tipo románticas o relaciones personales que generen sentimientos de afecto y seguridad. La soledad social involucra la no-pertenencia a un grupo o red social. Estas pueden ser un grupo de amigos quienes participan juntos en actividades sociales o cualquier grupo que proporcione un sentido de pertenencia basado en el compartir preocupaciones, trabajo y otra actividad.( Russell y otros, 1984)

Subyacente a la tipología de Weiss es su creencia de que los diferentes tipos de relación se encuentran con necesidades interpersonales o a menudo diferente provisión social. De este modo cuando una relación particular se pierde, el déficit interpersonal vivenciado por la persona, depende de la provisión social que era aportado por esa relación. .( Russell y otros, 1984)

Weiss estableció 6 provisiones sociales, dos de las cuales se relacionan con la soledad.( Russell y otros, 1984):

  • La provisión de acercamiento, proporcionada por relaciones en las cuales las personas reciben una sensación de satisfacción y seguridad. Se vincula con la soledad emocional.
  • La provisión de integración social, proporcionada por una red de relaciones en la cuales el individuo comparte intereses y preocupaciones. Se vincula con la soledad social.

Conceptos vinculados a soledad

Autorevelación:

Habilidad social de revelar los pensamientos y sentimientos propios a él/la /los otro(s) Solano et al, 1982) es una habilidad básica para desarrollar y mantener relaciones sociales normales (Altman y Taylor citado en Solano et al, 1982) y su falta se asocia a variadas formas de desajuste social (Carpenter & Freese citado en Solano et al, 1982).

Personalidad: Los extrovertidos son abiertos, tipos sociales que buscan la compañía de otros, en cambio los introvertidos son tranquilos, instrospectivos y reservados (Eysenck & Eysenck citado en Stokes, 1985); por lo tanto los extrovertidos son menos solitarios porque poseen grandes redes sociales que le aportan mayores conductas de apoyo (Stokes, 1985).

En definitiva, cuando las personas poseen una deficiente habilidad para relacionarse con otras personas es un factor que aumenta considerablemente la probabilidad de estar solo, ya que las interacciones son menos entusiastas con menos simpatía y con una evidente focalización en si mismo (Jones & Hobbs citado en Stokes, 1985).

Una persona que posee elevados niveles de neuroticismo (ansiedad, preocupación individual y excesiva emocionalidad) reaccionará fuertemente ante todo tipo de estímulos, por lo tanto esta ansiedad y compulsividad que caracteriza a los neuróticos hacen que ellos sean poco atractivos ante los amigos (Eysenck & Eysenck citado en Stokes, 1985); además los neuróticos se protegen de la ansiedad de la s relaciones interpersonales, están convencidos de que no son amables, son miedosos y actúan rechazando todo tipo de amigos potenciales, con el objetivo de protegerse a si mismos del rechazo (Sangster & Ellison's citado en Stokes, 1985).

Variables cognitivas:

Una negativa generalizada, pareciera ser una predisposición característica de la soledad ya que se descubrió que la gente sola expresaría una mayor negatividad hacia otros, quizás los sentimientos de soledad son una manifestación de una tendencia general a percibir situaciones de una manera negativa (Peplau & Perlman citado en Stokes, 1985)

Un estudio de Stokes en estudiantes de bachillerato en EUA descubrió que existe una relación significativa entre las variables de extroversión y neuroticismo con la soledad; tanto si se consideran separadas como juntas (Stokes, 1985) La explicación para la relación con la extroversión basada en la tendencia de los extrovertidos a tener redes sociales. La explicación para los neuróticos sería a nivel cognitivo, pues presentan poca tolerancia a redes sociales deficientes (Stokes, 1985).

Habilidades sociales: Dentro de la falta de habilidades sociales que se han correlacionado con la soledad se encuentran la pasividad, falta de asertividad, timidez, sociabilidad inhibida, menor autorevelación o falta de reciprocidad en esta (Jones et al, 1982).

A) Atención personal: definida como preguntas o comentarios acerca del compañero; esta habilidad social logró relacionarse causalmente con la soledad a través de la experimentación en estudiantes de educación superior, puesto que su elevación logró disminuir significativamente la percepción de soledad (Jones et al, 1982). La explicacion se basa en que la atención personal aumenta la atracción interpersonal y el contacto social; esta influencia se restringe a relaciones incipientes, pero se postula que esta presente en la soledad crónica (Jones et al, 1982).

