Análisis de la adaptación de la prueba psicológica MMPI-II para su aplicación a para población Mexicana

Imagen de pei.ac01

Análisis de la adaptación de la prueba psicológica MMPI-II para su aplicación a para población Mexicana
Torres Pérez Verónica, Lara Hernández Luis Alberto
Asesor: José Manuel Bezanilla
Justo Sierra Plantel San Mateo

Resumen
El Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota (MMPI II) es el inventario objetivo de la personalidad más investigado y extensamente aplicado en todo el mundo. Está integrada por cuatro tipos de escalas de Validez, Clínicas, de Contenido y Suplementarias.

El Inventario consta de 567 ítems, cada uno de los cuales deben ser respondidos en términos de Verdadero o Falso por la persona que lo contesta. La prueba puede ser corregida manualmente y con programas específicos que posibilitan una evaluación computarizada.

Es una prueba psicológica de amplio espectro, diseñada para evaluar diferentes patrones de personalidad y trastornos emocionales asociados con ella. Puede ser administrada en forma individual o grupal, a sujetos con un nivel básico de comprensión lectora. Proporciona puntuaciones objetivas y perfiles determinados a partir de normas estadísticas bien documentadas.

El extendido uso de la prueba y los cambios sociales y culturales producidos en las últimas dos décadas hicieron necesario plantearse la necesidad de una reestandarización del Inventario y una adecuación semántica de sus ítems. Por lo tanto pretendemos determinar si es confiable la aplicación de esta, en población Mexicana, basándonos en los estudios realizados por la UNAM que retoman los factores culturales, económicos y sociales.

Palabras clave: MMPI II, validez, estandarización, confiabilidad.

