blog de amalej

Imagen de amalej

Resiliencia emocional infantil

Desde http://www.psikzain.com

¿Cómo lidian los niños con sus problemas? ¿Qué sucede en su interior cuando no pueden conseguir lo que quieren? ¿Cómo se comportan cuando algo ha salido mal?

Las respuestas a estas preguntas determinan su nivel de capacidad de recuperación emocional. El ver los problemas como oportunidades creativas, respirar profundamente y comenzar de nuevo cuando han fracasado la primera (o segunda) vez, y no enojarse con uno mismo, todo esto indica la resiliencia emocional.

Es más que la ausencia de enfermedad mental. Es higiene mental, es salud mental, y es vital!

La capacidad de recuperación emocional es la base sobre la cual se basa todo el éxito, lo que incluye hacerlo bien en la escuela, ser capaz de conseguir un empleo, más adelante, tener relaciones positivas con la familia y los compañeros y el logro de su potencial.

Los niños de familias perturbadas, o bien con menor poder adquisitivo o cultural, o de familias que habitan en zonas desfavorecidas, son más propensos a tener problemas de salud mental. La construcción de su salud emocional, no sólo les permitirá ser más felices y llevar una vida más plena, sino que también les ayudará a elevar su nivel educativo. Esto puede hacer la sociedad más igualitaria y ahorrar en hacer frente a problemas posteriores.

¿Qué debemos hacer?

Ayudar a los niños a obtener:

- gran cantidad de actividad física y las posibilidades de jugar
- una excelente nutrición y mucho descanso
- enseñarles técnicas de autoconocimiento y autogestión

Y esto, ¿cómo se puede lograr?

Imagen de amalej

Múltiples Víctimas

http://www.psikzain.com
Poco podemos hacer mucho para evitar los desastres naturales cuando se producen, y no me gustaría mostrarme ni parecer pesimista, que no lo soy, pero sobre lo que sí podemos incidir es sobre la ayuda que aportemos si nos llega el momento de vivir alguna catástrofe, bien sea natural o por obra humana. Y no me refiero a la ayuda material, económica, de rescate, en las cuales ayudaremos, no me cabe duda, en la medida de nuestras posibilidades o al límite de ellas, depende, sino en el apoyo psicológico que cada uno podamos dar a esas víctimas allá donde estemos, en ocasiones, cerca de ellas, pero sin saber bien cómo hacerlo, a menudo, o, simplemente, si nos compete hacerlo, dado que nadie nos ha nombrado para ello.

Los estudios al respecto indican lo adecuado que resulta trabajar y facilitar la expresión de emociones y sentimientos que se puedan presentar, y esto lo podemos hacer todos.

Una de las mayores preocupaciones de las víctimas suele ser si se estarán volviendo locos, por lo que resulta interesante demostrarles que lo que hacen, dicen, piensan, son reacciones normales tras el suceso traumático vivido. Pero, por otro lado, resulta inadecuado esperar una vuelta a la "normalidad" rápidamente, prescindiendo de la vivencia y de la elaboración de la situación realizada, que puede afectar más que la ocurrencia del suceso en sí.

Lo primero que se destruye es la sensación de seguridad y de confianza en el mundo, necesidades psicológicas básicas, sobre las que podemos trabajar.

Habremos de tener en cuenta que diferentes personas pueden entrar en crisis de modos diferentes, bien gritando, explotando, verbalizando, o, por el contrario, mediante el retiro, la depresión.

Se podrá mostrar (y/o) aturdido, confuso, desesperado, apático, indefenso, con sensación de urgencia, peligro, disconfort, impasse. Puede perder el control, sintiendo pánico, agitarse emocional, verbal o físicamente.

Imagen de amalej

FIBROMIALGIA, que no Simulación

FIBROMIALGIA, que no Simulación (También en http://www.psikzain.com )

Las técnicas psicológicas, y en concreto, la terapia cognitivo-conductual, han demostrado ser uno de los pilares básicos donde debe sustentarse el tratamiento de estos pacientes con dolor crónico (junto con el tratamiento farmacológico y el ejercicio físico moderado). El valor fundamental de la intervención psicológica radica en su utilidad para cambiar las actitudes y comportamientos aprendidos en relación al dolor y modificar de esta manera tanto la conducta manifiesta como la experiencia subjetiva de dolor ( Buckhardt et al., Guideline for the management of fibromyalgia syndrome pain in adults and children, 2005).