Desesperanza:

Matención de una serie de expectativas negativas o pesimistas relativas a su futuro y presente (Stotland citado en Page, 1991), esta relacionada positivamente con el nivel de soledad, sin que se halla establecido causalidad lineal, por lo que se le considera un factor de riesgo o indicador de la desesperanza (Page, 1991). Este hallazgo tiene relevancia clínica ya que los desesperanzados tienden a conductas suicidas (Page, 1991).

Teorías

Weis, 1973, citado en Stokes, 1985, distinguió entre teorías situaconales y caracterológicas para explicar la soledad. La primera enfatiza acerca de las deficiencias en el ambiente como causa de soledad. Situaciones claramente certeras como muerte del marido, mudarse hacia una nueva ciudad, vivir aislado geográficamente, conducen a la soledad. Existen algunas evidencias de que este ambiente social de la soledad es restringido y limitado.

La perspectiva caractereológica, enfatiza las diferencias individuales, ya que ciertas personas estarían más dispuestas a la soledad, por la manera en que ellos reaccionan ante situaciones interpersonales, distinguiendo que la personalidad, o más bien, las diferencias individuales, muestran estar asociadas con la soledad.


Discusión e investigaciones

Redes sociales

la investigación psicológica, define la red social como aquellas personas que son significativas en la vida del individuo y con quienes él interactúa regularmente, (citado en Stokers, 1985). Las investigaciones han definido múltiples dimensiones de la red , sin embargo, sólo dos de ellas estarían relacionadas con la soledad. Es el número de redes relativas que posee la persona y la segunda, es la solidez de la red, grado en el cual los miembros de la red social están interconectados entre ellos, (citado en Stokers, 1985). Siendo la solidez de la red la más relacionada con soledad, ya que en ella tanto la familia como los amigos se encuentran interconectados, indicando que la persona es parte de una comunidad de relaciones , de este modo, estaría fuertemente asociado a los niveles más bajos de soledad, proporconando a las personas un sentimiento de comunión, de pertenencia a un grupo lo cual atenúa los sentimientos de soledad. (citado en Stokers, 1985).

variables de la soledad, características estructurales sociales

Las características estructurales sociales, en nuestra sociedad, definen las oportunidades que las personas han alcanzado y mantenido en una red de relaciones sociales.

estatus marital:

La mayoría de las investigaciones muestran un efecto protector mutuo entre ambos esposos, con relación a la salud de ambos, siendo los casados más felices y menos sólos que los no casados y menos gustosos de estar sólos que los no casados. El bajo grado de consideración de la importancia del matrimonio, núcleo familiar y compromiso es un factor provocador de soledad.

Lugar donde se vive:

Estudios en Holanda y Alemania, aportan que en los últimos años ha habido un creciente aumento de viviendas de no casados y de personas que viven solas, demostrando además, que los que viven sólos se correlacionan positivamente con la soledad.

status de ocupación:

Existen ciertos tipos de trabajos que estarían correlacionados positivamente con la soledad, un ejemplo de ello son aquellos trabajos de tiempo completo.

condiciones de vida:

La vida urbana, con su evidente mobilidad social hace prácticamente imposible establecer una óptima red de relaciones sociales, sin embargo, la gente que se muda constantemente aprende a establecer rápidamente nuevas redes sociales, después de haber llegado con su familia a la nueva comunidad, lo que atenuaría a la soledad. Fischer y Phillips, 1982 citado en de Jong-Gierveld, 1987.

Soledad y depresión

Siempre se ha confundido soledad y depresión, sin embargo pese que una no depende de la otra podrían tener un origen en común.

La soledad es una importante área para la investigación que ha sido postergada por algunos problemas, tales como la dificultad para distinguir entre soledad y depresión, las cuales ha menudo se correlacionan.

Según ciertos teóricos, soledad y depresión poseen importantes diferencias. Weis (?) afirma que en la soledad la persona puede liberarse de la angustia de sentirse solo para relacionarse nuevamente con la gente, en cambio, en la depresión la persona más bien se rinde a ello.

Para encontrar las posibles relaciones causales entre soledad y depresión se debe vicular con los datos de correlación entre ellas. Al menos tres causales de relación parecen plausible:

1.- La soledad prolongada puede ser una causa común de depresión.

2.- La depresión puede causar en la gente la reducción de actividad social, quedando finalmemente solo.