INTRODUCCION
La Psicometría es la disciplina que se encarga de la medición en psicología. Medir es asignar un valor numérico a las características de las personas, es usada esta función pues es más fácil trabajar y comparar los atributos intra e interpersonales con números y/o datos objetivos. Así, no se usa para medir personas en sí mismas, sino sus diferentes aspectos psicológicos, tales como conocimiento, habilidades, capacidades, o personalidad. (Prat, 2005)
La medida de estos aspectos es difícil, y gran parte de la investigación y técnicas acumuladas en esta disciplina están diseñadas para definirlos de manera fiable antes de cuantificarlos. (Prat, 2005)
Los primeros trabajos de psicometría se desarrollaron para medir la inteligencia. Posteriormente, la teoría psicométrica se ha aplicado a la medida de otros aspectos como la personalidad, actitudes y creencias, rendimiento académico, y en campos relacionados con la salud y la calidad de vida.
Los contenidos de la psicometría se articulan, fundamentalmente, en dos grandes bloques: teoría de los test, que hace referencia a la construcción, validación y aplicación de los test, y escalamiento, que incluye los métodos para la elaboración de escalas psicofísicas y psicológicas. (Prat, 2005)
A su vez, la teoría de los test se divide en dos ramas: la teoría clásica de los tests y la más reciente teoría de respuesta a los ítems.
Los conceptos clave de la teoría clásica de los tests son: confiabilidad y validez. "Confiabilidad" es medir algo de forma consistente, es decir, que la aplicación de un instrumento de medidas estables; mientras que "validez" es medir lo que realmente se mide el atributo que el test pretende medir. (Prat, 2005)
TEORÍA DE LOS RASGOS
La "Teoría de los Rasgos" describe a estos como características, supuestamente comunes a la mayoría de los individuos que, mediante ellos son categorizados por ejemplo como atrevidos, sociales, honrados, irritables, tímidos, etc. La personalidad se estudia en términos de la interacción de rasgos más o menos independientes, de actitudes o valores.
Los estudios de R.Catell (1950), los de G. Allport (1937) por otro, se inscriben dentro de las "teorías de los rasgos". También los postulados de H. Eysenck, que describen la personalidad, utilizan este concepto en el que lo más característico sería el "rasgo neuroticismo" y la dimensión "extroversión- introversión". (Schultz, 2002)
La pretensión exhaustiva de explicar la personalidad mediante rasgos que la caracterizan ocasiona que el número de éstos sea altamente considerable haciéndose casi inmanejable. R. Catell agrupó aquellos que consideró sinónimos describiendo la personalidad como una integración de rasgos. La conducta del individuo reflejará una serie de rasgos originales, tales como la integridad, confianza, entusiasmo, valentía, etc. Estos rasgos originales aparecen en menor o mayor número y formarán la base estructural de la personalidad, la cual consta también de rasgos superficiales, más numerosos, dependientes de los originales y que son manifestaciones del carácter, como reflexivo, humilde, hosco, neurótico, etc. (Schultz, 2002)
R, Catell designó rasgos originales que evaluó e identificó a través de su "Escala de 16 factores de personalidad". Los rasgos se clasifican como procedentes del medio, o influido por éste y constitucionales que darían cuenta de los aspectos hereditarios propios del individuo.
Existen amplias analogías entre las concepciones teóricas de Catell y Allport y, por supuesto también diferencias. (Schultz, 2002)
Allport considera por una parte lo que serían los rasgos comunes que, con más o menos frecuencia e intensidad, están presentes en la mayoría de los sujetos y que están referidos a sus gustos, creencias, valores estéticos, sociales, religiosos, etc. y por otro lado, los rasgos definitivos individuales que es lo que en definitiva, en cuanto a la personalidad queda descrita en función de esos rasgos comunes, pero también y con la misma o mayor firmeza por las características distintivas y propias del sujeto. (Schultz, 2002)
La personalidad es considerada en la teoría de Allport tanto desde el punto de vista nomotético (destaca las leyes generales y los principios que rigen los procesos mentales y de comportamiento) como ideográfico (destaca el conocimiento y comprensión de cada individuo en particular examinando la organización única de los rasgos personales). La evaluación y la identificación de los valores que describen la personalidad la realizó por medio de la escala " Estudio de valores de Allport- Vernon". (Schultz, 2002)
Hans Eysenck, al igual que Catell, utiliza "el análisis factorial" para derivar sus dimensiones básicas de la personalidad. En un principio postuló dos únicas dimensiones: 1) Estable- Inestable, que comprende desde el carácter muy estable al normal y en el extremo opuesto el neurótico. 2) Introvertido- Extrovertido, representando las dimensiones fundamentales de la estructura de la personalidad. (Eysenck, 1982)
Según Eysenck, el organismo humano puede ser condicionado, pero la susceptibilidad al condicionamiento está determinada genéticamente. Así mismo, a través de sus investigaciones llegó a la conclusión de que la neurosis también puede presentarse como una característica hereditaria. (Eysenck, 1982)
Análisis Factorial. Es un procedimiento estadístico que permite reducir la información realizando agrupaciones de variables, en nuestro caso "los rasgos", en categorías mayores implícitas en los datos. Así se agruparán las variables en entidades superiores en función de cómo se correlacionen entre ellas. Es decir, en nuestro caso, aquellos "rasgos" que se correlacionen de manera destacable entre sí estarán explicando, o dando información, de un mismo tipo de personalidad, y por tanto podrán ser agrupados en una entidad mayor a la que llamamos "estadísticamente factor" y que corresponderá en la teoría o un tipo de dimensión. Existirán tantos tipos o dimensiones como agrupaciones de rasgos consigamos.
La relación de esta teoría con la prueba MMPI es que se basan en los tipos de rasgos generales de los individuos para generar deducciones sobre la personalidad que se presenta en el individuo, ya que el MMPI es una prueba diseñada para sacar rasgos de personalidad aplicando esta teoría en sus reactivos como guías de los tipos de personalidades.

EL INVENTARIO MULTIFÁSICO DE PERSONALIDAD DE MINNESOTA (MMPI)

El objetivo de estudiar esta prueba, es determinar si es confiable la aplicación del MMPI II, en población Mexicana, basándonos en los estudios realizados por la UNAM que retoman los factores culturales, económicos y sociales. (Butcher, 2000)

El Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota (MMPI). Es una prueba psicológica de amplio espectro, diseñada para evaluar diferentes patrones de personalidad y trastornos emocionales asociados con ella. (Butcher, 2000)
El MMPI fue construido en el contexto del Hospital de la Universidad de Minnesota (EEUU), en grupos de pacientes psiquiátricos y no pacientes.
Fue publicado por primera vez en 1942. Proporcionaba al usuario datos sobre las llamadas Escalas Clínicas, (hipocondría, histeria de conversión, psicastenia, reacciones depresivas, desviación psicopática, introversión social, psicosis maníaco-depresiva fase maníaca, paranoia, esquizofrenia). Así como tres indicadores de la validez de las respuestas de un sujeto: la cantidad de preguntas no respondidas, una estimación de un estilo de respuestas “defensivo” (escala de Mentiras) y una medida de las respuestas extremadamente desviadas o azarosas (escala F). (Butcher, 1990)
El extendido uso de la prueba y los cambios sociales y culturales producidos en los 60´s y 70´s hicieron necesario plantearse la necesidad de una reestandarización del Inventario y una adecuación semántica de sus ítems. Esta tarea fue iniciada en 1983 por un equipo de trabajo integrado por los psicólogos James Butcher, W. Grant Dahlstrom, John Graham y Auke Tellegen y culminó con la publicación, en 1989, del nuevo Manual del MMPI-II, editado por la Universidad de Minnesota. (Graham, 1994)
Algunos de los principios básicos que tuvieron para iniciar la prueba fueron:
• La prueba debería tener aplicación práctica a los problemas con los que se enfrentan los médicos con pacientes que requieren evaluación de personalidad. (Nuñez, 1994)
• Las bases para todas las decisiones acerca del diagnostico y la gran variedad del padecimiento de un paciente serian su propia descripción y la de los informantes. (Nuñez, 1994)
• La prueba debería contribuir cuantitativamente más de lo que podía obtenerse en las entrevistas con los pacientes o los informantes. (Nuñez, 1994)
• La prueba debería ser eficiente en su aplicación, esto es que la información obtenida por ella debería costar menos en tiempo y adiestramiento profesional que, por ejemplo, la entrevista. (Nuñez, 1994)
• A partir de los principios precedentes, no se encontraba motivado en gran parte por la necesidad de objetividad en la aplicación y la interpretación. Considero la necesidad de un puntaje simple o inequívoco como prerrequisito. El atractivo que otros sistemas de respuesta podrían tener nunca rindió ni siquiera cercanamente la validez agregada necesaria para justificar la complejidad de las frases o de su puntaje. (Nuñez, 1994)
• Junto con la necesidad de desarrollar una prueba que fuera practica en las rutinas clínicas, estaba el interés por identificar variables que fueran comunes y significativas en la orientación y consultas psiquiátricas. (Nuñez, 1994)
• El atractivo principal de las pruebas proyectivas era que el paciente se denunciaba a sí mismo sin saberlo. Ya que muchos pacientes acudían por su propia voluntad y bajo estas circunstancias utilizo lo que los pacientes dijeran de sí mismos. La prueba podía ofrecer era una presentación objetiva y completa a través de patrones de forma verbal. (Nuñez, 1994)
• Al usar respuestas obvias para los pacientes, quería además quería tener una medida que dijera que tanto la persona se encuentra a la defensiva o acusándose así mismo. La posibilidad de que los sujetos puedan tratar de dar impresiones muy favorables sobre ellos mismos llego a incorporarse a la escala L (sinceridad) del MMPI. Invento la escala F (incoherencia) con el propósito de detectar personas que respondían a las frases en forma inconsistente o no tenían la educación necesaria para entenderlas. Las escalas L y F tenían gran validez, lo que hizo menos necesario establecerla por experimentación. Los problemas de desviación contrastante se incorporaron en la escala K, que en un extremo indica que el paciente es exageradamente cándido y en el otro, que es demasiado defensivo al hecho de dar una exacta descripción de sí mismo. (Nuñez, 1994)
ESCALAS DE VALIDEZ
El MMPI II cuenta con seis escalas de validez:
Sinceridad (L) evalúa si el sujeto responde más desde la llamada “deseabilidad social”, desde lo que realmente siente y piensa acerca de sí mismo. (Butcher, 1990)
Incoherencia (F) determina a las personas que pueden responder a los ítems de manera azarosa o con la intención de exagerar sus malestares psicológicos. Puntajes elevados son indicadores de confusión cognitiva. (Butcher, 1990)
La Escala Fb evalúa esos comportamientos, pero en relación a los últimos 180 ítems. Dentro de estas escalas, la nueva versión del Inventario, el MMPI-II, incorpora las denominadas escalas VRIN y TRIN. (Butcher, 1990)
La escala VRIN (respuestas de inconsistencias variables), permite determinar si la persona ha respondido a los ítems de forma poco consistente. La escala TRIN (inconsistencias en las respuestas verdaderas), pretende lograr una estimación de la posible tendencia de un sujeto a responder los ítems en un mismo sentido o dirección: casi todas las respuestas son verdaderas o casi todas son falsas. (Butcher, 1990)
La escala K (corrección), es sin dudas el más complejo de los indicadores de Validez. En términos generales podemos decir que es una medida o apreciación del grado de Defensividad del sujeto al responder, de su tendencia a no querer mostrar lo que realmente siente para protegerse de revelaciones personales consideradas potencialmente amenazantes. Medida o apreciación del grado de Defensividad del sujeto al responder. Puntuajes altos son indicador de una persona que está “muy a la defensiva”. (Butcher, 1990)
ESCALAS CLINICAS
El MMPI II cuenta con diez escalas clínicas o básicas:
De tipo neuróticas, (Hipocondría, Depresión, Histeria de Conversión, Psicastenia).
De tipo psicótico. (Paranoia, Manía, Esquizofrenia, Introversión social).
Relacionadas con la Identidad Sexual y tendencias a actuar Psicopáticamente. (Butcher, 1990)
ESCALAS DE CONTENIDO
Las escalas de contenido se alejan de la información centrada en la posible presencia de psicopatologías y permiten poder tener datos sobre áreas de problemas predominantes en una persona.
El MMPI II cuenta con quince escalas de contenido:
Ansiedad, ANX; Temores, FRS; Obsesividad, OBS; Depresiones, DEP; Preocupaciones por la salud, HEA; Ideaciones Bizarras, BIZ; Control de la ira, ANG; Cinismo, CYN; Conductas antisociales, ASP; Personalidad tipo A, TPA; Baja autoestima, LSE; Disconformidad social, SOD; Problemas Familiares, FAM; Deficiencias laborales, WRK; Indicadores negativos hacia el tratamiento, TRT. (Butcher, 1990)
ESCALAS SUPLEMENTARIAS
Las escalas suplementarias sirven de ayuda para la interpretación de las escalas clínicas o básicas y aumentar la cobertura de problemas y de trastornos clínicos.