Además, es importante su papel en la evaluación del dolor crónico. Su pronóstico mejora notablemente si existe un diagnóstico precoz, información correcta al paciente y con un enfoque adecuado desde el principio de la enfermedad (Goldenberg, D.L. Office management of fibromialgia, 2002). Sin embargo, el peregrinaje de especialista en especialista lo hace a menudo difícil, tres años, de media. Demasiado tiempo.

Se hace necesario un abordaje individual de cada caso, dado que a menudo hay también ansiedad, depresión o alteraciones cognitivas, pero no siempre, y en ocasiones se utilizan tratamientos estándar.

En ocasiones tienen que demostrar que no se trata de Simulación rentista, sintiéndose aún más incomprendidos.

Más información en https://sites.google.com/site/gabinetepsicologicopsikzain/fibromialgia

Imagen de amalej

COACHING O INTRUSISMO, LICENCIATURA O MASTER

Los considero temas importantes que bullen en mi cabeza y no acababa de darles forma. Leyendo al Psicólogo y Director del Centro Penitenciario de Figueres, Josep Font, coincido con él en considerar el Coaching y la Filosofía Práctica dos maneras fascinantes de hacer Psicología sin ser Psicólogo. Evidentemente, dos casos de intrusismo a las claras. Considero que a ello le ayuda la situación española actual, en la que ningún licenciado parece ser apto para el trabajo sin sus correspondientes masters, masters en los que tienen cabida diferentes profesiones, propiciando el Intrusismo, a mi entender (y favoreciendo el que la tasa de paro no se incremente aún más, por tocar otro tema de peso).

¿Y por qué lo vemos así?

1.Porque utilizan toda clase de elementos del conocimiento que son propios de la Psicología.
2.Negando a su vez estar haciendo Psicología Aplicada.
3.Pretenden, finalmente, restringir el papel de intervención de la ciencia psicológica a la casuística patológica y a los procesos implicados en la misma.

El coaching y la filosofía práctica son un par de ejemplos de pretendidas disciplinas a las que se suscriben una nueva estirpe de consejeros del alma. Todo esto parece Innovación, ya que viene de EEUU,y todo lo americano parece ser inmejorable y digno de imitación.

¿Cuál es su formación de base? ¿Y la actual? Trabajan con pacientes y grupos, a menudo "alumnos", que tan lucrativo está resultando, y en ocasiones alguno se descompensa, no se sabe manejar, dada la formación de base y dudosa actual. Sin embargo, la justificación suele ser que ya antes tenía una personalidad inestable, y le relegan a la categoría de "desequilibrado", cuando no se le pierde la pista, nadie sabe dónde está, y parece que además no interesa saberlo.

Imagen de amalej

Alegría o Duelo, Duelo o Depresión

Depende.

Escribo este post en reconocimiento a las personas que padecen en estas fechas, en lugar de disfrutar, como está establecido que debería ser. Quizás con el tiempo puedan dar un giro al respecto, eso espero.

En estas fechas parece que estamos obligados a estar alegres, y disfrutar con los nuestros, haciéndoles regalos, lo que sea, y llenándonos hasta la saciedad, en ocasiones para olvidar. No vendría mal hacer un consumo sostenible, por cierto.

Pero para otros muchos, son fechas que no desean que lleguen, ya que con el tiempo, y dosis de experiencias varias, han ido perdiendo su encanto, y se han convertido en unos días en los cuales rememoran aquello que de negativo hay en sus vidas, relacionado con el apego familiar, léase reyertas familiares, típicas en algunos hogares en estas fechas de reuniones obligadas, y a menudo por la pérdida de seres queridos, ahora ausentes.

El síndrome de la silla vacía, produce tristeza, abatimiento, angustia, y algunos lo resuelven cambiando de ambiente, reuniéndose en otro lugar, realizando viajes o exteriorizando sus emociones con alguien cercano.

Pero otros no. Las fases del duelo establecidas por la la Dra. Kübler -Ross son las más extendidas y claras, a mi parecer: Negación/Rabia/Regateo/Depresión/Aceptación, aunque no siempre se pase por todas y en el mismo orden. El enquistarse en ellas o no superarlas adecuadamente nos puede hacer caer en depresión, pero el hecho de pasar por ellas no significa estar deprimidos. Es un hecho natural, al que hay que adaptarse y aprender a vivir de otro modo, con la pérdida.

La prolongación anormal del proceso, un nulo avance por las fases mencionadas, encontrarse como el primer día después del fallecimiento, "congelando" el duelo, junto con otras, son características típicas de un duelo patológico. Complicaciones físicas o psicológicas se dan a menudo.

¿Cómo les podemos ayudar a hablar de la pérdida? Ana Pía López nos guía.

Distribuir contenido