3.- Otro factor como el quiebre de una relación, simultaneamente puede producir ambas.

La soledad y la depresión ocurren como estados de ánimo transitorios, lo cual cuando se mantienen en forma estable por algún tiempo, es usualmente considerado un problema psicológico. Valorando la estabilidad de estas experiencias es improbable que un estado inestable particularmente pueda ser identificado como una causa de cualquier cosa.

Autorevelación y soledad

En cuanto a qué aspecto de la interacción afectan específicamente los sentimientos de soledad, Chelune (1980) plantea la hipótesis que el grado de disposición de las personas a auto revelarse se relaciona con los sentimientos de soledad. Tal hipótesis fue confirmada en un estudio con estudiantes mujeres, sin embargo no fue asociado a la totalidad general de la actividad social, dejando de lado la medición de autorevelación informada con amigos íntimos o familiares

En un estudio realizado por Solano y cols. en 1982 con estudiantes de bachillerato de EUA, se descubrió que existe una relación significativa entre el nivel de soledad y la falta de autorevelación en el pasado con amigos del sexo opuesto para hombres y mujeres; con amigas del mismo sexo en mujeres; al analizar los tópicos de la autorevelación se descubrió que soledad se relacionaba con poca autorevelación sobre aspectos de la personalidad para los hombres y mujeres y también sobre actitudes, gustos, trabajo y estudio en mujeres. Para explicar la diferencia entre genero se plantea que solo las mujeres tienen la expectativa de autorevelarse con sus amigas (Solano et al, 1982). Con respecto a la autorevelación en el presente, existe una relación entre la soledad y poca autorevelación para el sexo contrario y demasiada autorevelación para los compañeros del mismo sexo; esta falta de reciprocidad en la autorevelación impediría el normal desarrollo de la relación social (Solano et al, 1982).

Soledad y género

En una investigación realizada por Berg y Peplan (1982), con estudiantes se encontró que en los hombres no había relación entre autorevelación y soledad. En cambio, en las mujeres fue asociada significativamente a una menor disposición a revelarse y a una menor revelación actual con amigos del mismo sexo. No fue encontrada una relación entre soledad y revelación con amigos del sexo opuesto.

La respuesta informada por las mujeres de soledad fue asociada significativamente a el grado de autorevelación con amigos del mismo sexo y del sexo opuesto. En los sujetos masculinos la soledad fue relacionada con autorevelación solo con el sexo opuesto. En todos los casos la menor revelación intima con los pares fue asociada a una mayor relación con soledad.

El vinculo entre soledad y revelación en la mujer es mantenido. En un sólo caso (Berg y Peplau, 1982) la mujer abandona por un largo periodo de tiempo una asociación significativa. Para los hombres el vinculo entre soledad y autorevelación es débil. Solano en investigaciones ha indicado que la autorevelación a la pareja, y no, a los padres esta asociada con menor soledad. Las evidencias de los resultados de Solano (1982) revelan la gran importancia de observar la relación y evaluación de la adolescencia, ya que parece ser crucial el influenciamiento de los sentimiento de soledad.

Sobre una base de 25 observaciones Archer concluye que las mujeres que tienden a ser autorevelaciones no son personas introvertidas y no tienden a estar viculada con ser neuróticas.

Los análisis de Berg y Peplau (1982) ha reportado alguna asociación de soledad y masculinidad y femineidad psicológica, la mayor indicación de masculinidad y femineidad generalmente esta asociada con una mayor soledad.

Una de las diferencias entre sexo con relación a la soledad se puede apreciar en la vinculación que existe entre soledad y otras variables tan importantes como la depresión. Estudios realizados en adolescentes muestran que entre ambas variables existe una alta correlación y que el número de adolescentes mujeres que se reportan como depresivas es el doble a la de los varones adolescentes. Dado la alta correlación de la depresión con la soledad se esperaría que los índices de soledad de las jóvenes fueran el doble a la de los varones, sin embargo, los estudios señalan lo contrario, son los varones los que aparecen con índices de soledad más altos. Para esta paradoja se han propuesto varias explicaciones, pero empíricamente se han comprobado pocas. Unas de las explicaciones comprobadas es que existe una diferencia de género en la relación entre depresión y soledad, en los varones los síntomas depresivos son mayormente asociados a soledad, además, tienden a percibir los síntomas depresivos con el fenómeno de todo o nada, por lo que los síntomas son reportados como depresivos sólo cuando se experimentan intensamente, otra diferencia para los varones es que cuando se sienten tristes o deprimidos tienden a encerrarse en ellos mismo y no buscan compañía.