El MMPI II cuenta con trece escalas suplementarias:
Ansiedad, A; Represión, R; Fuerza del Yo, Es; de Alcoholismo de McAndrew, MAC-R; Control excesivo de la hostilidad, O-H; Dominancia, Do; Responsabilidad, Re; Mal ajuste a actividades escolares, Mt; Roles según género, GM y GF; Trastornos post-traumáticos frente a situaciones de estrés, PK y PS; Timidez, Si1; Evitación social, Si2 y Alienación respecto a sí mismo y respecto a otros, Si3.
A los puntajes que salen de las escalas se les denomina “T”.
La escala Superlativa o escala S (Butcher y Han, 1995), fue diseñada para detectar individuos que se presentan a sí mismos de manera superlativa, potenciando exageradamente los aspectos positivos de sí mismos. (Butcher, 1990)
EL OBJETIVO DEL MMPI-II
Es una prueba de amplio espectro diseñada para evaluar un número importante de tipos de personalidad y de trastornos emocionales. Puede aplicarse fácilmente tanto en forma individual como colectiva. Requiere que los sujetos tengan un nivel de la lectura de 2° de secundaria, así como de su cooperación y dedicación hacia la tarea de contestar el inventario. Proporciona puntuaciones y perfiles objetivos derivados de normas nacionales representativas. (Berry, 1991)
EL DESARROLLO DEL MMPI ORIGINAL
Este inventario se utilizo por primera vez en un hospital de la Universidad de Minnesota, donde se aplico a grupos de pacientes y de no-pacientes. En 1940 publicaron su primer artículo sobre el inventario. En este articulo resumieron los pasos que habían seguido para redactar y editar los reactivos. (Porath, 1995)
Cada uno de los reactivos, fue redactado como una aseveración sobre alguna experiencia, creencia, actitud o preocupación personal de los pacientes pertenecientes a los grupos clínicos. (Berry, 1991)