Para las mujeres la situación es distinta ellas, al parecer, cuando se sienten deprimidas buscan la compañía de sus amistades por lo que podrían ser depresivas, pero no necesariamente solitarias (Koenig, Isaacs y Schwartz, 1994).

La diferencia entre sexos ,de que las niñas sean más depresivas, pero menos solitarias que los varones existiendo una alta correlación entre las variables, parece acentuarse y dar resultados estadísticos significativos en el rango de depresión media. (Koenig, Isaacs y Schwartz, 1994).

Las diferencias de género pueden tener implicaciones importantes para el tratamiento o prevención de problemas, como depresión y soledad, en la adolescencia. Esto es que en grupo donde el problema no sea severo, puede ser más beneficioso para los varones un entrenamiento en habilidades sociales. Para las niñas, por otro lado, puede ser más beneficioso un acercamiento centrado en otros aspectos de la depresión ( mejorar su autoimagen y la percepciones de competencia) (Koenig, Isaacs y Schwartz, 1994).

Soledad y personalidad

Dos caracteristicas de la personalidad que no han recibido atención como influencia potenciales sobre autorvelación son las disposiciones individuales permitidas de autoconciencia y la tendencia a tomar una perspectiva. LA autococniencia se refiere a la tendencia disposicional en el foco de atención en el más privado y secreto de uno mismo. Estados emocionales ineternos, motivos y reflexiones acerca de las experiencias tempranas.

Los efecto s de cada atención focalizada en si mismo se dice ser una más clara y mayor distinción del conocimiento de sí mismo (Buss, 1980). Sobre la base de varios estudios uno puede concluir que mientras mayor sea la conciencioa de si mismo, más detallado y más prciso será elconocimeinto de si mismo. Por que el contenido de esta conciencia de si mismo ( emociones, pensamientos, aspiraciones y dudas) es material tipico de la autorevelación intima, la persona que maneja cada concimiento detallado de si mismo parece estar emjor preparado para la autorevelación, considerando personas similares que elaboran un conocimiento de si mismo escaso y dificitario serían menos capacitados para compartir información persnal con los otros. Así de este modo hemos predecido que una mayor autoconciencia debería generalmente ser asociada con un grado de autorevelación.

La segunada variable de personalidad que puede ser asociada con autorevelación puede ser la tendencia a tomar una perspectiva individual.

La perspectiva tomada se refiere a la tendencia de un punto de vista individual psicológico para entretener

Peplau & Perlman, 1982 establecen que ciertas investigaciones comienzan a identificar personalidades características vinculadas con la soledad, un ejemplo es que algunas personas son aptas para ser introvertidas y menos atrevidas para tomar riesgos. Sujetos solitarios han demostrado poseer una baja autoestima, son menos extrovertidos ansiosos, depresivos y neuróticos. Estas características hacen de la persona una compañía indeseable, reduciendo sus relaciones sociales disponibles y además influyen en la conducta interaccional de las personas manteniendo relaciones de manera dificultosa (citado en Stokes, 1985).

Percepción de atribución causal y soledad

Los teóricos de la atribución han estudiado a cabalidad las habilidades de la gente para dar explicaciones causales (Kelley y Michela; Weiner en Lunt, 1991). Heider (1958) fue uno de los primeros en proponer la importancia psicológica-social de la explicación, el cual es un complejo proceso íntimamente ligado a la construcción de relaciones, situaciones y motivaciones sociales (Lunt, 1991). Él enfatizó las bases cognitivas del dar explicaciones, sugiriendo que la forma en que la gente percibe las causas es básicamente la forma en que ellos explican cómo suceden las cosas(Lunt, 1991). Éste es el dominio de causalidad fenomenológica. Siguiendo el trabajo de Heider, Weiner (1985, 1986) propuso que las causas de la soledad pueden ser clasificadas de acuerdo a tres dimensiones(Michela, Peplau y Weeks, 1982; Lunt, 1991): posición (si la causa es interna o externa a la persona), estabilidad (estabilidad v/s inestabilidad) y controlabilidad (controlable v/s incontrolable). Un número de estudios ha conducido a determinar si la gente realmente clasifica las causas de acuerdo a estos criterios. (Michela, Peplau y Weeks, 1982; Lunt, 1991). Sin embargo, otras investigaciones señalan que la controlabilidad no es independiente de las otras dimensiones y que más bien sería un predictor para las dimensiones de estabilidad y posición (Michela, Peplau y Weeks, 1982). En general, en la atribución de causas de la soledad, éstas son vistas como algo interno e inestable(Michela, Peplau y Weeks, 1982; Horowitz & de Sales, 1983; Lunt, 1991). ; este estilo atribucional, también llamado caracteriológico, se restringe a aquellas tareas de tipo interpersonal (Horowitz & de Sales, 1983). Para este hallazgo se presentan dos explicaciones plausibles; que los solitarios al atribuir sus fallas a falta de habilidad tengan menor motivación y pierdan el aliento fácilmente cuando se enfrentan una dificultad (Horowitz & de Sales, 1983); la otra explicación es que los solitarios tengan déficits de habilidades genuinos y que por eso desarrollen ese tipo de estilo Atribucional (Peterson et al, 1981 en Horowitz & de Sales, 1983).

Estudios más recientes han incluido el uso de análisis factoriales y análisis de red para determinar cómo estas causas están interconectadas (Lunt, 1991).


REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  • Anderson, C. (1983) Atributional style of lonely and depressed people. Journal of Personality and Social Psychology, 45, 127 -136
  • Anderson, C; Miller, R.; Rigen, A.; Oill, J.; Sedikides, C.(1994) Behavioral and characteriological attributional styles as predictors of depression. Journal of Personality and Social Psychology, 66, 594-558.
  • David, M.; Franzoi, S. (1986) Adolescent loneliness, self disclosure and private self consciousness. Journal of Personality and Social Psychology, 51 , 595-608.
  • De Jong,- Gierveld J.(1987) Developing and testing a model of loneliness. Journal of Personality and Social Psychology, 53, 119-128.
  • Franzoi, S.; Davis, M. (1985) Adolescent self- disclosure and loneliness: private self-consciousness and parental influences. Journal of Personality and Social Psychology, 48, 768 -780
  • Jones, W.; Hobbs, S (1982) Loneliness and social skill deficits. Journal of Personality and Social Psychology, 42, 682 -689
  • Koenis, L.; Isaacks, A.; Schwarts, J.(1994) Sex differences in adolescent depression and loneliness: why are boys lonelier if girls are more depressed?. Journal of Research in Personality. 28, 27-43.
  • Lunt, P. (1991) The perceived causal structure of loneliness. Journal of Personality and Social Psychology, 61, 26 -34
  • Michela, J.; Peplau, L.; Weeks, D. (1982) Perceived dimensions of attributions of loneliness.Journal of Personality and Social Psychology, 43 929 -936
  • Page, R. (1991) Loneliness as a risk factor in adolescent hoplessness. Journal of Research in Personality. 25, 181-195.
  • Root, K. (1987)Social support versus companionship: effects on life stress, loneliness, and evaluations by other. Journal of Personality and Social Psychology, 52, 1132-1147.
  • Russell, D.; Cutrona, C.; Rose, J.; Yurko, K. (1984) Social and emotional loneliness: an examination of Weiss' typology of loneliness. Journal of Personality and Social Psychology, 46, 1313 -1321
  • Solane, C.; Batten, P; Parish, A. (1982) Loneliness and patterns of self-disclosure. Journal of Personality and Social Psychology, 43, 524-527
  • Solomon, Z.; Mikulincer, M.; Hobfoll, S. (1986) Effects of social support and battle intensity on loneliness and breakdown during combat. Journal of Personality and Social Psychology, 51, 1269 -1276
  • Stokes, J. (1985) The relation of social network and individual difference variables of loneliness. Journal of Personality and Social Psychology, 48, 981-990.
  • Stokes, J. ; Levin, I. (1986) Gender differences in predicting loneliness from social network characteristics. Journal of Personality and Social Psychology, 51, 1069 -1074
  • Stroebe, W. ; Stroebe, M. ; Schut, H.; Abacoumkins, G. (1996) The role of loneliness and social suport in adjustment to loss: a test of attachment versus stress theory. Journal of Personality and Social Psychology, 70, 1241 -1249
  • Weeks, D. (1980) Relation between loneliness and the treasure: a structural equation analysis Journal of Personality and Social Psychology, 39, 1238-1244.