Más de 1000 reactivos potenciales, de los cuales se eliminaron todos aquellos que eran muy semejantes o que estaban mal redactados, por lo cual finalmente obtuvieron 504 reactivos para su inventario. Como muchas de estas aseveraciones se referían a experiencias perturbadoras, preocupantes y hasta excéntricas o estrafalarias, se redactaron muchos reactivos en forma negativa, para minimizar la posibilidad de un patrón uniforme de respuestas “verdadero”. (Porath, 1995)
El contenido de los reactivos originales, incluía el rango de psiquiátricos, médicos y neurológicos. Después se agregaron nuevos estímulos, para incluir características de los roles de género y una actitud defensiva al presentarse al inventario. (Ferrante, 1993)
La primera escala del MMPI se desarrollo basándose en el contraste sistemático, entre las respuestas que dio un grupo, seleccionado cuidadosamente, de pacientes neuróticos que manifestaban o desorden hipocondriaco, con las respuestas que dio otro grupo de personas no-pacientes que visitaban el hospital. Los reactivos que fueron contestados de manera significativamente diferente por los dos grupos, se identificaron y combinaron para hacer una escala preliminar que midiera las hipocondrías. Posteriormente se reunió una muestra adicional de neuróticos hipocondriacos y se hizo una validación cruzada, con respecto a la escala preliminar, para demostrar que esta medida proporcionaba una base confiable para separar a los pacientes de los no-pacientes. (Ferrante, 1993)
LA NECESIDAD DE UNA REESTANDARIZACIÓN
Ha habido preocupación con respecto a algunos de los reactivos que se refieren a adaptación sexual, funciones corporales y religión. Aunque estos temas son de la relevancia obvia para las evaluaciones medicas y psiquiátricas para las cuales se desarrollo la prueba originalmente; en otros contextos, amenudeo, se consideraron innecesarios y poco convenientes, por qué hacían referencia a asuntos demasiado íntimos. El uso tan extenso de la prueba y los cambios culturales, hicieron necesario corregir la redacción. Mas importante, aun había evidencia creciente que las personas estaban interpretando los reactivos de manera sustancialmente diferente a su propósito original. (Mckinley, 1993)

LA REESTANDARIZACIÓN DEL INVENTARIO
Se agregaron 154 enunciados provisionales, quedando un total de 704 enunciados. Algunos de estos nuevos reactivos eran solo versiones revisadas de las existentes, los cuales se introdujeron para determinar si la redacción resultaba mejor. Sin embargo, la mayoría de los reactivos que se agregaron, se diseño para proporcionar atención adecuada a los temas y áreas de interés que no la habían recibido en el conjunto de reactivos original. La intención era que estos reactivos reemplazaran a aquellos que culturalmente estaban pasados de moda o que eran defectuosos psicométricamente y que sirvieran como fuente de medidas suplementarias en las áreas de relaciones familiares, desordenes alimentarios, abuso de algunas sustancias, disponibilidad para recibir tratamiento psicológico o rehabilitación, a demás de tendencias a manifestar dificultades laborales. (Mckinley, 1993)
Así mismo, se crearon cuestionarios específicos para reunir información biográfica y suplementaria acerca de la muestra de adultos cuyas respuestas se utilizarían para establecer las nuevas normas de las prueba. La información suplementaria incluye a un instrumento para registrar los cambios o sucesos recientes, significativos en las vidas de los sujetos (adaptado de la forma de Holmes y Rahe, 1967); con respecto a algunos sujetos que aceptaron ser examinados en conjunto con sus esposos (as) o con las parejas con quienes vivían se utilizo además una escala para medir como percibían a estos esposos o compañeros (adaptado a la escala de adaptación Diadica de Spanier (Spanier 1976))
Se estableció comunicación con sujetos entre 18 y 90 años de edad a través de varios métodos, aunque la mayor parte fue por medio de directorios o listas de publicidad. En Chapel-Hill, Carolina del Norte, se solicitaron sujetos por medio de anuncios y llamados especiales; también se establecieron seguimientos de los sujetos que aparecían en listas de aéreas estratificadas de captación. La muestra se tomo de algunas comunidades de siete estados: California, Minnesota, Carolina del Norte, Ohio, Pennsylvania, Virginia y Washington. Además, se agregaron, en forma proporcional a la muestra, los resultados de la prueba aplicada a sujetos de una reservación india federal y a personas de varias bases militares, que no hubieran podido ser reclutados de otra manera. Como se menciona anteriormente, se hizo un esfuerzo especial para reclutar parejas casadas o que habían vivido juntas por lo menos un año. Esto se hizo para obtener diversos rasgos de personalidad y comportamiento de los sujetos de la muestra desde el punto de vista de las personas que seguramente conocían bien a dichos sujetos. (Mckinley, 1993)
La prueba se aplico inicialmente a más de 2900 sujetos. Al examinar los registros de la prueba, la información acerca de los antecedentes de los sujetos, así como se habían finalizado el inventario y la validez del protocolo se redujo el número total de sujetos de la muestra normativa a 1138 varones y 1462 mujeres, ósea un total de 2600. La razón más frecuente para excluir a un sujeto de la muestra fue un protocolo que no cumplía con los criterios de validez del MMPI. Otros expedientes se desecharon por omitir datos biográficos o la forma de sucesos recientes de vida, de datos de identificación como la fecha de nacimiento o el sexo del sujeto. (Casullo, 1996)
PREPARACIÓN DE LAS NORMAS NACIONALES ESTADUNIDENSES
El primer paso para llevar a cabo este proceso fue desarrollar las conversiones a puntuación T para las escalas básicas del MMPI tomando en consideración los reactivos que habían sufrido cambio de redacción. Algunos reactivos se incluyeron de las escalas básicas pro razones que se relacionaban con el contenido de los mismos. Estas omisiones redujeron los rangos posibles de la puntuación cruda en cinco de las escalas básicas (escalas F, 1, 2, 5, 0). Además, en todas las escalas algunos reactivos sufrieron cambio de redacción que iba desde el cambio de 1 a 2 palabras hasta una modificación sustancial. (Casullo, 1996)
El impacto potencial de estos cambios se evaluó examinando variaciones en la respuesta a los reactivos calculando las correlaciones en las escalas de los reactivos (ya corregidos en cuanto al lugar correspondiente a cada reactivo) con respecto a las escalas en cuestión y por un estudio especial de test-retest (BenPorath y Butcher, 1988) que comparo las respuestas de los sujetos a los reactivos del MMPI original con las respuestas a los reactivos cuya reacción había sido modificada, en el que se encontró que la mayor parte de las constataciones que produjo un segundo grupo a quienes se les aplico el MMPI original dos veces. Para los reactivos cuyo patrón de respuestas si cambio significativamente no se encontraron diferencias al comprar su contribución a las escalas clínicas y suplementarias con la contribución de los reactivos a dichas escalas en su forma original. Todos estos resultados indican que la nueva redacción de los reactivos no altero sus propiedades psicométricas. (Butcher, 2000)
Posteriormente, las distribuciones de las puntuaciones curdas se derivaron por separado para varones y mujeres en las tres escalas clínicas y de validez. El examen de estas distribuciones revelo que la asimetría positiva, que caracterizaba la distribución normativa de la mayor parte de las escalas del MMPI de 1940, se presento también en la distribución de las escalas del grupo normativo contemporáneo, tanto en varones como en mujeres. (Casullo, 1996)
ESTUDIOS DE NORMATIVIZACION CONFIABILIDAD DEL MMPI-II EN MÉXICO.
En México se aplico a una muestra de 1920 estudiantes de la UNAM. Se selecciono una muestra representativa de la población universitaria, de las diversas carreras que ofrece la UNAM. La muestra se obtuvo al azar para la cual resultaron sorteadas las facultades de artes plásticas, contaduría y administración, y ciencias como representación de dicha población. Originalmente se seleccionaron 2246 estudiantes, equivalentes al 10% de la población universitaria. Se excluyeron algunos sujetos por diversas razones, como el que su edad no cayera en el rango de entre 17 y 36 años, en que los datos de identificación del protocolo fueran incompletos o el no cumplir con los criterios de validez del protocolo, quedando finalmente constituida por 1920 sujetos; 813 de sexo masculino y 1107 del femenino. (Nuñez, 1994)
Se encontraron diferencias significativas estadísticamente entre la población mexicana y la estadounidense, pero menores, a las que se encontraban en el MMPI original. La mayor parte de estas diferencias son pequeñas y poco relevantes, pues en ninguna de las escalas clínicas la localidad mexicana llega a presentar medias que caigan arriba de T 55 (puntajes que salen de las escalas), ni mucho menos dentro de niveles psicopatológicos como sucedía con la primera versión del instrumento. Esto, tanto en lo que se refiere a las escalas básicas, como a las de contenido y a las suplementarias. Por lo que respecta las escalas básicas en los varones, las mayores diferencias se encontraron en las escalas L (mentira) y 8 (esquizofrenia). En las mujeres las diferencias más amplias se encontraron también en la escala L y en 5 (masculinidad-femineidad). (Noukki, 1995)
En las escalas de contenido, las mayores diferencias se encuentran en los hombres, en la escala de medios, en donde los mexicanos puntúan más alto y, en las mujeres en la escala de obsesividad, en donde las mexicanas puntúan más bajo, así como en las de miedos y personalidad tipo A, en las que las mexicanas puntúan más alto.
Los coeficientes de confiabilidad alfa resultaron bastante altos en la población mexicana estudiando tanto en lo que se refiere a las escalas básicas (.66), como las de contenido (.67) y las suplementarias (.73). Con diferencias obtenidas con las escalas básicas (.03), las de contenido (.01) y las suplementarias (.04) en comparación con EU. son diferencias muy pequeñas y poco significativas. (Nuñez, 1994)
Finalmente es importante enfatizar que el MMPI-II aparece más apropiado que el MMPI original para evaluar población mexicana. En los diversos estudios realizados hasta el momento, el instrumento a mostrado altos índices de confiabilidad además de validez interna y externa sin embargo es necesario aplicar el inventario a muestras representativas de diversa regiones y sectores del país para estandarizar el instrumento a nivel nacional. (Nuñez, 1994)

CONCLUSIÓN
La prueba MMPI-II es una de las pruebas más usadas en la actualidad y con mayor validez en México (.85), debido a que es una de las pruebas más completas en reactivos, con escalas de validez, clínicas, suplementarias, etc.
Retomando un poco los hechos que dan pauta a la confianza de la prueba, se determina que es una prueba con una alta puntuación en confiabilidad, debido a que los estudios realizados por la UNAM retomaron los factores culturales, económicos y sociales; se tomaron 2246 estudiantes, equivalentes al 10% de la población universitaria.
Este porcentaje es, a nivel investigación y estadístico, representativo para una estandarización en México, dando pie a que la aplicación de estandarización en México tuviera validez externa; por otro lado el respaldo que tiene la prueba por si sola, es suficiente para mencionar que la prueba es valida internamente, debido a que tiene escalas de validez que permiten que factores internos de la persona no afecten a los reactivos a medir, como la mentira, correlación, respuestas vacías, etc.
Por otro lado la prueba se sustenta en un marco teórico sólido para su función, se basa en la teoría de rasgos, teoría que marca que la personalidad se estudia en términos de la interacción de rasgos más o menos independientes, de actitudes o valores; basándose en esto, y en los tipos de rasgos que utiliza la teoría, se muestra como la prueba retoma esta teoría para su construcción; tomando así un sustento teórico comprobado en su época.
El MMPI-II es una prueba que con sus escalas de validez, sustento teórico, correcta metodología de estandarización no se ve afectada por ningún factor externo o interno en su validez, por lo tanto es una prueba sumamente confiable para su aplicación en México.

BIBLIOGRAFÍAS:
Graham, J. R. (1994). Kent Psicología Forense Foro sobre Aplicaciones del MMPI-2. MMPI-2 Noticias y Perfiles.
Porath, Ben. (1995). Uso forense de la MMPI-2. MMPI Talleres y Simposios. Minneapolis. Minnesota.
Berry, D. T. (1991). Detección de simulación en el MMPI-2: Un meta-análisis. Examen de Psicología Clínica.
Butcher, J. N. (1990). Desarrollo y uso de la MMPI-2 Contenido Escalas. Universidad de Minnesota Press, Minneapolis.
Ferrante, Victoria. (1993). Perfil psicopatológico de una población carcelaria. Aportes del MMPI-2. Prensa médica argentina.
Casullo, María M. (1996). Inventario MMPI-2 en pacientes psiquiátricos carcelarios. I. Escalas de contenido. Prensa médica argentina.
McKinley, J. C. (1993). MMPI-2. Manual para Investigación. Universidad de Salamanca, España.
Noukki, A. L.; (1995). Perfil de validez de la MMPI-2 en la configuración de forenses. MMPI-2 Noticias y Perfiles.
Nuñez, R., (1994). Aplicacion del MMPI a la Psicopatologia. Ed. Manual Moderno. México.
Butcher, James N. (2000). MMPI-2, Guía para principiantes. Manual Moderno.

Eysenck, Hans (1982). Enigmas de la Psicología. Morata.

Schultz, Sydney (2002). Teorías de la personalidad. Thomson.

Prat, Remei (2005). Psicometría. UOC.

Imagen de RENE VARELA

Hola soy Master en

Hola soy Master en Psicologia Clinica, ejerciendo en El Salvador, en mi clinica Privada, incrito JVPP 750, necesito me regalen la parrilla del perfil del MMPI Adolescentes, quedare altamente agradecido.
RENE VARELA GOLCHERZT

Imagen de RENE VARELA GOLCHERZT

Necesito las parrillas donde

Necesito las parrillas donde aparecen los puntajes brutos y convertidos a puntuacion T del MMPI Adolescente,Por favor me las podrian regalar enviandomelas a mi e.mail: golcherzt@yahoo.com

Imagen de antrax

donde puedo encontrar el

donde puedo encontrar el programa para el MMPI, es pero su rrespuestas gracias..!!

Imagen de horacio antonio leiton cortez

ME GUSTARIA SABER COMO ME

ME GUSTARIA SABER COMO ME PUEDN COLABORAR CON EL TEST WARTEGG EN SUS 16 CAMPOS
HORACIO

Imagen de horacio antonio leiton cortez

ME GUSTARIA SABER COMO ME

ME GUSTARIA SABER COMO ME PUEDN COLABORAR CON EL TEST WARTEGG EN SUS 16 CAMPOS
HORACIO

Imagen de Viqui

Hola soy psicólogo clínico

Hola soy psicólogo clínico y tengo el manual y la prueba del MMPI adolescente, pero no tengo la parrilla de corrección, pareciera que se puede utilizar la misma de corrección del MMPI 2?? quien tenga el programa computarizado o plantilla de corrección para el MMPI adolescente le agradecería su apoyo en enviarmela al correo: censimed@gmail.com . Muchas gracias!!

Imagen de Viqui

-yo tambien Necesito las

-yo tambien Necesito las parrillas donde aparecen los puntajes brutos y convertidos a puntuacion T del MMPI Adolescente. Muchas gracias

Imagen de sdominguezlara

TENGO EL PROGRAMA PARA EL

TENGO EL PROGRAMA PARA EL MMPI-A. VER LINK: http://www.youtube.com/watch?v=ycs05MrGkqg

COMUNICARSE A: sdominguezlara@gmail.com

GRACIAS

Imagen de azalea

Hoolaaa!! estoy estudiando

Hoolaaa!! estoy estudiando maestria en Orientacion y Consejeria, en una universidad aca en Florida, debo realizar una investigacion sobre el modelo de rasgos y factores de Williamson, precisamente relacionado al MPPI, y la escuela de Minnesota, si me pueden colaborar con bibliografia, estaria muy agradecida........

Imagen de Ada Carolina

Necesito pasos para aplicar

Necesito pasos para aplicar prueba de MMPI. Como hago para imprimir la hoja de respuesta y las escalas. Soy estudiante de psicologìa
Gracias.

Imagen de theresa

hola mi nonmbre es theresa

hola mi nonmbre es theresa quiero saber cuales son las metas generales de la evaluacion clinica

Imagen de me pueden porfa

quisiera saber cuales son

quisiera saber cuales son los derichos de una persona que responde a una pruba psicologica

Imagen de Lore

Hola esta prueba la he

Hola esta prueba la he realizado dos veces para ingrasar
A la pgjdf y no la logro pasar. Le agradecería a alguien
Que me pasara la prueba y las parrillas muchas
Gracias ya que me interesan para poder
Ingresar a la pgjdf .

Imagen de karla alexandra

Necesito evaluarme en el

Necesito evaluarme en el examen MMPI 2* para lo cual necesito la hoja de respuesta para obtener un buen examen y quedar aun con mi fuente laboral, gracias por su ayuda

Imagen de dfasdf

fasdf

fasdf

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
If you have a Gravatar account, used to display your avatar.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <img> <h2> <h3>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato